La hoz y el martillo al servicio  de la educación en Cuba

 

Cub comunismo OK:nt

Por: Carlos Raúl Macías López

 

Al comunista hay que empezar a formarlo desde que es pionero, desde que está en el círculo infantil. El Estado socialista tiene todo: círculos, educación, todos los niveles de educación, hasta la universitaria, lo tiene todo…      

                                                                     Fidel Castro Ruz

Hace unos días recién comenzó el curso escolar 2016- 2017, y como ya es costumbre, finalizando las vacaciones y desde los medios de difusión masiva, se comenzaron a desplegar toda suerte de spots y anuncios, que a ojos vistas resultaron ser no solo aburridos, sino, además, mediáticamente proselitistas, dado su marcado énfasis en mostrar los placeres del inigualable sistema educacional cubano.

El primer día de clases acompañé a mi hija a la secundaria donde cursará el 9no grado (gratuitamente), no sin antes hacer acopio de fuerzas, porque sabía perfectamente a lo que me iba a enfrentar. Discursos estereotipados, redundancias y compromisos ideológicos, eslóganes y consignas deslucidas, loas al eterno y nonagenario caudillo, vivas y gratitudes a la revolución, y todo esto vociferado a más no poder por los guardianes del régimen.

No soy de los que critican por el mero placer de criticar. En ese sentido prefiero primero armarme de argumentos irrebatibles para demostrar mi tesis, y después entrar en el debate, mientras pienso y dejo pensar. Siempre que intento fundamentar el por qué se violan ciertos derechos institucionales en Cuba, declino intencionalmente recurrir a subjetividades, repeticiones y sentimentalismos, resultándome suficientes la Constitución, y, sobre todo, el sentido común.

Desde las primeras y audaces brigadas de maestros en la Campaña de Alfabetización, y hasta el tristemente célebre Programa de Trabajadores Sociales, y pasando por los contingentes internacionalistas, la universalización de la enseñanza, y la cátedra del adulto mayor, ha existido un común denominador: la educación como instrumento de control y propaganda ideológica.

El Estado, en su impertinente supremacía, interfiere en el derecho de la familia, al dar por sentado que cuando el niño alcanza la edad escolar tiene que formar parte de la Organización de Pioneros José Martí (OPJM), más adelante de la Federación Estudiantil de la Enseñanza Media (FEEM), y si alcanza los estudios universitarios, de la Federación Estudiantil Universitaria (FEU) Lo trágico es que, en ninguno de éstos niveles de enseñanza, los padres son consultados previamente, para saber si están o no de acuerdo en que sus hijos pertenezcan a esas organizaciones políticas, y los que excepcionalmente por algún motivo manifiestan su deseo de no ser parte de ésta desfachatez, sospechosamente son mal vistos, censurados, a riesgo incluso de ser privados de continuar los estudios.

Convenientemente el gobierno tampoco ha permitido que existan otras alternativas, y cualquier pretensión de fomentar la educación privada, que opte por establecer otros principios que no sean los del socialismo, está fuera de toda posibilidad. Esa fue la respuesta que recibí de Caridad Diego Bello, encargada de la oficina de asuntos religiosos por el Comité Central, cuando hace dos años, en una reunión de pastores, le trasmití el sueño de recuperar los colegios religiosos usurpados en 1959, para dar continuidad a las escuelas cristianas, en las cuales a nuestros hijos no se les impusieran, ni los principios evolucionistas de Charles Darwin, ni los comunistas de Marx y Engels.

El infame artículo 39 de la Constitución fundamenta “la política educacional en el ideario marxista… y la formación comunista de las nuevas generaciones…” ¿Qué opciones legales tiene el ciudadano cubano, que en su libertad no desea ajustarse a semejantes imposiciones? ¿Dónde quedan los sueños y aspiraciones de los que, como yo, no encuentran en las ideas marxistas- leninistas sentido alguno?

Es una desgracia nacional, que las virtudes y las posibilidades de las nuevas generaciones en Cuba, no se evalúen sólo en función del carácter, la personalidad, los resultados académicos, o los valores éticos/morales o religiosos, sino, en base a su adhesión incondicional al sistema. Ese empeño se encuentra refrendado en el artículo 6, que se refiere a la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC), “cuyo fin es reunir en su seno los adolescentes y jóvenes de mayor calidad revolucionaria”

Mientras el sistema educacional cubano continúe sosteniendo servilmente en una mano la hoz para segar sueños, y en la otra el martillo para triturar aspiraciones, no será más que un instrumento de censura y dominio, no al servicio de la inteligencia, el pensamiento y la razón, sino de la vergüenza, la injusticia y la ignominia.

