“No se puede guiar a un pueblo contra el alma que lo mueve, o sin ella” Obama sobresaliente, Raúl, suspenso en la asignatura…

 

Obama-Castro-Cuba

 

Por: Maykel César Aledo

¿Qué bolá Cuba? Primer mensaje criollísimo de Obama al pueblo de Cuba mediante su cuenta de Twitter aterrizando en Cuba. Baja las escalerillas del Air Force One y llueve, como si la Patria llorara de emoción, o acaso para refrescar el ambiente de acciones y reacciones que inevitablemente se sucederán.

Miedo infinito es lo que se percibe en el régimen. Uno a uno han ido amenazando a cada disidente conocido: no los dejarán moverse de sus casas.

Circulan instrucciones específicas para frenar el entusiasmo y simpatía en el pueblo hacia Obama, no quieren que se haga demasiado evidente.

A su vez, arremeten con fuerza brutal y vergonzosa a los que en el día de ayer se manifestaron pacíficamente; incoherencia chapucera teniendo en cuenta las propias palabras del autócrata Raúl: “Debemos aprender el arte de convivir de forma civilizada con nuestras diferencias”.

Las tensiones, visibles en múltiples mensajes subliminales simbólicos, continuaron haciéndose visible ante la ausencia de Raúl en el recibimiento a Obama en el aeropuerto: “berrinche” descortés, casi seguro como consecuencia de la firmeza y dignidad de Obama de no dejarse imponer una agenda, al estilo de puesta en escena, e imponer su propia agenda: la más molesta, el encuentro con disidentes y priorizar contactos con emprendedores cubanos y hablarle en vivo y sin restricciones al pueblo cubano. La pregunta es: ¿dejarán a los disidentes invitados reunirse con el Presidente de EEUU?

Este acontecimiento ha estado y sigue estando cargado de códigos simbólicos que hay que ir leyendo entre líneas, de cada uno de los lados. ¿Por qué no ha habido cobertura total a cada una de las actividades no oficiales de Obama en el sistema informativo de la televisión cubana? ¿Por qué pareciera que ciertos lugares por los que pasa Obama están desiertos? Pero sin importar los malabares del gobierno cubano por donde quiera que pasa Obama el entusiasmo y las muestras de afecto del pueblo se desbordan.

Obama ha ganado con gran naturalidad la competencia simbólica: se ha mostrado humano, familiar, sin temores, original, fresco y creativo: lo demuestra su discurso, su sentido del humor grabando junto a Pánfilo, el personaje humorístico más popular de la isla; su carta a una cubana de a pie, su visita a comer en familia en un pequeño restaurante privado; su decisión de reunirse con emprendedores privados cubanos, conocidos en la isla como trabajadores por cuenta propia: siempre con una sonrisa humana y sincera y tendiendo una mano cálida a todo el que se cruza en su camino.

Y qué decir sobre la pequeña conferencia de prensa que se sucedió luego del encuentro bilateral entre ambas delegaciones: Lo real maravilloso… Raúl cayó por nocaut ante dos simples preguntas: una dirigida a los presos políticos y otra sobre la incoherencia de decir que hay que convivir civilizadamente con las diferencias, mientras se reprime violentamente a mujeres vestidas de blanco  que se manifiestan pacíficamente en contra del régimen. Raúl lució patético, incómodo, por momentos infantil, por momentos gansteril y prepotente, sin argumentos, nervioso, apenas podía escuchar lo que claramente le preguntaban incluso en español como resultado de su falta de preparación para estos temas tratados en libertad y como resultado de su soberbia y bravuconería… temblaba, se quitaba los audífonos, se los ponía de nuevo, se los volvía a quitar, como quien quiere que la tierra se lo trague o que la tierra se trague a quienes se atreven a preguntar tales cosas a él: al Caudillo.

