Anotaciones sobre el artículo “El patrón político de los derechos humanos”, Granma, 6 de abril de 2016

granma-logo

Por: Oriana

Como cada día, me encuentro frente al “órgano” o “la repetidora oficial del Partido Comunista de Cuba”, pues sí tengo esperanza y fe en el mejoramiento humano. Busco algún periodista que combine inteligencia y verdad, fiel a su trabajo y no a las imposiciones del gobierno. Se encuentran pocos en sus páginas, desde que lo leo, creo que ninguno. Lo que hallo es la magistral crítica constante, y ya repetitiva, sobre el mundo, haciendo caso omiso a lo que pasa en “nuestro mundo”, tan lejos de la perfección.  Entonces no somos tan maestros ni tan periodistas. Aparece en la página de noticias “internacionales”, algo que tiene como título “El patrón político de los derechos humanos”.

Adentrándome un poco en el artículo, el cual tiene como tema las violaciones de los derechos humanos en Estados Unidos, quería darle las gracias a Elson Concepción Pérez, autor del artículo, pero tengo conocimiento de las infracciones que ocurren diariamente en esa nación, que las condeno y que como ser humano con principios y ética me preocupan y trato desde donde puedo, combatir estos males acuciantes. Lo que no fomento ni apruebo es que el periodismo oficialista en mi país tenga como primera orden buscar tan lejos, sin priorizar lo que se ve tan cerca, al salir al “barrio”, al encender la televisión, al leer  “la repetidora” ya antes mencionada. ¿No le satisface en mayor grado estudiar y desvestir nuestra Cuba, y desde su oficio, luchar por mejorarla?

“Y ese patrón (sobre EUA como patrón de referencia universal de los derechos humanos) es como un cuño en las voces no solo de gobernantes y otros altos funcionarios de la nación del Norte, sino también, de los asalariados que, traidores a su patria, cobran sueldos de mercenarios para reproducir lo que orientan los otros asalariados que por décadas los han instruido y financiado desde el sur de la Florida.”(Tomado del artículo)

Entonces, Elson, yo me hubiera sentido mal al escribir esto, pues imagino, nos debe recordar a muchos, si no lo tenemos ya bastante presente, lo que se vive “a escondidas” en nuestro país: el adoctrinamiento, la demagogia socialista, el moldear lo que pensamos basado en lo que vemos, la comodidad de esos “altos funcionarios”, como decías, que al parecer disfrutan de una “libreta de abastecimiento especial”, pues se nota en sus cachetes, rolex y guayaberas caras.

Yo sueño con algo más que criticar al “enemigo” como derecho humano impuesto por este hostigador sistema desde hace 57 años. Yo sueño con que el debate en Cuba, sea debate polémico y no aburrido donde los expertos concuerdan perfectamente y no se toca la realidad. Yo sueño con el acceso a la información sobre “la izquierda” y sobre “la derecha”, y sueño con que sean reconocidas en mi país “la izquierda” y “la derecha”. Sueño con el entierro de la obsoleta suposición de que  los once millones pensamos igual, cuando ni dos lo hacemos.  Yo sueño con una Cuba tuya, mía, nuestra, del cubano en Australia y en Ecuador. Yo sueño con la aceptación y la no represión. Yo sueño con decir lo que pienso y que los que lo deseen me escuchen. ¿Con qué sueñas tú?

The following two tabs change content below.
Redacción Somos+

Redacción Somos+

Grupo de Redacción de Somos+.

Comentarios con Facebook

comments

3 comments on “Anotaciones sobre el artículo “El patrón político de los derechos humanos”, Granma, 6 de abril de 2016
  1. No debemos parar de soñar, la edad es algo por lo que todos pasamos, y aun asi hay quienes no se cansan de soñar, por lo tanto es tu decisión continuar soñando, y te animo a continues haciéndolo, yo también sueño con todas esas cosas y más, la vida tiene un poco mas de sentido cuando soñamos y hacemos lo posible e imposible por cumplir nuestros sueños y más grandioso es cuando es el sueño de muchos.

  2. Perdonen mi pesimismo pero ya yo no sueño porque mi edad no lo permite por ley de vida a la dictadura cubana le queda poco , pero reconstruir mentalmente ese país tarda al menos dos generaciones más No quedó nada de mi país Todo es mentira.No hay educación No hay valores sociales No tienen ni idea de cómo funciona el mundo.Cambiar las mentes tarda mucho tiempo.Es bien complejo.

    • Me uno a Cecilia,opino esta sobre una dura, pero realmente verdad,este daño a la mente es lo peor que han hecho con el pueblo cubano,la comida la ropa las cosas materiales se solucionan en unos meses.

Comments are closed.

IP Blocking Protection is enabled by IP Address Blocker from LionScripts.com.