No pertenecen al pueblo las empresas estatales sino a un grupo

 

Cuba Internet (3)

Por Ricardo Romulo

En mi diario andar por las calles de la Habana Vieja y Centro Habana, lugares por donde se mueve una gran ola de turistas y cubanos, parece ser que la ciudad se nos va a hundir en cualquier momento, no sólo por lo desastroso de los trabajos que se ejecutan, sino por la demora de la terminación de los mismos, edificios con balcones apuntalados a punto de derrumbarse, la cola inmensa de turistas en la Cadeca de Obispo y Compostela y en la Oficina de Etecsa, la fetidez de las aguas negras que corren por las calles como manantiales, y esto, no como causa precisamente de los trabajos que se realizan por la Unión Eléctrica y Etecsa, parece ser que estamos en medio de una guerra civil.

Estas empresas, Etecsa y Banco Metropolitano, que prestan servicio tanto a cubanos como a extranjeros que visitan el país, parecen estar desesperados en su empeño por quitar de los rostros de los demandantes el ceño fruncido por la incomodidad de la espera en las horas para cambiar unos pocos euros o comprar una tarjeta de Internet, las cuales nunca están en existencia en ninguna de las oficinas de Etecsa porque ya fueron tramitadas al sector del mercado negro por un precio de 3 Cuc la hora en internet, de ahí la ganancia de los asistentes comerciales de Etecsa.

De igual forma en toda la Habana Vieja, que está abarrotada de turistas, hay solamente dos casas de cambio en función y tres bancos para prestar servicios de cambio de monedas principalmente.

Por otra parte, el servicio de correo electrónico llamado “Nauta”, las personas que desean configurarlo en los móviles solamente pueden hacerlo en el Edificio Focsa en el Vedado, porque ninguna de las otras oficinas de Etecsa pueden ofrecerlo, debido a que se les abarrotaría el servidor con cientos de miles de clientes utilizando este servicio para comunicarse con familiares y amigos en el exterior. Que dicho servicio, cuando lo tienes instalado en tu móvil mientras que estás tratando de conectarte por tres o cuatro intentos, te está consumiendo el dinero de tu saldo.

El servicio de sms tarda en llegar a los destinatarios hasta 3 horas, sin embargo, ya has recibido reporte de entrega, y cuando llamas a Atención al Cliente, ellos te dicen que todo está bien, que no hay problemas.

Por lo que puedes percibir también el empeño de las operadoras de Etecsa en mantener una apariencia de suficiencia en su servicio ante la comunidad nacional e internacional: “que todo está bien, que no hacen falta otras compañías de Comunicaciones en nuestro país”.

¿Es que quieren ser la única empresa para mantener el control de lo que se habla en el pueblo o de los que piensan diferente con respecto a cambios de la economía política del país?

Tengo varios amigos de diferentes países del mundo: Argentina, Italia, Canadá, Estados Unidos, Francia… y muchos de ellos los he conocido en la calle en mi diario andar y, nunca pierdo la oportunidad de invitarlos a montarse en un bus local, para que experimenten cuál es el diario vivir del cubano trabajador que no sabe hacia dónde va su futuro incierto. Puesto en las manos del letargo de una administración en el poder del gobierno cubano que lucha por mantener sus propios intereses y el orden impuesto hace medio siglo, que se empeña en controlar la vida de 12 millones de cubanos, de ellos 7 ú 8 millones que hemos trabajado durante todos estos años en la industria de la aviación, la construcción, el petróleo y la educación, y no tenemos nada.

Hemos experimentado en carne propia la ausencia de movimientos sindicales o un partido que represente y defienda verdaderamente los intereses de la masa trabajadora y del pueblo, sino que solo han estado trabajando en función de mantener y preservar los intereses de las administraciones en las empresas estatales que representan el poder del gobierno actual, que no hace nada por mejorar la vida del cubano sino que solo se excusa para mantener su control total sobre las masas.

El gobierno actual se opone a la total apertura del internet para el pueblo, a que existan otros partidos, a que hayan otras mejores compañías de comunicaciones. No permite que se produzcan elecciones libres, manifestaciones pacíficas de ciudadanos de algún sector; no acepta más compañías de transporte. No parece oponerse abiertamente, pero no quiere que los propietarios sean los que contraten la fuerza de trabajo directamente y tengan un contacto más directo con el pueblo que demanda mejoras de salarios, para así poder controlar al pueblo y mantenerlo sujeto a su voluntad y seguir pretendiendo que nosotros, el pueblo, tenemos el poder el cual ellos representan y así mantener vigente al aparato político, que sigue teniendo una vida ajena a la realidad de un ciudadano cubano de verdad.

Amigos míos del mundo entero, quiero que sepan que el pueblo cubano desea liberarse de este aparato político que se enseñorea de nuestra voluntad, que lo único que ha hecho es mantenerse a sí mismo y enriquecerse a costa del sudor, el sacrificio, y trabajo de nosotros los ciudadanos comunes que deseamos expandirnos sin barreras a todos los países de cada continente para lograr juntos un mundo mejor para todos.

 

 

Comentarios con Facebook

comments

IP Blocking Protection is enabled by IP Address Blocker from LionScripts.com.