La Enmienda Platt

 

enmienda-platt

 

José Manuel Presol.

Hace poco celebramos algo importante para nosotros: la proclamación, el 20 de mayo de 1902, de Cuba como nación independiente. Así que somos jóvenes si nos comparamos con Europa, o muy jóvenes si lo hacemos con China, Corea o Japón. Solo tenemos 114 años.

Esa Independencia, debemos reconocerlo, nació lastrada. Tenía el peso de una resolución adoptada por extraños, y se denominaba Enmienda Platt.

Se ha aprovechado la misma para echar sobre el vecino del norte las culpas de todo lo malo que nos ha pasado y nos sigue pasando, pero eso no ha sido exactamente así.

Debemos remontarnos más atrás, hasta llegar a Narciso López, ver que López no quería realmente una independencia, lo que quería era la unión a Estados Unidos, mejor dicho la integración alineados con los estados esclavistas del sur.

Ya entonces encontramos una división profunda en nuestro pueblo, que se reflejaría más adelante en dos corrientes principales: el anexionismo y el independentismo.

Fue ganando fuerza el independentismo que, tras 30 años de guerras, vio frustradas sus aspiraciones con el desembarco norteamericano y el Tratado de París, firmado entre Estados Unidos y España el 10 de diciembre de 1898. Allí no se hablaba de Independencia sino que en su Artículo 1 se dice claramente: “España renuncia todo derecho de soberanía y propiedad sobre Cuba. En atención a que dicha isla, cuando sea evacuada por España, va a ser ocupada por los Estados Unidos. Los Estados Unidos mientras dure su ocupación, tomarán sobre sí y cumplirán las obligaciones que por el hecho de ocuparla, les impone el Derecho Internacional, para la protección de vidas y haciendas”. Es decir Cuba dejaba de ser española para pasar a depender de Estados Unidos.

Distintas negociaciones políticas, llevaron a la redacción de la Constitución de 1901 y el nombramiento de Don Tomás de Estrada Palma como nuestro primer presidente en tiempos de paz.

Pero, en el último momento, y con peligro de no poner en marcha la Constitución, el Comité de Asuntos Cubanos del Senado americano, insertó en la Ley de Gastos del Ejército una enmienda propuesta por el Senador Orville Platt, de ahí su nombre, mediante la cual se ponían unas limitaciones a la libertad cubana, entre ellas el derecho de Estados Unidos a intervenir para, irónicamente, preservar, entre otras cosas, la propia independencia de Cuba. La cesión de terrenos para la instalación de bases navales o de abastecimiento de carbón, y la separación y mantenimiento bajo soberanía americana de Isla de Pinos, con la disculpa de que en el Tratado de París y otros documentos se hablaba de la Isla de Cuba y no del archipiélago cubano.

Es bueno recordarlo sin odio ni rencor, pues tenemos que estar muy agradecidos a nuestros vecinos; desde siempre su pueblo nos ha acogido y dado oportunidades, desde los primeros albores independentistas hasta nuestros días; pero Cuba ha dado muchos hombres ilustres, entre los que destaca uno por encima de todos, y que, si lo leemos, parece que está hablando de cosas de nuestros días. Ese hombre era José Martí, y sus palabras fueron:

“Amamos a la patria de Lincoln, tanto como tememos a la patria de Cutting”

A la aceptación de esa enmienda se opusieron grandes cubanos como Juan Gualberto Gómez y Salvador Cisneros de Betancourt.

La lucha, ahora diplomática, continuó y en 1904 se firmó el Tratado Hay – Quesada, que recibe su nombre de John Hay, Secretario de Estado USA, y Gonzalo de Quesada, primer embajador cubano ante Estados Unidos; si bien no fue ratificado por el Senado hasta el 13 de marzo de 1925.

Tras la Revolución de 1933, y bajo la presidencia de Carlos Mendieta, continuando negociaciones del Presidente Grau, en marzo de 1934 queda abolida la Enmienda Platt.

Aún hay un punto por solventar: Guantánamo. Seguramente volverá a Cuba pronto, pues ya no es más que una costosa reliquia con menguante valor estratégico; pero es un trozo que le falta a Cuba.

