El exilio es joven, y no ha muerto

 

cubanos-en-albergues-ticos-660x400

 

Por: Javier Martínez.

El exilio cubano no ha muerto. Tengo 28 años y por razones políticas vivo fuera de mi país, por lo tanto me considero un exiliado cubano. El exilio cubano no ha muerto, y no morirá mientras los cubanos tengamos que salir de nuestra Patria para buscar en otros países, lo que el gobierno dictatorial de los hermanos Castro y su camarilla nos niegan por ya más de seis décadas. Puedo estar de acuerdo que el exilio ahora es diferente, pero no ha muerto, y no morirá mientras queden cubanos dignos luchando por la libertad de su Patria.

Para situarnos en el contexto, hace algunos días circuló por las redes sociales un post que hacía alusión a la muerte del exilio cubano (http://yusnaby.com/la-muerte-del-exilio-cubano/).

Partía de una situación que desde los años 90 azota a la emigración cubana: la totalidad de los cubanos que se acogen a la Ley de Ajuste Cubano, desde ese entonces, lo hacen pidiendo asilo político ante las autoridades de emigración cuando llegan a las fronteras de los Estados Unidos, pero, cierto es, estos nuevos emigrantes cuando reciben su residencia al cabo de un año y un día regresan a Cuba, y en su inmensa mayoría no hacen nada por lograr la libertad política del país del que tuvieron que salir, obligados.

No podemos tapar el sol con un dedo, el exilio ha cambiado, y mucho. Al principio de la Revolución la mayoría de los exiliados eran de clase alta, cubanos que habían sido expropiados, militares de Batista, intelectuales, políticos y también aquellos que pudieron percibir desde los primeros meses el rumbo socialista o comunista que estaba tomando la dirección del país. Hoy salen de Cuba no solo aquellos que están en contra del gobierno, sino todo el que pueda escapar de la escasez, la desidia y los malos tratos de un gobierno.

Los emigrantes de hoy en su inmensa mayoría priorizan su bienestar personal por encima de la política, aun cuando se acogen a los beneficios de una ley que los acoge por motivos políticos. Podríamos decir que solo uno de cada diez se vincula con las organizaciones opositoras del exilio, eso sin tener referencias exactas, pero Somos + es el ejemplo vivo que no todos son emigrantes económicos, como se hacen llamar muchos de los cubanos que ahora salen de la Isla, otros, cuando salen de Cuba, lo hacen expresando sus ansias de lucha libertaria.

El exilio ha cambiado, eso lo sabemos, ya no son los años de las agrupaciones que planificaban acciones de lucha armada desde Miami. El exilio ha cambiado como también, de muchas maneras, ha cambiado la sociedad cubana. Las formas de lucha se han trasladado a las redes sociales, las armas ahora no agreden directamente; ahora transforman, educan, les muestran a los cubanos de la Isla que un cambio es posible mediante la lucha cívica, mediante el conocimiento de nuestros derechos y estudio de nuestros deberes, lo cual conlleva a  la transformación paulatina de toda una sociedad.

Y aclaro, esto no quiere decir que los jóvenes del exilio, y cuando me refiero a ellos lo hago en nombre de las decenas de amigos que integran Somos + y vivimos en Estados Unidos, España, Ecuador y Suiza, por mencionar algunos países donde viven jóvenes cubanos opositores al gobierno castrista, pretendamos tomar un lugar que por histórico pudiese decirse que pertenece a unos pocos, al contrario, deseamos que nos abran sus puertas.

Llamamos a ese exilio histórico que algunos pretenden que ha muerto, a unirse a nuestras filas, queremos aprender de ellos y mostrarles que hoy creemos en un camino  que nos puede llevar a conseguir lo que por años ellos han luchado: la libertad plena de Cuba. Una libertad donde cada hombre respete los derechos a pensar diferente, incluso si no estamos de acuerdo con sus ideas. Eso sí, los que pretendan obligarnos a pensar de forma unilateral, perderán su tiempo.

Los jóvenes exiliados que ahora formamos parte de la oposición al gobierno socialista, lo hacemos desde las más profundas convicciones democráticas, por tanto, respetamos el derecho personal de cada hombre a decidir qué hacer con su vida, pero de algo estamos seguros: El exilio no ha muerto, mientras Cuba no sea libre, seguiremos luchando por los ideales de justicia y libertad que pretendemos para nuestro pueblo.

 

The following two tabs change content below.
Javier Martinez

Javier Martinez

Remedios, Villa Clara, 1987. Licenciado en Periodismo. Escribo desde el exilio, Miami, con la convicción profunda de una Cuba libre y necesaria. Por mis padres, por mi generación y por una Patria libre de tiranos donde mis hijos puedan crecer en completa libertad. Creo en los valores de Somos + y en las ideas que promulgamos. Cuba nos necesita a todos.
Javier Martinez

Últimos posts de Javier Martinez (ver todos)

Comentarios con Facebook

comments

IP Blocking Protection is enabled by IP Address Blocker from LionScripts.com.