Proa a La Libertad

proa libertad

Por Rolby Milian

Es  un buen momento; y un buen día para una reflexión:

¿Por qué debería formar parte activa en la solución a los problemas de mi país?

¿Puedo realmente asumir ese rol?

¿Cómo hacer para poner mi grano de arena?

Yo pienso, aun después de estar viviendo  fuera de Cuba desde hace algún tiempo: nos han privado de nuestras libertades más elementales, tenemos que hablar en voz baja muchas veces, o callar nuestras opiniones ante trivialidades solo por no estar de acuerdo. Tenemos que sudar día tras día por un trozo de carne o, como es mi caso, vivir alejado del barrio, del dominó, de nuestro idioma, del abrazo de mamá. Tenemos (los que lo tienen) un salario con el que ni siquiera se puede comprar un par de zapatos decentes, o sí, si te has marchado, pero estando constantemente pendientes de asegurarnos de que los nuestros, allá en Cuba, no carezcan de lo básico. Nos han quitado la posibilidad de desarrollarnos y realizarnos como personas.

Nos han quitado la dignidad, sí, aunque cueste aceptarlo. Nos han hecho bajar la cabeza, nos han mentido sobre todo lo relacionado con el mundo exterior, hemos sido manipulados y tratados como animales de circo … e insisten en hacernos creer que eso es lo mejor para nosotros Porque está al acecho un enemigo que ni conocemos, pero misteriosamente es el culpable de todas nuestras penas, y que la revolución triunfante traerá cambios paulatinos y paradisíacos después de cincuenta y seis años de perpetuarse en el poder y en nuestra historia, de la mano de la inteligencia suprema de el “Gran Líder” y sus acólitos, que ‘’ya lo tienen todo pensado’’, solo que hay que seguir resistiendo un poco más.

Yo digo ¡Basta!, me cansé de ser cordero, de resistir, de callar.  Creo firmemente en la capacidad de todos los cubanos para gobernarse sin que una fuerza suprema o externa lo haga por nosotros.  Nosotros tenemos el derecho de decidir sobre el futuro de nuestro país, con nuestros talentos podemos negociar, ganar dinero contante y sonante para la mayoría, a través de una apertura real al mundo; construir metros, rascacielos, hospitales que funcionen, arreglar las calles, dar una educación de calidad a nuestros hijos; nosotros podemos sanar a Cuba, y sanarnos a nosotros mismos. Démonos cuenta de que realmente tenemos absolutamente todo que ganar.  

Nosotros,  cada cual con su granito de arena, sin miedo y con la certeza de tener razón, podemos emprender la construcción de un país próspero, se lo debemos a los que se quedaron y lo están pasando mal, a los que han muerto en el mar, a los que están encarcelados solo por pensar diferente, a los que ponen en riesgo su integridad solo por expresarse y querer algo diferente para su país y a los que los mata la nostalgia y no pueden regresar a la tierra que los vio nacer. Se lo debemos a Cuba, y si lo piensan nos lo debemos a nosotros mismos.

Romper el hielo es quizás el paso más complejo, pueden aparecer las dudas, el pensamiento sobre si vale pena, la interrogante de a quién debo dirigirme. Todas son sutilezas. A fin de cuentas, desde la esquina del dominó, desde la Calle Ocho, El Paseo del Prado o la Torre Eiffel, todos somos opositores. Quizás solo hay que salir del armario y tomar un rumbo: Proa a la Libertad.

The following two tabs change content below.
Rolby Milian

Rolby Milian

Nací en febrero de 1984. Licenciado en Matemática y Máster en Ciencias Matemáticas por la Universidad de La Habana. En 2011 realizo estudios PhD en Madrid. En 2013 me mudo a Tenerife. Actualmente coordino y dirijo la Academia de Matemática EasyMaths. Creo en la absoluta capacidad de los cubanos para crear un país próspero y democrático, Somos+ es mi decisión ciudadana de participar en la política de Cuba. Amante del café, la literatura, la rumba y la libertad.

Comentarios con Facebook

comments

IP Blocking Protection is enabled by IP Address Blocker from LionScripts.com.