Hong Kong, fuente de inspiración

Marcha-los5_CYMIMA20141002_0007_13Vi las imágenes de la marcha de los estudiantes cubanos a favor de “los cinco” y en contra del “terrorismo” y la “subversión”. Telesur también se hizo eco de la noticia. Desconozco si otra televisora en el mundo abordaría el tema. De lo que sí estoy seguro es de que los participantes creyeron que estaban dando una muestra indiscutible de fortaleza, de principios y, posiblemente, de valor.

¿Qué sacó el pueblo de semejante audacia? Nada. Bueno si, muchos gastos.

En contraste con esta noticia, veo lo que está pasando en Hong Kong. Una de las ciudades más dinámicas económicamente, donde miles de estudiantes han logrado movilizar el apoyo de grandes sectores populares para exigir la elección de sus gobernantes locales al sufragio universal. El Gobierno central, en Pekín, se opone.

Comparemos estas dos situaciones, que se desarrollan ambas en territorios comunistas.

Unos toman las calles para pedir más democracia y el respeto a la capacidad ciudadana de elegir a sus representantes, enfrentándose a las fuerzas gubernamentales que pretenden impedírselo. Otros, los de aquí, acuden cómodamente en guaguas, con merienda incluida, pulóver y cuanto aseguramiento el Gobierno cubano les proporcione. Todo para hacer gala de una guapería orientada y dirigida por una agenda que nada tiene que ver con las demandas estudiantiles o sociales del país.

Los estudiantes en Hong Kong se las arreglan usando aplicaciones que burlan la censura del Estado para comunicarse entre ellos cuando los privan de Internet. Los estudiantes cubanos usan potentes megáfonos para gritar ¡vivas! a los que no les permiten tener acceso a Internet.

El desinterés de las universidades cubanas por el estado de la nación no para de sorprenderme

El desinterés de las universidades cubanas por el estado de la nación no para de sorprenderme. Si no son los jóvenes, con mayor salud y energía, los que defienden a nuestros ancianos, a nuestros pobres, a nuestros obreros y a nosotros mismos, ¿quién lo va a hacer? ¿El Estado? ¿La burocracia? ¿Los causantes de los problemas?

¿Qué valor tiene una marcha que olvida que vivimos en un país sin la más mínima libertad de prensa? Donde los trabajadores no pueden ni comer adecuadamente con el salario que reciben. Y donde la capital se está derrumbando. ¿Qué respeto puede inspirar un movimiento juvenil y universitario que no es capaz de defenderse a sí mismo para reconquistar su autonomía y su libertad?

Está claro que estas marchas no se hacen a iniciativa de los estudiantes. Debemos incluso reconocer que muchos de los que leerán este artículo, y el propio autor, asistimos alguna vez a marchas parecidas. Por romper el aburrimiento de la rutina de las clases. Por nadar sobre la ola que todos dicen que es correcta. O simplemente por salir gratis a conocer un poco más de La Habana. Cuando crecimos un poco y salimos de la burbuja ideológica en la que han convertido a nuestros campus universitarios, la realidad nos golpea con mucha fuerza en plena cara. Nos damos cuenta de la extrema manipulación a la que fuimos sometidos para defender los intereses de una minoría acomodada en el poder por nosotros mismos. Y nos duele.

la extrema manipulación a la que fuimos sometidos para defender los intereses de una minoría acomodada en el poder

Puesto que nadie escarmienta por cabeza ajena, habrá que esperar a que tantos campeones olímpicos del entusiasmo se gradúen y tengan que sostener por ellos mismos un hogar en condición de ciudadanos y de trabajadores.

Para entonces será demasiado tarde. Ya nadie les pondrá guaguas ni merienda para que vayan a las plazas a expresar su inconformidad. De hecho, si lo hacen por su cuenta, descubrirán una mínima parte del sistema que no conocían, lo que aumentará sus frustraciones pero les aclarará mucho la mente.

Algunos decidirán irse de Cuba y cambiarán sin problemas el megáfono de gritar ¡viva! por el timón del carro cómodo que el enemigo ideológico les dejará comprar a cambio de su trabajo. Otros se conformarán con vivir de lo que puedan y andarán por ahí … a ver qué pasa. También existirán siempre los dispuestos a ocupar cargos, desde donde tendrán que convencer a la nueva masa de jóvenes y estudiantes para que marchen en contra del “enemigo histórico”. Será su contribución a la castración mental de las masas, paso imprescindible hacia la construcción del hombre nuevo. Estos son los peores.

Así y todo tengo la convicción de que este ciclo de indefensión popular y de engaño no puede ser eterno. Siento que cada vez somos más los que en cada rincón de este país, incluyendo las universidades, sentimos la responsabilidad de contribuir al cambio profundo y vital que necesitamos. Solo nos falta ponernos de acuerdo como lo están haciendo los manifestantes de Hong Kong con una madurez encomiable.

