El Socialismo en la Cuba de Hoy: ¿teoría o práctica?

 

lenin

Por: Carlos Raúl Macías López

Para que el cubano de a pie pueda entender algo tan abstracto como “el modelo socialista”, se hace imprescindible definirlo, al menos teóricamente, en su acepción tradicional. Estoy convencido de que, si realizáramos una encuesta pública al azar, muy pocos dirían que, “el socialismo es un período de transición hacia el comunismo”. En Cuba tal parece que lo que debía ser transición, ha devenido perpetuidad.

A las claras se nota que lo que en letra los teóricos del socialismo anticiparon, realmente nunca ha visto la luz, es decir, el dogma de que éste modelo llevaría hacia la transición del comunismo en los países capitalistas más desarrollados. Como es sabido, esto para bien de la raza humana nunca dejó sus secuelas permanentemente, de manera que, en el paladar de los defensores del socialismo a ultranza de ayer y de hoy, ha quedado irremediablemente el sabor de lo amargo, de lo inconcluso, de lo incierto. Por otra parte, como consecuencia natural de lo antes dicho, el pronóstico de que el socialismo se convertiría gradualmente en un sistema mundial irreversible, donde la religión y el estado desaparecerían para siempre, no ha sido más que otra de las tantas profecías fallidas. Al no cumplirse lo primero, no puede cumplirse lo segundo. Simple relación dialéctica causa-efecto.

Estaba previsto incluso, que esta transición del capitalismo al comunismo fuera de corta duración, sin embargo, lo que hemos tenido en estos largos 99 años de historia, no son más que experiencias hacia sociedades no capitalistas, y por ende, el comunismo se ha ido convirtiendo para muchos en una alternativa muy, pero que muy lejana en el tiempo. Y como para ponerle la tapa al pomo, no podemos olvidar el giro hacia el capitalismo de los países de Europa del Este, liderada por la ex URSS, a sólo 73 años de haber acontecido, precisamente allí, la Revolución de Octubre, que significó la primera revolución socialista del siglo XX.

 

#Cuba Ya la frase “¡Proletarios de todos los países, uníos!”, se fue convirtiendo en obsoleta Click Para Twittear

 

El resultado ha sido una fragmentación del socialismo como un todo único, básicamente en su esencia teórica y práctica. Los pocos países que, como Cuba, a pesar de los pesares todavía apuestan tozudamente por este modelo, no han tenido otra alternativa que asumir “un socialismo con características propias”, que responda más bien a contextos particulares, sobre todo porque no tenemos una economía sostenible, y por el fracaso del modelo soviético, que como todos saben, en aquel momento fungía como el modelo prototipo. Ya la frase “¡Proletarios de todos los países, uníos!”, se fue convirtiendo imperceptiblemente, en obsoleta, rancia, pasada de moda.

Dando tumbos -a ratos inciertos, a ratos erráticos- por aquí y por allá, llegamos al último capítulo de ésta temporada número 57, de la serie “La Noche más Larga de la Historia”: el 7mo Congreso del Partido Comunista de Cuba (PCC), donde se realizó la “Conceptualización del Modelo Económico y Social Cubano de Desarrollo Socialista”, nada más y nada menos que hasta el 2030 (71 años después del triunfo de la revolución el 1ro de enero de 1959), como un intento más de perpetuar lo que de sobras está demostrado es insostenible y desatinado, sobre todo para la mayoría,  o sea, el pueblo, y bajo una atrevida y poco atractiva “Propuesta de Visión de la Nación”.

Raya casi con lo bochornoso e indigno, que quienes hayan analizado y aprobado éstas propuestas, donde está en juego el destino de todo un país, sean los mismos protagonistas ideológicos de siempre: Buró Político, Comité Central, delegados al 7mo Congreso, más de 3 mil 500 invitados, representantes de organizaciones políticas, de masas, sociales y de diferentes instituciones, y los diputados.

