Los hombres grises de la oficina verde

 

Academia-MININT-Cuba

Academia del MININT Hermanos Martínez Tamayo, Cuba

 

Por: América

El ideal de los hombres “color del silencio” para pelear contra el “enemigo yanqui” y sus “mercenarios”, ha devenido grupo represivo sin límites. Golpean a quienes les indiquen sin medir consecuencias futuras. ¿En qué lugar del imaginario popular quedó la serie que protagonizara Sergio Corrieri “En silencio ha tenido que ser”?

La imagen generalizada de que los espías cubanos superaban las ficciones encarnadas en James Bond se vinieron abajo con la captura y condena de los integrantes de la Red Avispa. En el presente, muchachos con caras de pocos amigos se apuestan en las esquinas a vigilar a disidentes y personas inconformes. Otros tantos, desandan las redes sociales haciendo apologías del socialismo y defendiendo lo indefendible.

Por los diversos pasillos de la Internet, los llamados “trolls”, esa nueva modalidad de soldados creados recientemente por el régimen, son quienes atacan los flancos de los que disienten. Ahora la pregunta obligada: ¿sienten de forma sincera todos esos improperios que vocean? Quiero creer que no.

La emprenden con cualquiera que no comulgue con el sistema de gobierno cubano y les llaman “mercenarios”, sin caer en cuenta que la mayoría de estas personas simplemente dicen lo que sienten porque se les ha atragantado la verdad durante tanto tiempo que sienten que ya no pueden seguir mirando de lejos, y por eso escriben, escriben…porque en la palabra sienten la fuerza abrumadora de la verdad, esa verdad que quieren hacer llegar a todo el que los lee. Los llamados trolls viven encerrados en cápsulas de odio, pero detrás de esas máscaras existen hombres, jóvenes que tienen familia y -créanlo o no- también sueños.

Las escuelas de formación profesional para oficiales operativos de la Contrainteligencia Militar pasaron de la improvisación a principios de la década del ’60 al establecimiento de la Academia “Hermanos Martínez Tamayo”, en cursos superiores de cinco años para terminar en la actualidad con cursos básicos de seis meses o dos años y con encuentros periódicos, a modo de estudios dirigidos.

Cuando los jóvenes cadetes se adentran en los pasillos de la Academia, detrás dejan todo lo que los hizo identificarse con los amigos del barrio y de cursos anteriores. Muchos ingresan por ideología preformada en sus hogares; otros más humildes, porque ven en ese tipo de escuelas una salida de la pobreza familiar en la que muchos viven y saben que al menos -cuando salgan graduados- tendrán salario fijo. El ejército emergente aún no imagina lo que habita en las oficinas verdes.

A todos les borran la sonrisa. Les graban en el ADN que lo que hacen es “lo correcto”, aunque no sea así. Y ellos se aferran a ese “slogan” en las noches más grises para poder descansar la conciencia culpable en la almohada. Así es como nacen los hombres grises que habitan las oficinas verdes.

Represores-Cuba

Y no defienden al pueblo, respaldan al Estado. No protegen a los ciudadanos, protegen al “comandante”. No hacen nada para revertir la triste situación, sino que se hacen eco de las injusticias cometidas en nombre de un socialismo que hace mucho tiempo no existe.

Tengo fe en que esto cambiará, de que un día no muy lejano estos jóvenes militares comprenderán de qué lado se vive mejor: del lado de la justicia y la verdad. Y como en Portugal, permitirán que una joven ponga en sus fusiles una flor. Y de un plumazo, se borrará de la historia la macabra leyenda de los Órganos de la Seguridad del Estado y su policía política. Entonces no habrá necesidad de que permanezcan abiertas las oficinas verdes de los hombres grises.

Llegará el día en que consigamos lo que en la Argentina y Chile, un sistema perfectible pero inmensamente más justo que aquel esquema que sumió a estos pueblos en una total dictadura. Quiero creer que en Cuba sucederá lo mismo más temprano que tarde: un sistema democrático y plural, diferente al de hoy. No quiero que los niños de los niños de nuestra Patria crezcan en un mundo donde no hay matices, en donde los blogueros, periodistas independientes, activistas religiosos y escritores son “elementos contrarrevolucionarios” antes que personas. Donde los derechos y la dignidad chocan contra el muro de una ideología hecha credo.

 

 

 

 

 

Si deseas enviar tus comentarios sobre el post desde Cuba, escribe a: comunicaciones@somosmascuba.com. Tus opiniones serán incluidas en el blog.
Para seguir este blog por correo desde Cuba, por favor envía un correo a coordinador@somosmascuba.com. Desde el resto del mundo, ve a www.somosmascuba.com, columna de la derecha, suscribirse a este blog.

