El secreto silenciado de una nación

 

13410447_1069859603106876_1890611272_o

 

 

Por: Somos + en Santa Clara.

Si el mundo no es consciente hoy de la situación política que viven los cubanos, es porque esta se ha silenciado totalmente por los únicos medios de comunicación masiva que existen en Cuba: los que responden a los intereses del gobierno.

Muchos de los extranjeros que visitan el país, ignoran  que está prohibido fundar órganos de prensa que no respondan a los intereses del Estado Socialista. Por tanto, los ciudadanos reciben solo una visión de la realidad: la oficialista.

Mientras, algunos medios alternativos que han surgido en la red de redes, como “Cartas desde Cuba” o “La Joven Cuba” reciben el repudio estatal y no tienen un alcance masivo. ¿Por qué? Muy sencillo, los cubanos no poseen un libre acceso a internet. Es tan caro, que apenas se puede utilizar para una comunicación familiar. Tampoco se trata de un servicio de excelencia, sino que a veces pareciera que usted está echando por la borda su dinero.

Y es posible que un ciudadano del mundo se cuestione  que 2 CUC por una hora de conexión, sea un precio elevado. Sin embargo, puede crecer su sorpresa al conocer que los salarios promedio en Cuba son de 20 CUC, por usar una cifra generosa.

Cualquier persona con raciocinio puede preguntarse cómo se sobrevive un mes en Cuba, si un ingeniero o licenciado trabaja 30 días para comprarse un par de zapatos, no de los mejores.

Posición cuestionable de la prensa. Llama la atención que un grupo de profesionales jóvenes y avezados en temas políticos, dígase Oliver Zamora Arias, Cristina Escobar y Anisley Torres, entre otros, debatan con ojo hipercrítico las debilidades de los gobiernos ajenos, y ni una vez cuestionen las barrabasadas políticas del gobierno propio.

No comprendo que sean totalmente parciales y absolutos cuando se trata de mirar con el catalejo los defectos de la política norteamericana, hasta el punto de parecer que alguno se va a quitar la chancleta, como se dice en buen cubano. Si es que, como dijo Obama, los problemas de este país se resolverán desde adentro.

Y sí, aquí todo es cuestión de política: la economía, la sociedad, la cultura. El que se va, es porque el gobierno no ha sido capaz de satisfacer sus aspiraciones de llevar una vida digna ¿Todo lo que está mal desde hace muchos años y no se ha resuelto, de quién es culpa? Esa es la verdad que ningún medio de prensa cubano quiere decir, por eso Lázaro Manuel Alonso ataca las ramas y no la raíz, en sus polémicas televisivas. Supongo que él, y los otros, no pueden decir otra cosa, cosa que va de boca en boca del cubano, que habla cada vez menos bajo.

Si los cubanos se van de a miles, no es porque la Ley de Ajuste Cubano los motiva, sino porque el gobierno cubano los asfixia, hasta el punto de que alguien elija perder su vida en el mar o en la tierra, antes de quedarse aquí. Y no, la respuesta no es que la migración es un fenómeno mundial. La respuesta es que ya nadie quiere vivir en un país donde el gobierno es un enemigo de los ciudadanos. Así se siente convivir en esta sociedad.

De nada valen las consignas de  gratuidad de la salud, cuando en la práctica se roban la mayoría de los materiales y los venden en el mercado negro. Los trabajadores de la salud también tienen que alimentar a sus hijos. No es justificable robarle a un enfermo, pero en eso los ha convertido un gobierno que no les paga por lo que hacen, como a casi nadie.

Solo espero que no detengan su marcha quienes buscan una vida decente en un país extraño, porque así, la verdad se sabrá. Los cubanos no huyen de la guerra como los sirios, huyen del gobierno. En Cuba no hay bombas, pero hay persecuciones silenciosas, que violan derechos humanos y provocan grandes daños psicológicos a las familias de quienes se atreven a actuar diferente.

Por el momento sería bueno llevar a todos, incansablemente, las verdades de Cuba, para que entre millones, se pueda derrumbar el muro de silencio.

Me gustaría ver esa misma pasión para exigirle al gobierno que respete sus derechos a votar o a expulsar al presidente, a realizar una huelga, a que existan otros medios de prensa independientes del gobierno cubano. O será que ellos están de acuerdo con todas las decisiones políticas en Cuba, o viven en una sociedad de ensueño. No tengo la respuesta. Pero espero que no sea la vieja reflexión de que todos los medios de prensa del mundo responden a los intereses de quienes los financian, porque hay muchas cosas por hacer para conquistar libertades de expresión, que se diferencian de ser vocero de una política que hace sufrir a la gente de Cuba.

 

 

The following two tabs change content below.
Redacción Somos+

Redacción Somos+

Grupo de Redacción de Somos+.

