¿Medicina gratuita?

 

F de la medicina

 

 

Una mentira repetida adecuadamente mil veces se convierte en una verdad.

Joseph Goebbel

 

Por: Roberto Camba Baldomar

Fui engañado.  Me reiteraron tantas veces que gracias a la Revolución y al Socialismo los cubanos teníamos un sistema de salud pública gratuita, que lo creí.  Me tomó años y un destierro, detectar el engaño.

Ningún sistema de salud es gratuito.  Es quizás la más gravosa carga de cualquier Estado; con sus grandes gastos de construcción, mantenimiento y reparación de instalaciones de salud, equipamiento, insumos, salarios del personal, energía, alimentos, medicamentos… La tarea básica de un Estado es administrar de forma eficaz sus recursos, por tanto, es mejor no malgastarlos administrando una burocracia ineficiente.  Entonces, debe quedar claro: en Cuba no es el Estado quien brinda “gratuitamente” estos servicios ni el Presidente quien los paga de su bolsillo.

Para explicar como se cubren los costos del Sistema de Salud voy a utilizar un concepto por cierto marxista, el de plusvalía que opino puede ayudarnos a comprender a donde va a parar el dinero que producimos y voy a la vez a incorporar los dos Sistemas que usualmente cubren eso en la mayor parte de los países, el sistema tributario y el sistema de seguros, analizando igualmente la cuarta posibilidad de que paguemos directamente los servicios.

1. Plusvalía:

Aunque este concepto fue creado por estudiosos del marxismo para criticar el capitalismo, es en los países socialistas donde la plusvalía alcanza mayor porcentaje por ser más bajos los salarios.  Esa parte del dinero producido que no se le retribuye al trabajador queda como ganancia de las empresas estatales para las cuales trabaja el porciento mayoritario de los trabajadores del país, y sirve de base a la renta nacional de la cual se extraen los gastos de salud pública, educación, seguridad social, gastos militares, gastos del aparato estatal y reservas para contingencias, entre otros.

2. Tributos:

En la mayoría de los países, donde los negocios privados son mayoría, el presupuesto del Estado que se utiliza para cubrir los gastos mencionados en el punto anterior se nutre fundamentalmente de los impuestos que pagan las personas naturales y las compañías. Los sistemas tributarios permiten mantener servicios “gratuitos” de salud a ciudadanos y residentes en la mayoría de los países de Europa, Canadá, Japón.

3. Seguros:

Por el contrato de seguros las personas pagan una prima (mensual, anual), y esta les garantiza la cobertura de todos los gastos pactados en caso de que se produzca la condición prefijada en la póliza (muerte, accidente, incendio, daño a la propiedad, enfermedad, etc.)  El seguro se basa en  fórmulas matemáticas que calculan el riesgo de que la condición se produzca, por lo que en la práctica todos pagan por aquellos que precisan del servicio pactado.  El sistema de clínicas que existía en Cuba antes de 1959 (ejemplo: “La Colonia Española”) funcionaba como un sistema de seguros.  La persona pagaba una pequeña mensualidad y ello le garantizaba cualquier servicio de salud en estas clínicas.  En Estados Unidos, el Medicare, Medicaid y Obamacare son sistemas de seguros.

4. Efectivo:

El nombre se refiere al momento y no a la forma de pago.  El paciente paga únicamente por el servicio de salud que recibe en el momento en que lo recibe.  En este sistema la persona administra más su dinero, pero corre un riesgo mayor si se enferma pues el costo de los servicios es muy elevado.

La diferencia entre los conceptos mencionados no es quién paga – siempre son los trabajadores – sino cuándo, cuánto y cómo pagan.  En el primer concepto el trabajador nunca recibe la plusvalía, no decide ni nadie le rinde cuentas en qué se usa.  En el segundo el trabajador administra un poquito más y exige saber en qué se emplea “el dinero del contribuyente”.  En el tercero el trabajador probablemente terminará contribuyendo a pagar el gasto de otros, pero al menos está asegurado.  En el cuarto sistema la percepción de “gratuidad” desaparece.