 

The following two tabs change content below.

Comentarios con Facebook

comments

9 comments on “Los hombres grises de la oficina verde
  1. América
    Solo quiero que me expliques si las esperanzas que deseas para el pueblo cubano es llegar a ser similares a una Argentina de Macri, acaso vos no leis la prensa donde se publican las manifestaciones en contra de las políticas económicas de Macri, el aumento del desempleo en los casi 9 meses de gobierno, los tarifazos que esta implementando, o como suprimió la accesibilidad a Telesur, aún en contra de su propio gremio periodístico (tiene que ver con la tan cacareada libertad de expresión) y finalmente todavía está pendiente el tema de los Papeles de Panamá, donde aparece involucrado. De Chile, por qué no hablas de las manifestaciones de los estudiantes y sus demandas, de la represión que han sido objeto.
    Yo creo que los cubanos de Cuba no quieren eso en su país.

    Llegará el día en que consigamos lo que en la Argentina y Chile, un sistema perfectible pero inmensamente más justo que aquel esquema que sumió a estos pueblos en una total dictadura. Quiero creer que en Cuba sucederá lo mismo más temprano que tarde: un sistema democrático y plural, diferente al de hoy. No quiero que los niños de los niños de nuestra Patria crezcan en un mundo donde no hay matices, en donde los blogueros, periodistas independientes, activistas religiosos y escritores son “elementos contrarrevolucionarios” antes que personas. Donde los derechos y la dignidad chocan contra el muro de una ideología hecha credo.

    • El último párrafo de mi anterior comentario es la referencia de lo que publicó América, es un disparate, solo para que se compare.

    • Al menos esos estudiantes chilenos tienen la oportunidad de manifestarse, de exigir sus derechos. En Cuba no existen las manifestaciones simplemente porque las reprimen, cualquier intento de protesta lo asfixian ustedes, oficial. El último párrafo no es un disparate, es una verdad de Perogrullo, oficial! Tú, yo y muchos más -incluso los que hacen silencio- el pueblo anhela la oportunidad de cambiarlo todo, aunque luego tengamos que sacar de la silla presidencial a un Macri o a una Dilma, pero ¡cambiar!, protestar, decidir, ser dueños de nuestro propio contexto. Queremos que llegue el día en que seamos una verdadera nación democrática, y no un reino autocrático como ahora, donde bufones como tú se erigen en defensores de lo indefendible. Porque yo pregunto: ¿alguien ve lógico o saludable que un mismo individuo gobierne casi cincuenta años y luego le pase el poder al hermano cual si de una herencia latifundista se tratase? Yo creo que eso es muy jodido, y como yo muchos lo creen. Le han arrebatado al pueblo la oportunidad de decidir qué quieren y qué no, y ahora vienes tú a decir que yo hablo disparates. Hay que ser muy tonto o muy cínico -o las dos cosas a la vez- para decir que el pueblo cubano no quiere cambios, que quiere quedarse así… amodorrados, maniatados, bestializados ideológicamente! Qué cara, David, qué cara tienes! Y no me vengas con que las elecciones del PP y que si las marchas del 1ro de Mayo, y qie si el pueblo enardecido grita consignas, que eso no es más que pantomima política y coacción al peor estilo Stasi, deja ya la tontería que Cuba tiene que estremecerse por los cambios, aunque individuos como tú se aferren a lo podrido. Es la ley de la dialéctica, querido, todo tiene que cambiar. Así que prepáse, oficial, o se suma a los cambios o se aparta…Esta es tarea de grandes!

      • América
        No te puedo decir ni oficial, ni agente, ni mercenaria (o), pues no tienes calificación, solo decirte que como tal no reconoces el valor de los pueblos, cuando los pueblos quieren cambiar gobiernos lo hacen con valentía, nadie se los impide, ejemplo de ellos sobran desde la Toma de la Bastilla en Francia hasta cuando sacaron a Carlos Saúl Maném en Argentina, en Cuba sin embargo, y es lo que más les duele a Uds eso no sucede, por más que uds lo deseen, eso no pasa, el pueblo cubano es un pueblo con conciencia, que apoya a su revolución, aún en sus peores dificultades, eso a Uds les duele.
        Siempre hablan de que el pueblo cubano va a l as marchas, desfiles y actos obligado, algo inverosímil de pensar y de decir, quien puede obligar a millones de personas a hacer algo en contra de su voluntad, habrá quienes no estarán de acuerdo en hacerlo, pero eso Son Menos, igual como se llama su movimiento.
        En Cuba habrá cambios, pero no al estilo que uds. quieren, sino los que el pueblo elija, uds. con su política contrarrevolucionaria son los que estorban y entorpecen, pues considero que los que se deben apartar o sumarse son ud, ¿agente o mercenaria? da igual, den vía libre a la revolución cubana que nadie la detiene.