Comentarios con Facebook

comments

,
6 comments on “Hong Kong, fuente de inspiración
  1. Aquí básicamente lo que sucede es que hay desconocimiento de la historia, y perdonen que lo diga así. Fidel Castro siempre fue un fanático de la historia, pero no de forma pasiva sino para saber que hacer y como aprovecharlo, de donde creen que saco “su historico alegato”, este no fue mas que acto desesperado por salvar su pellejo tomando la autodefensa que hizo Hitler como referencia y que creen…. le funcionó…… de ahi en adelante se dio cuenta que habia que seguir las “enseñanzas” de todos sobre todo de los peores. No recuerdan su expresión de encender el motor chiquito para que activar el grande para eso atacó al Moncada. NO ESPEREN que la gente se va a levantar así nada mas, los que hicieron la revoluciona fueron unos pocos y después de les unieron los demás. Aquí no se puede estar pinchando escondiendo la mano y esperar a ver que pasa. Si quieres cambio tienes que presionar y presionar que hay riesgo por supuesto y mas en este sistema que no tiene limites, pero sin agallas no hay gloria.

  2. Hola a todos
    Ileana en tu respuesta a mi comentario dices; “Precisamente eso es lo que ha mantenido a los Castro en el poder”. Con este comentario lo único que has dicho es que tengo razón, es decir; si los castro llevan 50 años y esto sigue igual sera porque la MAYORÍA sigue sin hacer nada. Por otra parte he entendido lo que quieres decir: Haces un llamamiento a la Mayoria a que haga algo y eso es lo que se necesita hacer, pero hay que entender la realidad que yo comente…. a los cubanos nos tienen comprao…. nos lo dan Casi todo… y hay agradecimiento…hay permisividad…hay vista gorda….hay el no me quiero meter en lios… y la cultura cubana ahora GENERALIZADA es: la LUCHA… pero la lucha por vivir mejor(o sobrevivir mejor)…to lo demás que implique dejar de vivir mejor esta descartado; ir preso por disidente, por ejemplo.
    Con esto no quiero decir que hayan “algunos” que se lancen a la política y formen nuevos partidos o movimientos, etc etc. Pero, cuéntalos todos … incluso a sus miembros… me atrevería a decir que son menos del 10% de la población en cuba y con esos números no se puede hacer mucho. Ya en algunos de mis comentarios en otros sitios dije que falta unión de la otra política cubana…otra contraria a la voz del gobierno… pero son tantos y tan dispersos que les es muy fácil(al estado) callarles o atenuar su impacto.

    • Cubaniche creo que no has sabido entender lo que dije, quise decir que por pensar como tú y no hacer nada pensando que eso no tiene solución es por lo que ellos están ahí, pero bueno yo soy mas optimista que tú, yo no pierdo la esperanzas en que los cubanos de adentro están despertando de esa pesadilla y están perdiendo el miedo, de ahí el crecimiento de la oposición en Cuba..

  3. creo que si sabemos que pasa con los estudiantes en las universidades, hay miedo… hay miedo no a la muerte sino a la vida en miseria y de menos horizonte… hay muchos casos en los que sabemos como terminan… en la expulsión del centro y por ende caer en un circulo vicioso mas aterrador que tener una carrera universitaria y luchar la salida del pais o esperar a la venida de las vacas gorda. Señores cada vez me doy mas cuenta que no solo lo barato sale caro, lo regalao también… hay cientos de gente que por una comida gratis y un poco de miscelaneas se meten en la religión y otros que por una carrera universitaria, un medico, unas carreteras, etc etc hacen la vista gorda…y comulgan con el sistema. Creo que la cosa esta mal en cualquier sitio, pero cuando tu pagando tienes lo que quieres puedes apartar tus estudios por unas mejoras y unos derechos que te mereces, sin embargo el hacerlo en cuba en esas condiciones es; 1ro perder el tiempo(casi todos los cubanos saben que no se va a cambiar nada) y 2do perder una carrera universitaria(en cualquier caso mejor que no tenerla). La gratuidad en cuba se ha vuelto un arma de doble filo, no para el estado y gobierno, sino para toda la población que teme las represalias. Y como dice el dicho no escupas la mano que te da de comer. Por eso la subvención extranjera o la economia interna deberia romper ese circulo que ata como cadenas a la poblacion y el gobierno.
    Es una pena pero nos llevan ventaja, mucha.

    • cubaniche discrepo contigo en esto “1ro perder el tiempo(casi todos los cubanos saben que no se va a cambiar nada) ” precisamente eso es lo que ha mantenido a los Castro en el poder por pensar que no se va a cambiar nada y si que se cambia de la única forma que no se cambia es seguir sin hacer nada.

Comments are closed.

IP Blocking Protection is enabled by IP Address Blocker from LionScripts.com.