De Chanel, cruceros y otros animales

F2 Chanel

 

Por: Javier Martínez

Veamos, camaradas: ¿Cuál es la realidad de esta vida nuestra? Encarémonos con ella: nuestras vidas son miserables, laboriosas y cortas.

Rebelión en la granja, Orwell.

  • ¿“Mijito” y ese Chanel quién es? Aquí lo que se supo fue, que estaban filmando en “Labana” la película esa de los carros que andan volando.

Mi vieja en ocasiones es bastante expresiva, sobre todo cuando se trata de hacerme preguntas sobre lo que sucede en Cuba, ella, que a pesar de vivir allí no se entera, como la mayoría de los cubanos, de las últimas noticias sobre lo que sucede en la Isla. Y le expliqué, le conté a la vieja, para que le dijera también a sus amigas sobre lo sucedido esta semana en el Prado habanero, le conté sobre Chanel, y también sobre el crucero Adonia, y aproveché de paso, para decirle algunas de esas verdades que ella en ocasiones no desea escuchar:

  • “Vieja, a los desfiles de Chanel nunca asisten muchas personas, el señor que los dirige se llama Lagerfeld, Karl Lagerfeld, y es uno de los mejores modistos del mundo. No asisten muchas personas porque son eventos caros, carísimos, y las entradas son por invitación. La gente en La Habana estaba bien molesta, pero no porque no pudo asistir, sino porque ellos no pudieron, pero la familia de Fidel y Raúl sí estaba. El hijo de Fidel, el mismo que juega golf y anda en yates por el Mediterráneo, la Mariela, muy defensora ella de la igualdad y la justicia, pero bien lejos de cualquier realidad social, y algunos músicos y artistas, tipos que sí se merecían estar ahí. Porque el tema no es si se puede o no asistir al desfile de Chanel, vieja, el tema es que para estar ahí había que ser o alguien famoso, o ser de la “Familia”.
  • “Mijito” pero eso es un descaro, porque hace un mes o algo estuvo “el Obama”, y al principio mucho verso de conversaciones y diplomacias, pero después que el mulato les cantó las 40, le echaron la culpa de todos los males. Esta gente no cambia “mijo”, no cambia.

Y no está mal que nos visite Chanel y Vin Diesel con toda la producción de Hollywood, o que los puertos cubanos se abran a los cruceros de los Estados Unidos y de todo el mundo. Está mal que los medios oficialistas no informen sobre estas visitas, sobre lo que se recauda, lo que pagan estas personas, empresas o embarcaciones. Un gobierno serio informaría a sus ciudadanos sobre la recaudación que percibe por estos negocios, y en donde piensa invertirlo, los periodistas podrían explicar sin temor porque no se puede asistir a este tipo de eventos, y quiénes fueron invitados.

El crucero Adonia, por ejemplo, no es cierto que haya venido vacío a Cuba, o sin turistas, como expresó el diario oficialista Granma, al contrario, vino con turistas cubano-americanos, los mismos que tuvieron que protestar en Miami, sí, ese Miami que ellos, los gobernantes socialistas tanto critican, para que les permitiesen entrar a Cuba. Los turistas que vinieron en el primer crucero estadounidense que atraca luego de más de 50 años en Cuba fueron cubanos, o descendientes de cubanos, y son los mismos que con su sudor envían cada año millones de dólares a sus familiares en Cuba, pero, a diferencia de algunos que fueron invitados al desfile de Chanel, estos cubanos pudieron disfrutar ese crucero gracias a su trabajo.

Porque más allá de Chanel, o cruceros que vayan o vengan, lo importante es lograr que no sean los hijos de los gobernantes de “la finca”, los únicos que se codeen con esas “degeneraciones imperialistas” como las llamó Fidel Castro en los años 60. Necesitamos un gobierno que nos informe, que nos dé a conocer en qué se invierte lo recaudado en este tipo de eventos, que nos expliqué por qué no podemos entrar en tal o cuál sitio, que nos explique y nos convenza.

Hoy los cubanos de a pie seguimos siendo marginados, pero no por Chanel, o por ciertas pasarelas. Seguimos siendo marginados por un gobierno que nos aparta, nos miente y no nos permite vivir de manera digna, mientras los descendientes de esos mismo gobernantes disfrutan de todo lo que nos está vedado. Sucede en Cuba que, como dice Orwell en su granja: todos somos animales, solo que algunos, son más animales que otros.

F Chanel

 

The following two tabs change content below.
Javier Martinez

Javier Martinez

Remedios, Villa Clara, 1987. Licenciado en Periodismo. Escribo desde el exilio, Miami, con la convicción profunda de una Cuba libre y necesaria. Por mis padres, por mi generación y por una Patria libre de tiranos donde mis hijos puedan crecer en completa libertad. Creo en los valores de Somos + y en las ideas que promulgamos. Cuba nos necesita a todos.
Javier Martinez

Últimos posts de Javier Martinez (ver todos)

Comentarios con Facebook

comments

2 comments on “De Chanel, cruceros y otros animales
  1. Buen artículo solode cir que creoq eu la frase de Rebelión en la Granja o Granja de lo Animales lo que dice es: “todos somos iguales, pero algunos somos más iguales que otros”.

  2. Me gustaría preguntarle a los dirigentes cubanos cuando se dara un desfile de la empresa socialista de la moda,como las camisas Yumuri “apeame una”i y la ropa interior Taka,conocida en el orinte del pais como Takasillos.

Comments are closed.

IP Blocking Protection is enabled by IP Address Blocker from LionScripts.com.