  2. La triste celebre Hermanos Tamayo, hubicada cerca de la muñeca, playa rodeada de casas lujosas y muchos arboles. Alli me enseñaron derecho y contrainteligencia. De derecho aprendi poco y de lo otro tambien. En primer año pensaban que no se habia acavado la Guerra fria y nos seguian poniendo los videos del Silencio a tenido que ser. Al menos uno creia en un enemigo externo. Luego vino el Maleconaso, El Bombo, La visita del Papa. Y me di cuenta poco a poco que estaba confundido llegue a quinto año con un desanimo tan grande que cada dia me cuestionaba para que coño habia llegado tan lejos si no existia ningun enemigo externo, que todo el tiempo se nos entrenaba para luchar contra el pueblo. Siempre era la misma basura (salidas ilegales, Carteles, Atentados al comandante en jefe y situaciones a irreales a solucionar salidas de la cabeza de no se quien) ya estaba cansado. Yo me gradue y me fui tuve la suerte de que me dieran mi Baja de forma rapida porque no estaba “comprometido” pero a muchos que se fueron luego y que ya llevaban un tiempo de haberse graduado la psaban mal para salirse. En la Tamayo aprendi de una profesora de Historia que el Che Guevara era un acido y un pesao. Aprendi a que muy cerca de ahi y mas pegado a la muñeca estaba un departamento donde se abre mucha correspondencia y eso es ilegal. Y eso que te enseñaban derecho. Ahi dentro claro que hay gente de pueblo, gente honrada pero tambien hay gente mala que viven hacienda mal al pueblo, a sus intelectuales, para mantener a los que estan en el poder. Me arrepiento de haber escrito tanta mierda en todas aquellas clases de la “especialidad”. Y me quieto el sombrero ante los que luchan contra ese regimen. Admiro a Elicer desde que siendo muy jioven puso en jaque a un Alarcon estupido. La Tamayo que ya no esta ahi precisamente donde se enseñan todas esas clases sino en Vale Grande. Es desde donde se empieza a reprimer al pueblo.

    • Andro, muchos jóvenes como tú fuimos manipulados, nos hicieron creer que Fidel era nuestro venerable benefactor, el héroe, el padre, el abuelo…el líder. Hicieron de nosotros robots para defender los intereses del estado por encima de los la Patria. No te arrepientas, tú al igual que yo, pudimos vivir en el monstruo y conocerle las entrañas. Eso sólo nos fortaleció, así que agradece haber estado en esa dichosa Academia porque así puedes discernir lo bueno de lo malo. Gracias por tus palabras, siéntete libre de compartir tus criterios siempre. Un abrazo para ti, cubano! Y búscame en Fb, así compartimos más de nuestras experiencias e ideas. Mi nombre es Gretther Yedra. Estoy a tu entera disposición.

  3. // ¿Y “cómo”,”qué” y “cuándo”? //

    “Tengo fe en que esto cambiará…”
    “Llegará el día…”
    “Quiero creer que…”
    “No quiero que…”

    Pero de “cómo”,”qué” y “cuándo”, nada.

    • Sr. Trelles, por que mejor no nos ilustra con las respuestas a esas preguntas ya que parece usted conocerlas? He notado que en varios de sus comentarios siempre asume la misma postura y no logro entender (o quizás si) el porque su renuencia a ver que el trabajo que hace esta organización puede ser definitivamente diferente a lo que usted espera. Esta no es una organización militar (si es que es eso lo que sugiere como solución), y no le interesan formas de lucha que no sean las vías pacíficas y políticas. Mucho del trabajo para el cambio en Cuba debe comenzar directamente por la educación política y cívica. El trabajo de Somos+ se centra en estos aspectos como fundamentales para lograr la participación del pueblo en general como actores del cambio. Si usted no está de acuerdo con estas formas, es completamente comprensible, no tenemos que estar de acuerdo en eso, pero la crítica constante y los comentarios sarcásticos, como quien conoce la verdad absoluta, no es una forma constructiva de apoyar el cambio en Cuba. Reservemos esas cosas para el régimen.

Comments are closed.

IP Blocking Protection is enabled by IP Address Blocker from LionScripts.com.