Es cierto que el Estado socialista lo tiene todo, o casi todo. Pero todavía no han podido coartar las ansias de libertad y de emancipación de todo un pueblo. Porque como dijera Abraham Lincoln: “Es imposible tener engañados a todo el mundo, todo el tiempo”

 

 

 

 

Para seguir este blog por correo desde Cuba, por favor envía un correo a coordinador@somosmascuba.com. Desde el resto del mundo, ve a www.somosmascuba.com, columna de la derecha, suscribirse a este blog.

 

The following two tabs change content below.
Carlos Raul Macias

Carlos Raul Macias

Nací el 19 de diciembre de 1971. Me gradué como doctor en medicina en 1996 y de especialista en primer grado en Medicina General Integral en 2002. Cursé estudios en el Seminario Teológico Metodista, donde me licencié en Sagrada Teología con título de oro en 2014. Soy miembro del Movimiento Somos Más. Actualmente estoy trabajando en la propuesta cívica independiente Por Otro 18. Me desempeño como pastor de una iglesia en Jagüey Grande, provincia de Matanzas. Escribo para diferentes medios independientes, con el propósito de reflejar la realidad de mi país, y hacer propuestas objetivas.
Carlos Raul Macias

Últimos posts de Carlos Raul Macias (ver todos)

Comentarios con Facebook

comments

8 comments on “La hoz y el martillo al servicio  de la educación en Cuba
  1. Coincido, la escuela cubana adoctrina, desforma, inhibe la creatividad y todo eso. Pero pienso parecido sobre la educacion cristiana que el autor pretendía retomar. Es mi opinion. Creo que en gran parte de lo que transmiten ambas, ninguna esta acorde con lo que necesita una nueva generacion. Dejo un % donde sí, no soy absolutista. Hoy creo mas en los métodos de las escuelas Rudolf Steiner, bien famosas en Finlandia. Algunos paises comienzan poco a poco a aplicarlo. Sorry, pero la realidad del mundo en que se vive requiere cambios radicales en la educacion, y la verdad muy pocos se han atrevido a hacerlos, no solo Cuba.

  2. Yo lo que no entiendo es como algunos que critican la educación cubana, después andan anunciándose como doctores y letrados, como el autor de este artículo, si fuese tan mala la educación cubana debía sentir vergüenza de decir que se graduó en centros universitarios cubanos, digo si es que la tiene.

  3. Creo que en algún punto tienen razón, pero discrepo en algunas cuestiones. La historia la redacta quien la gana,!! Con eso quiero decir que por supuesto van a educar bajos esos términos, pero todos nosotros ni fuimos igual!? Y nos dimos cuenta que algo falta, indagamos y sacamos nuestras propias conclusiones leyendo el propio marxismo ” y cito el hombre piensa como vive ” con eso no importa la educación que te den en sentido político solo que te darás cuenta que falta algo, que existen agujeros y te pones a investigar un poco mas y ahí , solo ahí sabes como debería ser”en fin lo que digo, aprendan lo positivo, y nos chicos lo que tienen que saber es letras y ciencias que eso también va intrínseco a la educación. Lo otro es relativo y va con el país, los les impongan a sus hijos ideas, dejen que piensen por si solos y aunque estén equivocados se darán cuentan, saludos y preocupence mas por sus notas en las matemáticas para que la lógica fluya por sus venas”’

    • DAVIDHR

      Si el Sr. Macias se graduó como Dr. en medicina en una universidad cubana……ES POR SUS MÉRITOS como estudiante y nada tiene que ver con el DESCALABRADO sistema educativo,

  4. Sin embargo, a pesar de la respuesta que te dió la funcionaria de turno, en Cuba si existe la enseñanza privada.

    Nació como escuelas para los hijos de funcionarios diplomáticos extranjeros, se amplió a los hijos de trabajadores extranjeros en Cuba y ahora puede ir cualquiera que presente un documento como que es hijo de extranjero (solo españoles 200,000) y pueda pagar en divisas o CUC los altos costes, que igualan, incluso superan, los de las escuelas más “elitistas” de Estados Unidos.

  5. ¿Educación o adoctrinamiento?

    La educación te muestra los echos tal como son, sin editorializacion, y te permite llegar a tus propias conclusiones.

    Un sistema que te prepara, te moldea y te adoctrina, no te está educando.

    • Amigo y tu opinión!? Yo fui estudiante bajos esos términos y se que existen agujeros igual usted se hizo universitario, lo que quiero decir es que no importa todo lo que te puedan enseñar o dar si puedes tu sacar tus conclusiones sobre un fenómeno, yo no pienso igual a los dirigentes y obviamente usted tampoco, pero el español, matemáticas, química, física, también están adoctrinadas!? Saludos

  6. Muy buen articulo.
    Solo debo agregar algo : todos los articulos de la constitucion cubana son infames x q estan concebidos con un solo fin mantener la dictadura a toda costa y enzalzar la figura del mayor mentiroso embaucador y delincuente q ha dado cuba me refiero al dictador fidel castro.

Comments are closed.

IP Blocking Protection is enabled by IP Address Blocker from LionScripts.com.