Había una vez: el lobo nos quiere comer

 

Cuba, castrismo

 

Por: Lázaro Vichot

De alguna manera, unos más, otros menos, somos muchos los que con curiosidad hemos seguido las noticias vinculadas con las conversaciones entre Cuba y Estados Unidos. Al menos del lado de acá, desde Cuba me refiero, me llama la atención que generalmente se hace mayor énfasis noticioso en aquellos aspectos que pudieran seguir sustentando la ideología que hasta el momento le ha dado vida al régimen, es decir, es mejor hablar de lo que aún Estados Unidos no ha hecho y que ellos entienden que debe hacer, que declarar explícitamente aquello que ya son pasos reales positivos por parte de Estados Unidos y fruto de estas conversaciones.

Por ejemplo, en la medida que el régimen nota que algunas de las exigencias que le han hecho a los Estados Unidos pueden convertirse en realidad, se comienza a hacer uso de nuevos discursos de inconformidad de cualquier índole, trátese de una defensa a ultranza a Venezuela, trátese de algún comentario de algún político estadounidense que ellos “interpretan” como ofensivo hacia alguno de sus países “amigos”, en fin, cualquier cosa que sirva para seguir alejando la meta de una real reconciliación de los países. Y por supuesto, ya no vamos a hablar de que en cuanto a entrega por la parte del régimen cubano, aún no ha cedido ni un ápice de todo lo que tiene y le corresponde éticamente ceder, digamos, solamente en el campo de la democracia.

Con toda honestidad, no me sorprende para nada esto, no me considero profeta, como tampoco un ducho en materia de política, pero los que como yo ya tienen 50 años, quizás algo menos o más años, saben que Estados Unidos ha sido el enemigo necesario para este régimen, que toda su ideología y engaño al pueblo cubano la han perpetrado siempre desde la política de que el “lobo nos quiere comer”. Y le pido prestado el lobo al cuento de “La Caperucita Roja” con toda intención, porque como le decía en algún momento a un amigo mío: ´si al cuento de “La Caperucita Roja” le quitamos el lobo, desaparece el cuento, que incluso se le podía quitar hasta la abuelita, pero nunca el lobo, porque la esencia del cuento radica en que exista un lobo que asuste a la caperucita, es decir, el lobo necesario del cuento.

Sí, el lobo, los Estados Unidos, “que ya están presto a atacarnos, que preparan una nueva escalada invasora hacia Cuba, y que por eso se hace necesario”, decían por allá por la década del 90, quizás un poco menos, no recuerdo exactamente, “ahora, que en cada barrio, que en cada centro de trabajo se abran huecos que sirvan para refugiarnos cuando llegue esa invasión”, estoy seguro de que muchos como yo recuerdan esto; los estudiantes en las escuelas, las personas de los barrios, los trabajadores, todos abriendo huecos por doquier, liberando energía que hubiera servido precisamente para salir a las calles a decirle al verdadero lobo, al régimen: “No más dictadura”, “No más imposición y ausencia total de democracia”, “No más, no más, no más…”.

Y claro está, ¿por qué no quieren ceder?, ¿por qué todo lo califican como de astucias y nuevas estrategias de Estados Unidos para quitarnos nuestra “soberanía”?; porque precisamente ahí se encuentra el engaño, ¿soberanía de quién?, porque no se trata de la soberanía del pueblo cubano, ese pueblo que será verdaderamente libre y soberano cuando desaparezcan hasta los últimos vestigios de este régimen totalitario.

Seguirán, por ende, tratando de hacer ver que hay un imperialismo, un “Estados Unidos”, que hay un lobo que nos quiere comer, porque la fórmula es simple y les ha funcionado hasta ahora. Aunque no creo que ya más, me atrevo a decir que estamos en el principio del fin del cuento, para suerte de los niños, no precisamente del cuento de “La Caperucita Roja”, sino del cuento que se le ha hecho a los cubanos por casi 60 años. 

Hay una realidad, el régimen no estaba preparado para la política que ha llevado a cabo el gobierno de Obama, lo ideal para los gobernantes del régimen es un Estados Unidos que bajo ningún concepto cediera un ápice, en lo más profundo de sus corazones desean un lobo feroz, bien feroz, para continuar con su fórmula; pero la política de Obama los desestabilizó: logra una visita a Cuba, figúrense, el jefe del imperio, “el lobo mayor” en un estadio en Cuba en mangas de camisa, comiendo en una paladar en la Habana, recibiendo la aprobación y la bienvenida de los cubanos, que nadie se engañe, que fue así.

Ya son menos los recursos que van quedando para sostener un discurso por parte del régimen, que avale a Estados Unidos como el lobo que nos quiere comer, pero recuerden, seguirán intentando agregarle nuevos elementos al discurso, de toda índole, como decimos por acá, se agarrarán de un clavo caliente para seguir haciendo de Estados Unidos el enemigo necesario.

 

The following two tabs change content below.
Redacción Somos+

Redacción Somos+

Grupo de Redacción de Somos+.
Redacción Somos+

Últimos posts de Redacción Somos+ (ver todos)

Comentarios con Facebook

comments

3 comments on “Había una vez: el lobo nos quiere comer
  1. Tambien, estudiaron muy bien la sicologia humana,y asi lograron crear una ZONA DE CONFOR,para el ser humano, no habia de que preocuparce ,todo estaba resuelto,claro a su manera,y asi lograron hacer de la miseria,la mejor forma de vivir.

  2. Muy bien por el articulista,es una realidad, sin manchas,mas limpia que la luz del sol,yo no se como es que hay quienes no entienden esto ,que es tan simple,y ahora critican a Obama,como si fuera el traidor,y es el unico que les esta dando dolores de cabeza, ya que ahora los argumentos que esgrimen se notan tan vacíos,ni ellos se los creen,pero estoy tambien de acuerdo, este lobo ya no es tan fiero como lo pintaron,pero ellos le seguiran cuqueando mientras puedan,ya que es lña base de todo este entramado diabólico,no es el unico elemento, pero si uno de los mas importantes.Todo esto fue muy bien estudiado desde el principio,y aplicado al 100%,primero el enemigo, luego crear miseria material, espiritual,mas tarde separar la familia,,exportar cubanos, para asi quitar a aquellos que podrían traer problemas, y crear una fuente de ingresos,sembrar el miedo hasta en la médula de los huesos,cerrar el país de toda influencia externa,dominar todos los medios de comunicación,sembrar la división en el pueblo,para ellos y otras cosas crearon los CDR,y asi podria seguir la lista de tareas de primer orden, que si cumplieron con eficiencia.

  3. SE AGARRARAN HASTA DE SU MADRE PARA MANTENERSE EN EL PODER Y CUIDADO NO APAREZCA POR AHI UN SABOTEADOR Q PONGA UNA BOMBA EN UN HOTEL Y MATE UN TURISTA O VUELE UN AVION CUBANO DE TODO PUEDE HABER CON ESTOS CASTROS PARA MANTENER SU DICTADURA.

Comments are closed.

IP Blocking Protection is enabled by IP Address Blocker from LionScripts.com.