No puedo esperar a ver el mensaje del Presidente Obama al pueblo de Cuba en el Gran teatro de la Habana, como tampoco puedo esperar, si lograran hacer cumplir las instrucciones de no demostrar demasiado afecto al jefe del Imperio en el estadio Latinoamericano. El costo político para el régimen cubano viene siendo ya incalculable. Nosotros por nuestra parte tenemos una fe infinita en las siguientes palabras del Apóstol: “La honra puede ser mancillada. La justicia puede ser vendida. Todo puede ser desgarrado. Pero la noción del bien flota sobre todo, y no naufraga jamás.” El futuro nos pertenece a todos los cubanos de buena voluntad.

 

The following two tabs change content below.
Maykel Cesar Aledo

Maykel Cesar Aledo

Nací en 1981, de Artemisa, Cuba. Licenciado en Educación en el ISP: Rubén Martínez Villena. En Cuba ejercí como profesor de Historia, Director de Secundaria Básica y como Director de Preuniversitario. Y durante mis últimos años en Cuba trabajé como Presidente Provincial de la Sociedad Cultural José Martí y como fundador y Vicepresidente del Consejo Nacional de Jóvenes Plaza Martiana ( Consejo disuelto por miedo a la fuerza y debates que iba creando el creciente grupo de jóvenes). Actualmente vivo en la Florida y trabajo como Empresario Independiente, y soy Vicecoordinador del Club cívico del movimiento en el Florida. Decidí formar parte de Somos+, porque es lo más parecido que he encontrado en los tiempos modernos (lógicamente salvando las distancias), con el espíritu del PRC de Martí. Movimiento con visión fresca, renovada y moderna, que va agrupando con fuerza creciente, cientos de miembros y miles de simpatizantes; cubanos de buena voluntad para con nuestra Patria, que andamos esparcidos por todo el mundo. Movimiento que va cobrando, a fuerza de valor y dignidad admirables, espacio con los cubanos de adentro. Movimiento que abre los brazos a todas las generaciones, y en el que a pesar de ser mayoría los jóvenes, ha hecho suya, la convicción martiana, de que no hay más viejos que los egoístas. Y sobre todo, formo parte de Somos+ por varios principios fundamentales: Porque promueve el diálogo, la paz y la reconciliación nacional; porque no es financiado por otros que no seamos nosotros, sus miembros y simpatizantes; porque no acepta ordenes de ningún poder ajeno a sí mismo; porque está de acuerdo con la normalización de las relaciones entre EEUU-Cuba; porque no está de acuerdo con el Embargo impuesto por EEUU a Cuba; y porque se ha decidido no solo criticar y oponerse, sino ser parte del cambio que queremos ver en Cuba. La única forma de obtener resultados diferentes es empezar a hacer cosas deferentes a las que nos han impuesto por más de medio siglo. Es hora de acabar con la política de con unos pocos y supuestamente para el bien de todos y acabar de poner en práctica la fórmula del amor triunfante: !con todos y para el bien de todos!

Comentarios con Facebook

comments

2 comments on ““No se puede guiar a un pueblo contra el alma que lo mueve, o sin ella” Obama sobresaliente, Raúl, suspenso en la asignatura…
  1. Maikel, es interesante encontrarte por aquí, veo que no has cambiado en tu verborrea, solo que ahora los elogios y las críticas señalan hacia otros Puntos Cardinales, es como una especie de auto-gol ideológico.

    Es una lástima que tus escritos apenas generan comentarios de los “miles de millones de seguidores” que tiene este blog.

    Sabes, me acuerdo las largas muelas que metías en defensa de la Revolución, oye Maikelito, ni Fidel Castro era más fidelista que tú, ni Lenin más comunista.

    Cuando leí tus escritos me acordaba de la clase de trova que metiste en el Congreso de la UJC, diciendo que el relevo de la Revolución estaba seguro y que la dirección histórica a la que ahora criticas podía contar contigo jajajaja se te calló la careta.

    Ah, no olvides poner en tu biografía de qué especialidad te graduaste en el ISP.

Comments are closed.

IP Blocking Protection is enabled by IP Address Blocker from LionScripts.com.