Una propuesta audaz y prometedora

 

F de la Educación

Por Kaned Garrido

La educación cubana, que ha brillado por tantos años, nunca ha tenido una costosa infraestructura. Si miramos, las aulas no tienen elementos costosos.

Sin embargo, la dedicación que han puesto los maestros para educar varias generaciones ha sido de lujo. Su mérito siempre ha estado en los profesores, que con bajos salarios han cultivado los valores de millones de cubanos.

Pero todos sabemos que la calidad de la educación ha descendido. Y sabemos también que las respuestas oficiales suelen contener más exigencias para los maestros, como si explotando más a los protagonistas florecieran las soluciones.

Así fue la reciente medida del Ministerio de Educación en la que se empieza a pagar el trabajo adicional. Los maestros que sobrepasen las 24 horas de clase semanal recibirán cuarenta pesos por cada hora extra que impartan. Sin embargo, para que obtenga dicha remuneración, deben llenar las aulas con 35 estudiantes como mínimo. La profesora de Literatura, Ana Luisa Hernández, comenta:

“Al final puedes trabajar de más y no cobrar”, “Esperábamos una subida de salario como sucedió con los médicos, por qué tienen que condicionar todo lo que van a dar”. (1)

#Cuba Es una vigilancia constante que obstaculiza la creatividad y el emprendimiento. Click Para Twittear

Aparte de estas medidas agotadoras, se busca la calidad aumentando la burocracia, inundando las escuelas de inspecciones y controles. Se les exige cumplir con una serie de objetivos que “vienen de arriba”, muchos de ellos relacionados con el “direccionamiento político” de los estudiantes.

Mientras, los profesores deben ayudar a los empleados de los planteles a tener las aulas listas para el comienzo del año. Deben lograr que sus alumnos consigan buenas notas, lidiando con los problemas sociales que los rodean. Además, deben encontrar la manera de equilibrar sus bajos salarios con sus necesidades cotidianas.

Según Ángela Nocioni: “Un profesor gana el equivalente a 25 dólares, lo que salen cuatro bocadillos de jamón de verdad en una buena cafetería y lo que gana un taxista particular con un viaje al aeropuerto desde el centro de la ciudad. (2)

Trasladándonos a otro modelo educativo, en Finlandia los maestros gozan de salarios muy altos con respecto a las 20 horas que imparten a la semana. Este grado de premiación viene acompañado de un alto estándar de contratación. Pues el magisterio se reserva para los egresados más destacados. Son los alumnos de mayor rendimiento los que pueden optar por la carrera.

De esta forma el país europeo se ahorra infinitas inspecciones en el futuro. Mientras que estas, son numerosas en Cuba, pues el gobierno debe calmar la desconfianza en los propios maestros que aprobaron.

#Cuba Resolver la ecuación confusa de la escasez material y el pesimismo extendido. Click Para Twittear

Quienes hacen la verdadera y sustancial evaluación son los estudiantes y sus padres. Aunque la educación finlandesa es pública y gratuita, las personas tienen la libertad de escoger la escuela en la que se matriculan, y los centros reciben dinero según la cantidad de asistencia que tienen. Así que las escuelas se esfuerzan por atraer a los alumnos mejorando el servicio. La función del estado es que lleguen a los colegios profesores preparados y bien remunerados. (3)

En Cuba no tenemos un gran crecimiento económico, pues el centralismo obstaculiza el desarrollo, y tal vez los dirigentes no tengan una idea clara de donde sacar el presupuesto para subir los salarios.

Pero la educación es precisamente una de las llaves para romper ese círculo. Es una inversión que no se pierde en el horizonte incierto del futuro. La enseñanza tiene resultados inmediatos.

En el momento en que un profesor motivado pone el pie en un aula, las decisiones que un joven toma pueden cambiar. Qué tan atraído se sienta por las ciencias y por la literatura, y por crear una vida en su propio país, puede cambiar radicalmente su rumbo. Es la mejor respuesta a la desmotivación que vive la sociedad.

Pensemos en el angustioso tiempo que se gasta en burocracia, inspecciones y controles. Y no hablamos solamente del sistema educativo, sino de cómo funciona todo el país. Es una vigilancia constante que obstaculiza la creatividad y el emprendimiento.

¿Qué pasaría si volteáramos la mesa e hiciéramos una gran apuesta por la educación?

Que cada centavo que se va en papeleos y fiscalizaciones lo invirtiésemos en los salarios de los maestros. Que cada hora que se pierde rindiendo cuentas del cumplimiento de “orientaciones”, lo usáramos para pensar y crear libremente.

¿Cuánto cambiaríamos si en vez de llenar las calles de policías, diéramos esperanzas a los jóvenes para cultivar una sociedad nueva?

Si dejáramos la ceguera y empezáramos a enfrentar los problemas. Resolver la ecuación confusa de la escasez material y el pesimismo extendido, con un solo algoritmo: la educación.

 

Fuentes

1. https://www.cubanet.org/destacados/gobierno-cubano-pagara-horas-extras-a-maestros/

2. http://www.perfil.com/elobservador/HeP-la-nueva-clase-social-de-la-Revolucion-20160124-0045.html

3. https://www.youtube.com/watch?v=QMJlyN0bbgI

The following two tabs change content below.
Kaned Garrido

Kaned Garrido

Nací en Cuba en 1993. Salí de Cuba en el 2008 y he vivido en Colombia hasta ahora. Mi preocupación por lo que sucedía en Cuba me llevó a escoger la carrera que estudio: Ciencia Política. Me uní a Somos+ porque me identifico con lo que piensan y sienten. Es una experiencia emocionante pertenecer a un equipo donde se respira tanto entusiasmo y energía que ningún desafío parece imposible. Para todos aquí tienen un amigo.

Comentarios con Facebook

comments

2 comments on “Una propuesta audaz y prometedora
  1. Excelente articulo la Educacion Es fundamental en el desarrollo de un pais, tanto economicamente Como espiritualmente, los errores y fallos en la politica educational , generan consecuencias negativas por muchos anos

  2. Que podemos esperar de un sistema que siempre a ido desde el absurdo,la razón para ellos es una ofensa,se nota que no tienen ni la mas minima idea de educación ni de nada, colo de mantenerse en el poder,y mantener esas bandera de la supuesta educación gratuita,y la salud gratuita,mentiras ambas de magnitud no medible.
    El maestro que de, por ejemplo 40 horas clase semanales,cuando las va a preparar,que calidad se puede tretender,y estoy seguro que con esos 860 pesos mas,no van a solucionar nada.
    De lo unico que si estoy sguro ,es de que ellos no le daran soluciona nada,han tenido 57 años para hacerlo y no lo han hecho,que podemos esperar ahora que ya son objetos de museo todos los que realmente mandan.

Comments are closed.

IP Blocking Protection is enabled by IP Address Blocker from LionScripts.com.