Historia entre telones

 

Cubanos preparando una balsa

Cubanos preparando una balsa

 

Por: Iliana Hernández

En medio de la crisis que azota al país, llega la noticia de que la emigración se irá incrementando a causa de que ya “la gallina de los huevos de oro”, Venezuela, ha reducido el envío de petróleo a Cuba. Además, los cubanos por el temor de que EE.UU elimine la Ley de Ajuste, aumentan las salidas ilegales por cualquier vía.

En Cojímar, zona de Habana del Este, los intentos de salida ilegal con embarcaciones elaboradas por los propios cubanos crecen. En ocasiones son interceptados antes de lanzar esas lanchas rústicas al mar y los que consiguen pasar ese cordón tienen la preocupación de que en la travesía  los intercepten los guardacostas norteamericanos. Las familias viven esos días con la máxima tensión, preocupados por los que arriesgan sus vidas; rezan a diario. El balsero tiene tres finales posibles: llegar bien, ser detenido por los guardacostas de ambas orillas o morir. Esta última es la que atemoriza a todos.

Gracias al “boca en boca”, los vecinos nos vamos enterando de los casos que la policía descubre en tierra. Una señora que vive cerca del mar pasó un susto tremendo al ver que tres personas se metieron en su casa para esconderse. Ella y su hija a punto de gritar por la irrupción de extraños, pensando que eran ladrones, se detuvieron en el momento que los tres perseguidos les dijeron que eran buena gente y que no querían hacerles daño. Estaban escondiéndose, porque los descubrieron intentando salir del país. Estas mujeres les dieron refugio y los dejaron escondidos hasta que todo se calmó. Sin embargo, no todos corren con la misma suerte, otros vecinos que la misma policía les suministra teléfonos para que realicen la labor de avisar cuando ven algún movimiento en las inmediaciones de sus casas son los que, encargados de delatar a todos los que intentan huir del régimen totalitario que impera en nuestro país, hacen las llamadas  necesarias para que estos sean detenidos.

balseros1

Otros rumores que se escuchan  por el vecindario son que muchos ceden sus casas para fabricar las embarcaciones y colaboran en todo lo necesario para su desarrollo, algunos porque les pagan, otros porque algún familiar también quiere irse y esa es la forma de pago, también están los camiones que asisten a estas personas, para trasladar las embarcaciones hasta la costa, cobran  desde 500 cuc hasta 1000 cuc. Los camioneros que trabajan para el estado son los que prestan este “servicio”, pues lo único que pueden perder es el empleo. Los particulares son más reacios a la aventura por temor a que les quiten sus camiones, además de ser acusados por tráfico de personas. También se han dado casos de que dejan sus camiones y se suman a la travesía.

Las embarcaciones confiscadas son quemadas por la PNR y los guardacostas pero estos últimos dicen que se dedican a coger lo que les vale para venderlo a escondidas de sus jefes. Fuentes de la PNR que prefieren estar en el anonimato por razones de seguridad, afirman que los motores de las embarcaciones son enviados a una estación policial del gobierno ubicada en Boyeros, los choferes son multados y los directores de las empresas son los encargados de amonestarlos, supuestamente los echan.

No hay una hora fija para salir, la mayoría lo hacen por la noche pero algunos más atrevidos- o diría yo más listos- salen en pleno día, sobre las 3:00 pm salieron unos 20 semanas atrás y no tuvieron problemas al hacerlo, porque nadie se imagina que puedan atreverse a esas horas.

 

#Cuba El gobierno tiene que escuchar a los que no estamos de acuerdo con quienes nos dirigen Click Para Twittear

 

Mientras, el gobierno cubano se preocupa por los migrantes libios y de otros países, menos de los suyos. Es una muestra de lo poco que le importan los cubanos a estos mandatarios. 

Cuba necesita un cambio urgente, no podemos seguir huyendo así, el gobierno tiene que escuchar a los cubanos que no estamos de acuerdo con quienes nos dirigen. No nos pueden obligar a ser comunistas y la solución no puede ser huir del país, sino convocar a elecciones para que cada cubano elija quién quiere que lo represente. Si en realidad somos “minoría” como a ellos les gusta decir, entonces, ¿Por qué ese miedo a convocar elecciones y competir con otros partidos cubanos que existen en el país? Ya lo dijo Raúl Castro en el VII Congreso del PCC: “si lo permiten la revolución desaparece”. Ellos están claros aunque le digan a los demás que somos minoría, el pueblo está harto del comunismo, queremos libertad.

 

 

 

 

Si deseas enviar tus comentarios sobre el post desde Cuba, escribe a: comunicaciones@somosmascuba.com. Tus opiniones serán incluidas en el blog.

Para seguir este blog por correo desde Cuba, por favor envía un correo a coordinador@somosmascuba.com. Desde el resto del mundo, ve a www.somosmascuba.com, columna de la derecha, suscribirse a este blog.

 

The following two tabs change content below.
Redacción Somos+

Redacción Somos+

Grupo de Redacción de Somos+.

Comentarios con Facebook

comments

2 comments on “Historia entre telones
  1. Por cierto en Cuba no existen otros partidos, existen mercenarios y vende patrias al servicio de los enemigos de la revolución cubana, Son los Mismos, UNPACU, otros más en fin, por tanto y no ser reconocidos no hay porque reconocerlos como tal.

  2. Iliana
    luego de muchas semanas sin poder debatir contiogo, hoy leo este comentario, soy el único en esta pagina y en FB son pocos considerando la cantidad que pueden hacerlo y los millones que dicen ud, los sigue.

    esto me parece una historia de los años 1990, será que recuerdas esa época tuya de la Habana del este, además de las salidas ilegales o será mera añoranza a tus andanzas por esos parajes. Me recuerdas Habana Babilonia, un libro de un escritor cubano del cual no recuero su nombre, pero sé que vive en España, sabes a quien me refiero, alguien me lo puede recordar. Gracias de antemano.

Comments are closed.

IP Blocking Protection is enabled by IP Address Blocker from LionScripts.com.