En casi todos los países coexisten más de un sistema.  Por ejemplo, en Canadá coexisten el sistema de tributos, el de seguros (muchos empleadores pagan las primas total o parcialmente como “beneficios”) y en menor medida el efectivo.  Contrario a lo que muchos piensan estos sistemas no están determinados por el hecho de que la salud sea pública o privada.  Muchas clínicas privadas facturan sus servicios al Estado, por lo que el paciente los percibe como “gratuitos”.

El precio que los cubanos hemos pagado por la medicina “gratuita” es demasiado caro: salarios paupérrimos, propaganda de la salud como “conquista del socialismo”, infraestructura médica en estado ruinoso, éxodo de profesionales de la salud.  Es hora que comprendamos el engaño y exijamos mejor uso de nuestro dinero.

 

The following two tabs change content below.
Roberto Camba Baldomar

Roberto Camba Baldomar

Nací el 7 de Diciembre de 1973. Me gradué en 1999 como licenciado en Derecho por la Universidad de Camagüey y desde entonces laboré por 11 años como Asesor y Consultor Jurídico en varias entidades. Tuve el privilegio de impartir clases a estudiantes de Derecho y graduarme como Master en Ciencias de la Educación con mención en Derecho. En 2011 emigré a Canadá, donde también obtuve un Diplomado de Administración de Empresas con honores. Actualmente trabajo como Jefe Regulador en una compañía de inspección al sector del petróleo y gas natural, y operador de cámaras de seguridad en un Casino. Soy un orgulloso miembro de Somos+ y desde el 2012 publico mis ideas sobre Cuba en un modesto blog bajo el seudónimo Palma Escrita. Llevo a Cuba en el corazón y no dejo de pensar en mi patria ni un solo día.
Roberto Camba Baldomar

Últimos posts de Roberto Camba Baldomar (ver todos)

Comentarios con Facebook

comments

6 comments on “¿Medicina gratuita?
  1. Magnífico tiene 100 , como me gustaría que todo cubano tenga la posibilidad de leer esto , si todos nosotros podríamos compartir esto le abriremos los ojos a todo el mundo!!!! Tremendo engañó toda la vida, estuve leyendo hace 2 días que Rusia le va cobrar silo el 10 % de la deuda que tiene de la antigua unión soviética y saben de cuanto es el 10% , 3500 000 000 millones , o sea q si ese es el 10% e saquen cálculo del resto 90% esto quiere decir que si la unión soviética no hubiera ayudado a castro el periodo especial hubiera sido desde 1959 !!! Todo a sido un engaño total y no voy a seguir porque es interminable lo q se pueda decir

  2. otro importante detalle es el hecho de que el servicio de salud es pesimo, la falta de recurso, escase de todo, las instalaciones estan sumamente en mal estado y la moral de los empleados es bajisima entre otra cosa motivado por la diferencia entre la compensacion que reciben en Cuba y en el extranjero cuando van en lo hipocritamente le llaman misiones

  3. Muy buen artículo, sobre la supuesta gratuitidad. Me lo guardaré para aclarar a mis amigos acá en Brasil. Saludos.

  4. Mi sueldo bruto era 178.00 neto a cobrar 150.00
    Esos 28.00 eran para la salud y la educación, y un buen día esas especificaciones desaparecieron de las nóminas. Para que el trabajador no supiera que nada era gratis.

  5. Esto mismo, exactamente igual lo aprendí en Cuba en 9no grado con mi profesor de Fundamento de los Conocimientos Políticos, lógicamente no creo que su explicación fuera parte del material de estudio de la asignatura, pero fue la primera verdad que escuché en mi vida de la realidad que siempre nos ocultó el gobierno cubano… eso que aprendí ese día nunca he dejado de hacerselo saber a muchas personas…

  6. Recuerdo que cuando vivia en Cuba yo les decia a mis companeros trabajadores que ningun gobierno podia vivir sin cobrar impuestos. El estado no produce absolutamente nada. Dicho mas claro, uno como trabajador contribuye con los descuentos que te hacen al cobrar tu salario ya estas pagando salud y educacion. No tiene vuelta de ojo.

Comments are closed.

IP Blocking Protection is enabled by IP Address Blocker from LionScripts.com.