No

11225929_965432436809777_1519402987_n

Por ND.

Es mi opinión que “NO” es la palabra más difícil de pronunciar en una dictadura. Si comparas palabras como “libertad” o “ciudadano” o “justicia”, no son tan delicadas, porque los dictadores las hacen encajar a la perfección en sus discursos. En cambio, decir “NO” cuando todos los demás dicen “SÍ”, mantener tu fe en el cambio mientras ves a la gran mayoría que pasa en sentido contrario, es heróico.

Te invitamos a ver la película chilena “NO”, drama político sobre la campaña de comunicación que precedió a la votación que sacó a Pinochet del poder. Los chilenos dijeron la palabra en el histórico plebiscito de 1988, pero no fue sencillo de hacer, incluso con toda la moral y la razón de su lado.

Las contradicciones dentro del movimiento pro-democrático eran complejas y sus planes para inspirar confianza en el cambio, en el“NO”, eran ciertamente ingenuos. Parecía que era suficiente con sólo denunciar los crímenes de la dictadura para conseguir el objetivo político, sin embargo, se enfrentan ante la posibilidad de que estuvieran cometiendo una grave omisión…

No importa cuánto pueda reflejar con exactitud una historia real llena de matices, esta película nos alerta sobre la necesidad de mantener mente abierta, creatividad, profesionalidad y mucha pasión al momento de realizar una campaña contra un poder que se presenta como absoluto. De igual forma, nos muestra cuán poderoso es el lenguaje positivo, amigable, cargado de fe y empatía…

En definitiva, nos confirma cuán aburridas son por esencia las dictaduras…

Comentarios con Facebook

comments

,
IP Blocking Protection is enabled by IP Address Blocker from LionScripts.com.