Comentarios con Facebook

comments

4 comments on “El secreto silenciado de una nación
  1. Señora Malena Barrios; gracias por comentar el post. Tengo un par de dudas respecto a su punto de vista. Usted dice: ”evidentemente este relajito amarillista no es del agrado de nuestro pueblo y no se trasmite a toda la nación, así de sencillo”; y aquí yo me pregunto ¿a que pueblo se refiere? el problema de fondo es que ciudadanos cubanos desconocen el ”relajito amarillista”, de aquí que esa opinión negativa a la que usted hace referencia no existe, puesto que de inicio la gente no tiene posibilidad de acceder libremente a toda la información posible acerca de los ”relajistas amarillistas” y mucho penos de expresarla libremente a través de cualquier medio de prensa, sea o no oficialista…perdón; por un momento olvidé que no hay otro medio de comunicación que no pertenezca al estado…

    Por otro lado, la comparativa con los refugiados sirios tiene un espacio allí donde uno se da cuenta de que hay miles de cubanos varados en Centro América, sobreviviendo como pueden con tal de llegar a EE.UU, donde buscan más posibilidades de tener una vida digna. Como sabrá usted, en estos últimos 50 años han habido otros miles que han muerto o arriesgando su vida en el mar para llegar a una tierra donde al menos se les permita soñar. En este sentido, es natural ver que el gobierno y la Revolución cubana no han funcionado ni funcionan, pues en caso contrario la constante migración de nuestros compatriotas no existiría (si uno vive digna y tranquilamente ninguna ”Ley de ajuste al que vive bien” puede separarte de los tuyos). Concluyendo este punto, los cubanos, cuya ciudadanía emigrante (la de los que no murieron en el intento) alcanza hoy casi un tercio de la población de nuestra isla, también huyen de su país; no de una guerra de bombas y fusiles, si no de una en la que el gobierno usa todo su poder para frustrar la libertad de pensamiento, comercio, asociación, étc. Redundando esto en una imposibilidad total de tener una vida decente, un trabajo digo que nos permita disfrutar de nuestras familias, explotar al máximo nuestras capacidades y ser dueños absolutos de todo lo que sea producto de nuestro trabajo. Si esto último pasara, nuestro país no tuviera las valiosas pérdidas en talento y potencial humano que hoy tiene.

    Dice usted que todos los medios del mundo responden a quienes los financian. Incluso lo dice como si de un acto satánico se tratara. Si asumimos que tiene usted razón, un detalle interesante es que ”en el mundo” la mayoría de las personas escoge el medio por el cual, según usted, se va a dejar engañar; incluso, pueden escoger varios, muchos, y sacar sus propias conclusiones con total libertad. Esa es una diferencia enorme con los medios de comunicación en nuestro país, que responden a los intereses del gobierno, que tan siquiera le da financiamiento, puesto que sus salarios no alcanzan tampoco para comer, o sea, que en este sentido es aún peor. Y por si fuera poco no podemos escoger (en Cuba) otro medio ”financiado” alternativo. Vamos que es como que hay que escuchar obligatoriamente la visión del mundo que nos dicta ”el Mesías”.

    Finalmente, la última oración de su comentario es un poco deprimente. Nosotros, como ciudadanos cubanos, tenemos derecho a exigir lo que nosotros creemos que es correcto para nuestro país. Estaremos más o menos acertados, dependiendo del punto de vista, y las circunstancias pero, ¿ como va usted a sugerir que nosotros no tenemos derecho a exigir y a opinar sobre Cuba…quien lo tiene entonces…usted…los que piensan como usted? Eso se llama fascismo.

    Yo creo que tenemos todos derecho, independientemente de nuestras posiciones políticas. Y creo que el día en que podamos opinar todos y aportar y ejecutar ideas para el desarrollo de nuestro país, ese día habremos tomado la senda del desarrollo. Este es el camino que queremos, por eso da igual donde estemos; se puede ayudar a Cuba desde cualquier parte; ayúdela usted también y escuche, valore, piense e intente dar una opinión racional que no sea atacar la opinión ajena. Eso es construir un país…por eso el nuestro lleva medio siglo detenido en el tiempo.

    ¿Cómo sugiere que ayudar a Cuba es dejarla? Eso es también fascismo. Háganos un favor a todos y haga propuestas concretas para resolver problemas. Y critique, claro que si, todo lo que usted desee que aquí no le quitaremos nada, pero por favor, los tonos de ”váyanse de Cuba” guárdeselos, que Cuba es de todos los cubanos.

  2. Como pueden falsear tanto la realidad cubana, ustedes son los primeros que dicen lo que les da la gana dentro y fuera de Cuba y de momento, nadie se los ha prohibido, o eso parece, porque hablan hasta debajo del agua, evidentemente este relajito amarillista no es del agrado de nuestro pueblo y no se trasmite a toda la nación, así de sencillo.
    Decir que “La joven Cuba” recibe el repudio estatal es un error garrafal, siendo su fundador (Harold Cardenas) el mayor impulsor de la “Red de Jóvenes Anticapitalistas” ¿Por qué íbamos a repudiarlo? A veces tiene alguna salida de tono propio de la edad, pero con un objetivo bien definido, la defensa de la revolución. Todas las Universidades en Cuba y centros de salud cuentan con internet gratuito. El salario en Cuba es bajo pero también es cierto que se garantizan derechos que no tienen precio como la salud y la educación.
    Comparar los emigrantes cubanos con los sirios ya es pasarse de la raya, pregunten que sirio emigra ( o se refugia, que es el termino real) y al año y un día vuelve a siria de vacaciones, esto es el colmo de la superficialidad , ¿Cuántos refugiados cubanos hubo el último año?
    Si NO creen que tooooodos los medios del mundo responden a quien lo financian, les dejo este video, vean con objetividad y la mayor libertad de expresión posible:
    https://www.youtube.com/watch?v=SIDrAfArRMY
    Por último, déjense de tanto escrito y exigencias, no los escucha nadie, si de verdad quieren ayudar a Cuba, váyanse.

  3. Muy claro todo,y al enemigo hay que atacarlo en sus puntos mas débiles,y para encontrarlos,los mas nuevos se deben apoyar en los que vivieron todo el proceso,ya que en esa misma historia esta su debilidad.

Comments are closed.

IP Blocking Protection is enabled by IP Address Blocker from LionScripts.com.