¿Es rescatable la constitución de 1940? (Parte I)

 

cuba-libre-constitution

Por Kaned Garrido

Entre vibrantes discursos, enérgicos debates, coaliciones de poder, cambios de bandos, alianzas impensables y el sueño de reconstruir la República, nació uno de los textos legales más progresistas. Las declaraciones ambiciosas de la Constitución del 40 son tan interesantes como la historia que se encuentra detrás de ella.

La caída de la dictadura de Machado había dejado al país en una tambaleante legitimidad de poder. Partidos y movimientos buscaban cambios profundos. Los revolucionarios querían frenar el crecimiento de los monopolios, la magnitud de los latifundios, la desigualdad entre las clases, la pobreza en campos y ciudades, y sobre todo: terminar de formar una nación independiente.

Dentro de la Asamblea Constituyente los líderes políticos se batían en intensas discusiones. En el temblor de la Segunda Guerra Mundial la política cubana tomaba partido en los movimientos de las grandes potencias. Eduardo Chibás criticaba el apoyo de los comunistas cubanos a las acciones de Moscú. Mientras, se proponían leyes para reducir el dominio norteamericano sobre la isla. El nacionalismo era el tema recurrente y necesario.

La constitución tiene una fuerte base liberal, un respeto profundo por la división de poderes y la igualdad ante la ley. Además se proponía un programa social ambicioso.

El artículo 61 garantizaba que todos los trabajadores cubanos tuvieran un salario mínimo de acuerdo a las necesidades materiales, morales y culturales. Las comisiones que fijaban ese sueldo debían tomar en cuenta la actividad económica, las condiciones de la región, considerando al trabajador el “jefe de familia”.

¿Si en este momento creáramos una comisión, qué salario mínimo estimaría para el trabajador cubano?

El artículo 67 otorgaba a cada trabajador el descanso retribuido de un mes por cada once de trabajo. Si por alguna circunstancia no cumplían los once, tenían derecho al descanso proporcional al tiempo que trabajaron. Pero esos eran solo beneficios, su verdadero derecho residía en el artículo 71:

“Se reconoce el derecho de los trabajadores a la huelga y el de los patrones al paro, conforme a la regulación que la Ley establezca para el ejercicio de ambos derechos. “

Era esta ley la que impediría a los empleadores pasar por encima de los trabajadores. La sola amenaza de huelga es un recurso para negociar.

Es difícil definir los tiempos gramaticales para hablar de estas leyes, para decir qué tanto se cumplieron. Sus años de vigencia estuvieron plagados de corrupción y terminaron con el golpe de estado de Batista el 10 de marzo de 1952.

Hoy, la revisión del oficialismo reconoce ciertas conquistas sociales del texto, pero considera que es una “constitución burguesa” e “inferior” a la actual.

Por eso debemos crear nuestra propia percepción de qué es rescatable y qué no. ¿Por qué es tan importante un texto tan antiguo? ¿Se puede copiar y pegar en el siglo XXI?

Muchos estudiosos constitucionalistas concuerdan en que solo necesita algunas enmiendas para actualizarse, pues su naturaleza liberal y justa la hace vigente para nuestra época.

Posiblemente esta carta escrita entre los tormentos del 40 sea la base de la nueva democracia cubana. Por eso seguiremos hablando de ella …

 

Fuentes consultadas

http://www.cuba-economia.org/documentos/constituciones-de-cuba

 

 

 

Si deseas enviar tus comentarios sobre el post desde Cuba, escribe a: comunicaciones@somosmascuba.com. Tus opiniones serán incluidas en el blog.
Para seguir este blog por correo desde Cuba, por favor envía un correo a coordinador@somosmascuba.com. Desde el resto del mundo, ve a www.somosmascuba.com, columna de la derecha, suscribirse a este blog.

 

 

The following two tabs change content below.
Kaned Garrido

Kaned Garrido

Nací en Cuba en 1993. Salí de Cuba en el 2008 y he vivido en Colombia hasta ahora. Mi preocupación por lo que sucedía en Cuba me llevó a escoger la carrera que estudio: Ciencia Política. Me uní a Somos+ porque me identifico con lo que piensan y sienten. Es una experiencia emocionante pertenecer a un equipo donde se respira tanto entusiasmo y energía que ningún desafío parece imposible. Para todos aquí tienen un amigo.

Comentarios con Facebook

comments

One comment on “¿Es rescatable la constitución de 1940? (Parte I)
  1. Kaned, exceletne introducción. Ya espero la Parte II. No se si la Cosntitución del 40 será nuestra futura constitución o no, aunque solo lo sea provisionalmente, pero de lo que si estoy seguro es que en su espíritu liberal debemos situar uno de los pilares de la reconstrucción de la Patria.

    Algo necesitaremos el día 1 después del triunfo, quizás lo mejor sea reinstaurar, aunque, como digo, solo sea de forma provisional, la del 40, aunque con reentrada en vigor paulatina, pues “ponerla de golpe” es materialmente imposible.

Comments are closed.

IP Blocking Protection is enabled by IP Address Blocker from LionScripts.com.