Las ideas hechas realidad: Como serán nuestras políticas públicas en Cuba

 

 

Por Kaned Garrido

¿Podemos cambiar nuestra realidad? ¿Lograr un transporte ágil y cómodo? ¿Bajar el precio de la comida? ¿Mejorar el estado de los hospitales? … ¿O tal vez subir los salarios?

Con la democracia debe comenzar una nueva forma de construir las políticas públicas, ese conjunto de acciones que se toman para resolver los problemas cotidianos de la gente.

Lejos de la oxidada burocracia que se ve en las Asambleas de Rendición de Cuentas,  las propuestas de gobierno deben estar cimentadas en el debate libre e incluyente. Por eso los expertos recomiendan combinar la autoridad con la deliberación. Es decir, los líderes políticos son los que dirigen el debate, definen el problema, suministran la información necesaria y les dan el espacio a los ciudadanos para que opinen. El papel del político pasa a ser el de un mediador.

Es así como se logran solucionar las disputas irreconciliables. Los vecinos no siempre comparten los mismos intereses ni las mismas opiniones. Pero los líderes hábiles pueden unir a los ciudadanos para trabajar en conjunto. Pueden buscar los recursos, asesorarse de expertos e idear propuestas ingeniosas.

Problemas como los salideros de agua, la demora de los transportes, la basura en las calles y los altos precios pueden solucionarse si tenemos un proceso inteligente para construir las políticas públicas.

Primero necesitamos conocer las causas que originan los problemas. No es un paso rápido, hay que analizar montones de datos, consultar a las personas y reunir expertos que analicen detalladamente el escenario. Son innumerables los planes de gobierno que fallan en ciudades de todo el mundo por no haber definido bien el problema ni haber encontrado las razones que lo ocasionan.

Necesitamos garantizar un escenario abierto donde se pueda debatir sin que las opiniones sean tachadas de “contrarrevolucionarias”. Tampoco llegaremos muy lejos si los cargos y las responsabilidades son escogidos por conveniencia política. Con desvíos de recursos, flujos de cuenta desconocidos y robos constantes es imposible que aspiremos a desarrollarnos.

La monitorización de una política es una acción permanente. Hay que verificar como se está implementando, si está cumpliendo con sus objetivos o si está consiguiendo resultados distintos. Para luego emprender una evaluación exhaustiva y provechosa de lo que se hizo.

Los ciudadanos deben formar parte de este proceso. Barrio a barrio la gente debe poder rendirle cuentas a los políticos por cómo se están usando sus impuestos.

Los conflictos demandan líderes capaces de negociar y conciliar puntos de vistas. Este es el arte de la política. No es un comandante ni un superpresidente, son cientos de hombres y mujeres que aparecen en los momentos inesperados con un tacto diplomático y un enfoque diferente para los problemas.

Es así, entre los aportes académicos y los debates en los barrios, que se construirán las mejores políticas públicas en Cuba.

 

The following two tabs change content below.
Kaned Garrido

Kaned Garrido

Nací en Cuba en 1993. Salí de Cuba en el 2008 y he vivido en Colombia hasta ahora. Mi preocupación por lo que sucedía en Cuba me llevó a escoger la carrera que estudio: Ciencia Política. Me uní a Somos+ porque me identifico con lo que piensan y sienten. Es una experiencia emocionante pertenecer a un equipo donde se respira tanto entusiasmo y energía que ningún desafío parece imposible. Para todos aquí tienen un amigo.

