Nos forjaron un Dios

 

la-paloma-de-fidel_detalle_articulo

 

Por: Pedro Acosta

A tono con el cúmulo de noticias que inundan nuestros espacios informativos- en las que se tiene de nuevo como centro a Fidel Castro- sería  oportuno hacer una “reflexión” al respecto ya que se sigue brindando la imagen de un ser único, excepcional y omnipresente. Inventaron  un “Dios” de un hombre que se dice ateo y que luchó, a brazo partido, por eliminar todo vestigio religioso en el país.

Los  medios de comunicación, todos en manos del régimen,  así como la propaganda política que se dispensaba, en dosis infinita, en nuestros centros educacionales y de trabajo, contribuyeron a  forjar un ser “superior” de un hombre al  que casi no conocíamos, sabíamos de él sólo aquello que les convenía mostrar, nunca nos entregaron al hombre de carne y hueso, con sus virtudes, pero también con sus múltiples fallas.

Recordemos que Fidel negó hasta la saciedad su pensamiento marxista,  que incluso se sentía ofendido cuando, según él decía: “nos  acusan de comunistas”. Un hombre al que jamás se le vio en compañía de su esposa e hijos, ni siquiera los nombra, y que nunca tuvo en cuenta en sus miles de discursos e intervenciones el  dedicarle unas palabras para exaltar el papel y la importancia de la familia en el desarrollo de la vida y la sociedad.

Hombre que jamás vivió como pedía, e hizo vivir a este pueblo de privación en privación. Que desató una incosteable ayuda internacionalista a expensas del eterno sacrificio de los de su patria.

Una persona que demostró en disímiles ocasiones  ante las cámaras de la televisión,  que no soporta enfrentamientos de ninguna índole y que no dialoga, impone. Que si encuentra un escollo no lo rodea, sino que trata de  arrasarlo sin pensar en las consecuencias. Personaje que humilló públicamente a más de uno de sus compatriotas y a algún que otro Presidente foráneo. Que no dudó en tildar, abiertamente, de “viejo chocho” a un colega político como lo fue Mao Zedong.

Un hombre que vivía sus sueños, su muy  particular forma de ver  la vida y  hacer las cosas. Un ser  que  siendo el máximo dirigente del país, y con la tremenda osadía que da el cinismo, planteó que: “en todo caso nuestras jineteras (prostitutas) eran las más cultas y sanas del mundo”. Que nos impuso su criterio bajo la fuerza de su manufacturada imagen y el desarrollo de los acontecimientos y el poder de las instituciones y organizaciones que fue creando. Un hombre que en lugar de propiciar por encima de todo el desarrollo económico que ya mostraba el país en los años 50, lo que hizo fue convertir a la isla  y al pueblo cubano; durante las décadas del sesenta y setenta del pasado siglo, en un ente guerrerista, haciendo suyo los anhelos del Che de: “cantos luctuosos y tableteo de ametralladoras” y que quiso llevar a la práctica el un, dos, tres, muchos Vietnam, que también quería  crear el argentino.

 

#Cuba Castro cercenó los sueños y aspiraciones de toda una nación, subordinándola a su capricho Click Para Twittear

 

Un hombre que cercenó los sueños y aspiraciones de toda una nación, subordinando ésta a sus caprichos.  Que con su soberbia, desconocimiento e intolerancia, hundió al país en la pobreza económica y la miseria espiritual.

Un mortal que situó en su país proyectiles nucleares y soldados de una potencia extranjera. Potencia que con su tremendo poderío militar subyugó a millones de hombres y a media Europa.

Un hombre, que tal vez por sus ocultos  sueños de grandeza e inmortalidad, exigió e hizo en vano; y sin  nadie saber  el por qué; derramar sangre cubana en la arena internacional. Granada es el más grande y vergonzoso ejemplo de ello.

Hombre  del que jamás se puede olvidar que por vanidad, orgullo e impotencia, solicitó a la URSS que, de darse la posibilidad, masacrara al pueblo de los Estados Unidos y que también sabía que  su pueblo sería borrado de la faz de la tierra.  Hechos  que concluirían  en la Tercera Guerra Mundial, esta vez nuclear, conflagración  que posiblemente, a lo largo, traería como consecuencia la  desaparición de la  especie humana.