Esperemos que esa devolución forme parte de las palabras del Presidente Obama, cuando dijo: “El futuro de Cuba tiene que estar en las manos del pueblo cubano.”, Señor Presidente a Vd y a su sucesor, dentro de unos meses, le recuerdo la “tradición” de la literalidad de las palabras e igual que Isla de Cuba solo significó la mayor de nuestras islas, en el futuro inmediato “manos del pueblo de Cuba” tengo la esperanza que signifique literalmente eso y no le regale una victoria moral al actual gobierno que no representa a ese pueblo.

 

The following two tabs change content below.
Jose Manuel Presol

Jose Manuel Presol

Nací en la capital de “la Tierra más hermosa que ojos humanos vieran”, un 23 de septiembre de 1952. Salí un 30 de septiembre de 1967, con quince años recién cumplidos y, por el horizonte, empezaba a salir el Sol. No he regresado. Estudios superiores, medios o básicos en muchas cosas, fundamentalmente: Economía, Industria Alimentaria, Agroindustria, Finanzas y Gestión de Proyectos, Transporte, Logística. Vicioso de la lectura. Aficionado a la Historia. Miembro de Somos+. Espero volver algún día, mejor dicho: estoy seguro que volveré y que acabaré de ver salir el Sol.

Comentarios con Facebook

comments

5 comments on “La Enmienda Platt
  1. Hola Presol
    Yo escribo desde cualquier parte donde me encuentre, puede ser Miami, Jacksonville, Ontario e incluso Madrid, cuando puedo Cuba, mi Cuba.
    Revisa el marca paso, creo que se está quedando sin batería y eso puede dañarte la salud a tu edad.
    Ah por cierto de donde sacas ese Camaguey, ni de visita he estado es esa ciudad.

    • Me agrada haber llamado la atención de un troll tan viajado.

      Ya que conoce esas ciudades de fuera de Cuba, entiendo que sabrá de que le hablo cuando digo lo siguiente:

      Le invito a dejar de hablar boberías. Pase, en cuanto pueda por Camaguey, tierra donde nacieron Ignacio Agramonte y Ana de Betancourt. Tercera ciudad de nuestra Cuba (no es patrimonio ni suyo ni mio, es de todos). Tercera ciudad de nuestra Isla.

      Yo no soy de Camaguey, ni usted tampoco, a lo que parece, pero Camaguey es Cuba.

      Una vez pase me lo comenta y empezamos a hablar de como solucionar que: a) los trenes circulen con retraso, b) que parte de la estación de trenes esté apuntalada, c) que otra parte este vallada para el público para evitar accidentes, d) que ninguna de las calles que coinciden con las vías tenga protección tipo barrera, semáforo, ni nada que se le parezca, e) que las casas estén al borde de la zona de circulación con el consiguiente peligro, f) que los niños estén jugando entre las vías, g) que los peatones estén entre esas vías tranquilamente, pues nada les impide el acceso, h) que las vías, en muchos tramos, estén llenas de papeles y detritus, i) todo lo demás que se te ocurra.

  2. JMPRESOL, salvo algunas contradicciones el artículo es bueno. Las imprecisiones a las que me refiero es que el 20 de mayo de 1902 Cuba no fue una nación independiente, paso de ser una colonia española para convertirse en una neocolonia de los EE.UU, la propia enmienda Platt se encargó de ello y aún después de abolida continuo bajo el mandato de los intereses de los gobiernos de los EE.UU. Tomas Estrada Palma, traicionó el partido de Martí al no cumplir con los objetivos que este se había propuesto y sumirse a los deseos del gobierno de turno en EE.UU, igual que muchos otros generales como Menocal, José Miguel Gómez, etc. por nombrar los más conocidos.
    Respecto al territorio ilegalmente ocupado en Guantánamo, puedes estar seguro que el pueblo cubano defiende su devolución y el actual gobierno, que si lo representa, hace suyo ese reclamo en la arena internacional.
    El 20 de mayo de 1902 no es un día de conmemoración para los cubanos, al menos para los que aman su patria y tienen en su memoria la historia del pueblo.

  3. En el anterior artículo se ha deslizado un error tipográfico. Dice 10 de Mayo, cuando la fecha correcta es 20 de Mayo. Ruego perdonen el error.

    • ¡Hombre, David!

      Ya le echaba de menos; pensaba que la próxima vez me lo iba a encontrar escribiendo desde Miami y no desde Camagüey.

      Tic, Tac. El reloj de los historia sigue sonando y no es en contra nuestra.

Comments are closed.

IP Blocking Protection is enabled by IP Address Blocker from LionScripts.com.