Todos vistiendo el mismo uniforme: el rojo (o el verde). Todos hablando un mismo lenguaje, con sospechosa unanimidad: socialismo o muerte. Unos pocos decidiendo por muchos: los de arriba por los de abajo. Más de lo mismo. No es de extrañarse que, ante las mismas estrategias, a la vuelta de la esquina, se obtengan los mismos resultados. Pero, ¿a quién le importa? Mismos términos, misma mentalidad. Y mientras tanto, más de 44 mil cubanos huyendo de sus propias pesadillas existenciales en estampida (sólo en lo que va de año), por tal de ir en pos de un sueño a cualquier precio.

En un arranque de ecuánime arrebato, considero que ya hemos perdido demasiado tiempo. El reloj de la historia y la vida real no tienen retrocesos. Ni un cheque en blanco más.  57 años en el poder, y con las riendas de millones de destinos en sus manos, debería bastarles para demostrarles cuan capaces o incapaces han sido como líderes políticos. Ha llegado el momento de que seamos los protagonistas de nuestras propias historias y destinos. Es nuestro turno. Se nos agotó la espera. Nos asiste el más elemental deber y derecho moral y humano.

Ante la pregunta de si el socialismo en la Cuba de hoy es teoría o práctica, la única respuesta que tengo es ésta: las irreversibilidades en el modelo económico y político cubano no están en sintonía con los sueños de la mayoría.  Lo que nuestra historia nacional ha demostrado con creces que no es funcional, ni se mejora ni mucho menos se perfecciona; se desecha como algo inservible. Si la revolución no es revolucionada, pierde su esencia y razón de ser, pues una revolución sin democracia es insípida, cadavérica y destinada a autodestruirse. No es próspero ni mucho menos sostenible lo que genera desencanto y desilusión.

Por tanto, cambiemos aquellos artículos de la Carta Magna que los tiempos modernos así lo demanden. Eliminemos para siempre esos blindajes constitucionales, que lejos de expandirnos nos encierran y limitan, que lejos de hacernos más prósperos nos empobrecen y atrasan, que lejos de hacernos más libres nos esclavizan y destruyen.

 

 

 

 

Si deseas enviar tus comentarios sobre el post desde Cuba, escribe a: comunicaciones@somosmascuba.com. Tus opiniones serán incluidas en el blog.
Para seguir este blog por correo desde Cuba, por favor envía un correo a coordinador@somosmascuba.com. Desde el resto del mundo, ve a www.somosmascuba.com, columna de la derecha, suscribirse a este blog.
The following two tabs change content below.
Carlos Raul Macias

Carlos Raul Macias

Nací el 19 de diciembre de 1971. Me gradué como doctor en medicina en 1996 y de especialista en primer grado en Medicina General Integral en 2002. Cursé estudios en el Seminario Teológico Metodista, donde me licencié en Sagrada Teología con título de oro en 2014. Soy miembro del Movimiento Somos Más. Actualmente estoy trabajando en la propuesta cívica independiente Por Otro 18. Me desempeño como pastor de una iglesia en Jagüey Grande, provincia de Matanzas. Escribo para diferentes medios independientes, con el propósito de reflejar la realidad de mi país, y hacer propuestas objetivas.
Carlos Raul Macias

Últimos posts de Carlos Raul Macias (ver todos)

Comentarios con Facebook

comments

4 comments on “El Socialismo en la Cuba de Hoy: ¿teoría o práctica?
  1. Creo que un socialismo con los aspectos positivos del capitalismo podría elevar un poco el futuro. Pero en cuba hay un sistema serrado , que continuara así hasta que todos loa que se han ido vuelvan o los que estén ahí no se quieran ir y luchar por una cuba realmente libre, socialismo cubano una teoría hacia el fracaso y la frustración infividual , práctica de un monopolio total!!!

  2. No Carlos, el socialismo es impracticable, no ya porque estén constantemente tropezando con la misma piedra, que lo están.

    Es impracticable porque se olvidan de lo más esencial: el indiviuo y pretender reducirlo todo a una idea colectiva disfuncional.

  3. Ni teoría ni práctica. La teoría del socialismo es impracticable ya que ignora las tendencias básicas humanas. Y en práctica la dictadura del proletariado, se convierte en la dictadura del partido de vanguardia, creando así una élite burguesa que señorea sobre el latifundio feudal que hoy es Cuba.

Comments are closed.

IP Blocking Protection is enabled by IP Address Blocker from LionScripts.com.