Nos crearon un “Dios”: Fidel, un “culto”: el Castrismo y una “Biblia”: los discursos e intervenciones de ese simulado profeta. Pero como muy sabiamente afirmara Abraham Lincoln: “”…  no se puede engañar a todo el mundo todo el tiempo”.

El “Dios” se apagó, el culto quedó sin partidarios   y la “Biblia” en falsa hojarasca se convirtió.

 

Para seguir este blog por correo desde Cuba, por favor envia un correo a coordinador@somosmascuba.com. Desde el resto del mundo, ve a www.somosmascuba.com, columna de la derecha, suscribirse a este blog.

 

The following two tabs change content below.
Pedro Acosta

Pedro Acosta

Nací en Diciembre de 1951. Estudié Contabilidad hasta 3ero y Derecho hasta 2do. Fui combatiente internacionalista en Angola. Dirigí la Ref. aceite comestible más grande de Cuba. Fundé en 1995 un restaurante que dirigí por 17 años. Escribo actualmente para medios independientes. Y hoy estoy aquí aportando mi parte como ciudadano porque la suerte se construye y se abona nadie nos la regala.
Pedro Acosta

Últimos posts de Pedro Acosta (ver todos)

Comentarios con Facebook

comments

3 comments on “Nos forjaron un Dios
  1. // Mentalidad cambia cuando se cambia el enfoque //

    En mi experiencia personal tratando de estudiar y entender el camino que tomó y tiene nuestra organización social y nacional cubanas me ha sido de gran utilidad tomar la acción que hizo y todavía nos influye de Fidel Castro no como algo “que él nos hizo”, sino como algo que **nos dejamos (pasado) y nos dejamos (presente), hacer**. Cuando digo “nos” me refiero a toda la sociedad, primero bajo la responsabilidad de nuestros padres y abuelos, y ahora bajo la nuestra y de nuestros hijos.

    Siempre ha habido y habrá en toda sociedad humana amplia como la de un país individuos con habilidades para manipular y arrastar a los demás según sus objetivos (“líderes” o “caudillos” se les llama). Esos objetivos pueden ser bien indeseables y ni a objetivos deseables debemos ir siendo arrastrados.

    No se puede esperar que tales individuos rectifiquen y/o se abstengan de hacer lo que saben hacer usando esas habilidades. La sociedad tiene que estar preparada, *que haber sido preparada*, en todos los sentidos, para impedir su acción, con los métodos y la fuerza que se requiera.

    Las sociedades necesitan ser preparadas para enfrentar e impedir el establecimiento de los Fidel Castro, los Hugo Chávez, los Adolfo Hitler, los Mao Zedong.

    La pieza clave de esos problemas no es lo que tales individuos hacen sino lo que nosotros hicimos, hacemos *y dejamos de hacer*. Les propongo y recomiendo mucho buscar las soluciones que necesitamos por ahí.

  2. Buen articulo, con lo unico que sigo confrontando dudas, es con aquello de la pobreza creada,para mi fue parte del plan,sin pobreza hubiera sido imposible hacer todo lo qie hizo impunemente,siempre veo el enfoque de que en lo económico no supo,yo creo que si supo,y lo hizo muy bien,destruir la infraestructura productiva era imprescindible,para destruir todo lo demas.Y tambien creo que esa seudo revolución, fue para EL,un total éxito,ya que su objetivo supremo era mantenerse en el poder,y lo logro.LO que ahora el hermanito que siempre estuvo aplastado vio una forma simple de darle una especie de golpe de estado,enmascarado con la enfermedad,de quien lo había humillado toda la vida.

  3. Si es el gran problema de los tiranos, al tiempo que intntan eliminar a Dios de la sociedad, simplemente por hecho de ser un ente superior y que, por tanto, les desafía en su “grandeza”, tienen que busca runa alternativa. Empiezan buscándola en el partido o la organización y acaban encontrándola en el máximo líder, gran timonel, etc.

    Muy preciso el análisis.

Comments are closed.

IP Blocking Protection is enabled by IP Address Blocker from LionScripts.com.