Todo está sellado

Todo está sellado.

Los fines de año representan en todo el mundo un desafío para muchas empresas y negocios, especialmente para los de transporte. Nadie quiere perderse la oportunidad de aumentar considerablemente las utilidades a partir de un ascenso descomunal de la demanda. Con este propósito se trazan estrategias y se hacen los ajustes correspondientes desde mucho antes. Cierto es, también, que los precios de los boletos suelen aumentar. Lo extraño sería que usted, teniendo los recursos para viajar, no encuentre ninguna oportunidad de llegar a su destino por tierra, mar o aire.

Excepto si vive en Cuba. Una isla cuyo territorio y población total son comparables e incluso superados por algunas grandes ciudades del orbe.

Acá, desde los primeros días de diciembre ya puedes escuchar en cualquier oficina que expende pasajes la famosa frase: “No mijo, no, para esas fechas todo está sellado”. Luego, el cubano, ya acostumbrado a que todo se puede resolver con 10 CUC por encima, insinúa: “¿Está usted segura de que no podemos hacer algo…?” Y la empleada responde: “Yo quiero ayudarte, pero de verdad que no hay nada…” y pone cara de tristeza mirando el poco saldo que queda en su celular…, pues siente que ella es una víctima también de la falta de capacidades… al no poder “ayudar” a mucha gente.

También es frecuente encontrar quien se ríe y dice irónicamente: “¿Pero a quien se le ocurre ya empezando diciembre venir a buscar pasajes? Eso se hace con tres meses de antelación por lo menos.”

La cuestión está en que si no encuentras la posibilidad en avión, tren o guagua, entonces tienes que “morder con el primer anillo”. Esto significa moverte hacia las afueras de La Habana para montar en un camión americano gigante de más de 50 años, una mecánica adaptada para estos trajines, un chofer no profesional y cero garantías para la seguridad de los pasajeros.

Lluvias, frío, hambre (…) son algunas de las bondades de este tipo de viajes

Aun así, el precio para abordar estas moles de hierro pasa de los 200 pesos. Miles de personas de todas las edades, incluyendo niños en brazos, viajan hasta y desde el oriente del país sentados en unos bancos largos de hierro, aferrándose con la puntica de los dedos y despedidos del lugar cada vez que el carro frena o hace una maniobra brusca para adelantar o esquivar un impacto con los vehículos que vienen de frente en los cientos de kilómetros donde no hay autopista.

Lluvias, frío, hambre, oscuridad, deseos de hacer necesidades fisiológicas que, cuando más, puedes evacuar en la yerba, son algunas de las bondades de este tipo de viajes que pueden durar, dependiendo de la provincia de destino, entre 12 y 20 horas si no hay roturas…

Estas personas son las que luego usted ve por el noticiero lesionadas o fallecidas en los accidentes que a diario tienen lugar durante esos trayectos. Obviamente, los reportajes no escarban en la raíz del problema sino que transfieren toda la responsabilidad a los choferes de estos aparatos.

Una reflexión seria sobre este tema -o cualquier otro en la vida diaria de los cubanos- nos lleva inevitablemente a la conclusión de que sin un nuevo sistema político, jamás saldremos de este subdesarrollo, peligrosamente enmascarado por nosotros mismos.

Ruego una vez más para que este fin de año el atraso, la ignorancia y principalmente la irresponsabilidad del Estado no acaben con la vida de tantos cubanos en las carreteras. Pero las estadísticas suelen oponerse a mis deseos.

Comentarios con Facebook

comments

,
3 comments on “Todo está sellado
  1. Juan, si tú no eres cubano, que haces metido en los asuntos de Cuba, están tan bien las cosas en tú país cómo para dedicarte a los asuntos de otros? Y el tema del bloqueo no lo has vivido, por eso no lo sientes, no es un problema de Cuba, sino de quien lo impone y de a quienes no le importa como vive un pueblo por ello, tú debes ser de esos.

  2. Es cierto que la descripción del transporte para fines de año en Cuba es así como se dice, pero donde el comentarista, que no dice quien es, pero podemos imaginar el circo en que actúa, vuelve a meter la delicada es en culpar al sistema político. Chico tú no viste ayer a Obama como reconoce que el bloqueo contra Cuba lo único que ha hecho es incrementar el sufrimiento y carencias del pueblo cubano.
    Ya es hora de que empieces a cambiar tu discursito, más ahora que se van a establecer relaciones diplomáticas Cuba- EE.UU y se normalizaran las relaciones entre estos dos países, o me imagino que estés como los republicanos Bob Menéndez, marco Rubio e Ileana, entre otros, debes sentirte traicionado, pero no es traición es razón, yo creo que con lo dicho por Obama y Raúl tú momento y los de Son los menos (parece el nombre de una orquesta musical, algo así como la Charanga del Son Menos) se fue a pique, tu quedarás disponible, ya tu Jefe de la USAID renunció, así que no esperes mucho, no pierdas el tiempo y hazlo ya, pues aborreces con esas críticas y esos comentarios que a veces nadie sigue, porque además los cubanos conocen esa problemática Estas como buscando apoyo, chico esos problemas lo saben todos los cubanos, pero también saben que la culpa no es el sistema político, sino de los que pretenden hacer cambiar el sistema político mediante bloqueos y trabas económicas, que por suerte parece van en camino a desaparecer..

    • pero chico, yo no soy cubano, pero tu no te das cuenta que lo del bloqueo lo utilizan Vds. para confundir al pueblo llano.

Comments are closed.

IP Blocking Protection is enabled by IP Address Blocker from LionScripts.com.