Nos oponemos, también por ti

Nos oponemos tambien por ti

Por Javier Martínez

Hace algunos días vengo recibiendo mensajes de varios colegas cubanos que aún viven en la Isla, y digo aún, porque ya tengo más amigos fuera de Cuba que dentro, pero esto sería otro tema. Algunos me preguntan, otros me alientan, pero la inmensa mayoría me cuestiona: ¿Asere de verdad estás metido en la disidencia? ¿Te convertiste en opositor? ¿Te volviste loco o qué? Y otras por el estilo.

Trato de conversar con los muchachos y explicarles, mostrarles, hacerles saber mi pertenencia a un movimiento político que sí, está en contra del actual sistema imperante en Cuba, pero les demuestro que nos oponemos a lo mismo que ellos, con una diferencia simple, nosotros creemos que lo mejor es institucionalizarnos, convertirnos en un partido,  para representar a los cubanos, dentro y fuera de la Isla.

Porque opositores ya somos la mayoría de los cubanos, ¿o no?

Según las definiciones expresadas por el Diccionario de la Real Academia Española, opositor es aquella persona que se opone a otra en cualquier materia, suficiente para demostrar que los cubanos somos, todos, opositores por naturaleza. Pero sabemos que en política la connotación es diferente, sobre todo cuando el sistema nos ha etiquetado desde el inicio de la Revolución.

Para el gobierno cubano el opositor es el “gusano”, “el traidor a la Patria”, “el asalariado del imperialismo”, y no sé cuántas definiciones más, muchas de ellas una verdadera locura. Y por supuesto, han ido acomodando los elementos y los patrones para incluir a las personas según su conveniencia, y el momento histórico.

Opositores han sido todos aquellos que al triunfo de la Revolución no estuvieron de acuerdo con el alineamiento al “socialismo real”, pero también los homosexuales, decenas de escritores, artistas, deportistas, emigrantes económicos, creyentes, intelectuales, inclusive militares y hombres del propio andamiaje revolucionario.

Opositores han sido todos aquellos que en cierto momento no han estado de acuerdo con la conducta del “ordeno y mando”, ejercida durante más de 55 años por los gobernantes, por los dos hombres que han dirigido el país durante más de cinco décadas. Solamente saber que dos hombres han gobernado un país durante la mitad de un siglo, sería suficiente para oponerse.

Entonces mis amigos tienen razón, me he convertido en un opositor, pero yo les he mostrado a ellos que también lo son, la mayoría de los cubanos, más allá de nuestras diferencias somos opositores, y en la mayoría de las situaciones, opositores al gobierno.

Yo me opongo a los míseros salarios que ganan los trabajadores, me opongo al estado de las vías terrestres, al estado de las viviendas, a la falta de medios periodísticos que muestren la otra cara de la sociedad, me opongo a la escasez de alimentos, transporte, servicios públicos, me opongo al deterioro de la educación y del servicio a los hospitales, me opongo la guerra de todo el pueblo y a una policía política, me opongo a la corrupción de nuestros gobernantes, y al nivel de lujo de sus familias, me opongo a todo esto, y a muchos problemas más.

Si leyeron hasta aquí, estarán asintiendo, y posiblemente ya hayan añadido otras oposiciones a mi lista, porque cada uno de nosotros es un hombre o una mujer diferente, con nuestros problemas, miedos y alegrías personales, pero con un denominador común, la Patria, Cuba nuestra.

Nadie nos brindará un mejor país, tendremos que construirlo nosotros. Puedes hacerlo desde el silencio, oponerte solo en tus sueños, en la mesa de los domingos cuando estás con los confiables, o con aquellos que crees confiables, puedes oponerte mientras juegas al dominó o cuando estás en la cola del mercado, de hecho, aunque no lo percibes, estás en una oposición permanente, como yo, como nosotros.

Te pido entonces, que comprendas y te unas a los que como tú se oponen, pero van más allá y son capaces de actuar, por ellos, por nosotros y por ti. Cada día Somos +.

The following two tabs change content below.
Javier Martinez

Javier Martinez

Remedios, Villa Clara, 1987. Licenciado en Periodismo. Escribo desde el exilio, Miami, con la convicción profunda de una Cuba libre y necesaria. Por mis padres, por mi generación y por una Patria libre de tiranos donde mis hijos puedan crecer en completa libertad. Creo en los valores de Somos + y en las ideas que promulgamos. Cuba nos necesita a todos.
Javier Martinez

Últimos posts de Javier Martinez (ver todos)

Comentarios con Facebook

comments

One comment on “Nos oponemos, también por ti
  1. Hay que “desterrar” de la mente del cubano el concepto implantado por el regimen de que todo aquel que no concuerde 100% con el regimen y acate sin discutir sus decisiones, es un asesino, asalariado y traidor, (parafraseando lo que bien refleja el articulo).
    Pues es así como muchos cubanos interpretan el concepto de opositor o disidente. Lo digo por experiencia propia (por suerte, pasada), familiares, vecinos,amigos. Tristemente la mayoría ha acatado este concepto ya que la tiranía no ha dejado espacio al criterio de que alguien pueda disentir del regimen totalitario impuesto y a la misma vez no ser un asalariado, traidor , gusano,asesino. Realmente creo que esta en las nuevas generaciones librar esta batalla “ideológica” y educar a nuestro pueblo en conceptos como el de democracia, que han sido tergiversados y manipulados por el regimen. Unámonos por una Cuba libre y democrática.

Comments are closed.

IP Blocking Protection is enabled by IP Address Blocker from LionScripts.com.