Comentarios con Facebook

comments

7 comments on “Las ideas hechas realidad: Como serán nuestras políticas públicas en Cuba
  1. El pueblo debe ser el gestor de sus derechos, no ningún grupo selecto, y si aun un grupo “selecto” pretende ser promotor de esos derechos, los tales deben tener el respaldo popular, porque a mi como ciudadano no me gustaría que hombres “inteligentes” decidieran como yo debo vivir, me gustaría que mis derechos fueren plasmados y establecidos sobre una base legal, para que ningún gobernante a su antojo pueda pisotearlos.
    Cuando un pueblo tiene un documento constitucional que refleja esos derechos, el papel de los políticos es hacerlos viables y que se cumplan,
    Cuba no necesita un líder, Cuba necesita una nueva Constitución. No digo que no se necesiten lideres que representen mis derechos, pues eso es evidente, hacen falta lideres, pero esos lideres deben ser elegidos dramáticamente y que cada cubano sea actor en esta temática y no tan solo un espectador que dependa del criterio o sabiduria den lidreazgo.

    • Pido disculpas, por la palabra “dramaticamente” escrita en mi anterior comentario, je,je,je fue el corrector gramatical que me la sustituyo por causa de la tilde, yo escribí “democraticamente” el contexto lo deja ver bien claro, gracias.

  2. Necesitamos un nuevo tipo de políticos.

    Unos políticos con sus cargos limitados legalmente en el tiempo y que, cuando cumplan sus mandatos, pasen a ocupar el puesto que les corresponda en la sociedad civil, bien sea en sus ocupaciones anteriores, la universidad, la empresa, el arte, el periodismo, el campo, el mar, el ejército (¿por qué no?), etc.

    Unos políticos que tengan claro que el poder que el Pueblo pone en sus manos, no es para ser usado a su antojo. Es para ser administrado correctamente y utilizado en favorecer la creación de las circunstancias que permitan el libre desarrollo de los ciudadanos, en resolver sus problemas, en generar alternativas.

    Unos políticos que tengan interiorizado que no son propietarios del gobierno, sino simples gestores temporales, cuya labor fundamental es devolver el Poder no como lo han recibido, sino siempre algo mejor, algo más perfecto, algo más útil para la gran mayoría.

  3. // ¿”líderes” “mediadores”? //

    “los líderes políticos son los que dirigen el debate, definen el problema, suministran la información necesaria y les dan el espacio a los ciudadanos para que opinen. El papel del político pasa a ser el de un mediador”.

    Así es que son los que definen los problemas, los que suministran la información y dan espacio a los ciudadanos, y así controlandolo todo como les parece ¿son simples “mediadores”? “Líderes” que en Cuba son además impuestos.

    Eso se llama dorar la píldora y servír, de otra forma, al régimen impuesto que padecemos.

    • Sr Trelles,

      No deja Vd de sorprenderme con sus comentarios, que no dejan de ser muy valiosos en ocasiones.

      Su entrecomillado, que por otra parte se corresponde a opiniones de expertos, que el autor trascribe, pierde su sentido real si se le saca de contexto.

      Leyendo todo el artículo podrá ver que los políticos de que se habla tienen la intención real de estar al servicio del Pueblo y que cuando dirigen, definen, suministran y dan espacio; lo que hacen es administrar los recursos disponibles (lo cual incluye el intercambio de opiniones sobre necesidades, etc) en beneficio de los ciudadanos.

      Si no se hiciese así, se podría caer en la anarquía (en la mala definición de esa palabra), lo que provocaría, más tarde o temprano, el resurgimiento de la dictadura, con otra careta, pero dictadura.

  4. Buenísiml, así mismo es, son cientos de personas trabajando con tacto, escuchando, mediando para dar las mejores soliciones. En el caso de Cuba solo la Dictadura se escucha entre ella, ni siquiera saben los problemas de la sociedad una porque no lo viven y dos porque nisiquiera tienen la descencia de escuchar a los que sí. Cuba va a cambiar, pongo toda mi fé y esperanza en Somos+ y toda la gente con deseos de compremeterse con seriedad en el futuro próspero que le espera a Cuba si sabemos llegar a la m gente y que cada persona se identifique con el desarrollo económico, político y social de su país

Comments are closed.

IP Blocking Protection is enabled by IP Address Blocker from LionScripts.com.