Que el Mejunje de Silverio se extienda por toda Cuba

 

Centro cultural El Mejunje, en Santa Clara

Centro cultural El Mejunje, en Santa Clara

 

Por: Oriana
Porque cuando entras te cuestionas cómo fue que no te lanzaste locamente a sus puertas ayer, o hace años. ¡En Europa conocen al Mejunje! El santaclareño lo “diosifica” merecidamente. Es la deidad cultural insigne de su terruño. Decir su nombre es llamar a la magia y hacerla sin miedos. Amanece a las 11 todos los días, y todos los días amanece diferente. Silverio no erró en su sueño de vivir y ver en un solo lugar el amplísimo abanico de lo cosmopolita y heterogéneo de Santa Clara como ciudad bohemia y culturizada en noches y mañanas que escuchan bolero, rock, jazz, admiran pinturas y comparten diferencias.

Interesante y tranquilizador resulta lo asequible del acceso a este centro, pues es sabido (y sufrido) que en Cuba carecemos de estas opciones, ya sea por el bloqueo externo en sincronización casi perfecta con el interno, que se traduce en la mala gestión gubernamental, y la mortal corrupción que impera en las instituciones de este tipo y contribuye en gran medida al periodo opaco por el que transita hoy la identidad nacional.

No comprendo yo, como tampoco comprenden muchos adolescentes y jóvenes hambrientos de espacios para inhalar buena música y charla productiva, la causa real del ver(los cienfuegueros, por ejemplo) al Mejunje como un milagro, como oasis en medio del desierto creativo que nos rodea, cuando deberíamos soñar con “mejunjear” aquí y allá. Dígase mejunjear y se grita trova, risas, libros, arte, preocupaciones, destinos, visiones, café y bebidas para quienes lo deseen.

Regreso de esos cinco días en suelo ajeno, me siento en el malecón de mi Perla y reflexiono… Cienfuegos está muerta, dormida… o al menos se muestra así para nosotros, la mayoría criolla, los que recibimos 50 cup de estipendio y los que después de la educación superior, ya ingenieros y pedagogos, cobramos 400, que no supone tantísima diferencia si quieres visitar el club nocturno Benny Moré y su entrada tiene un coste de 3 cuc (75 cup, que equivale al 18% aprox. de esos 400 cup!!) y ya dentro, ¿qué consumir?, ¿con qué recursos?

Y eso es lo que existe en Cienfuegos, turismo extranjero maravillado con el encanto de la antigua Fernandina, mientras que a los propios sureños se nos torna inalcanzable y utópico el extasiarnos y conocer nuestro pedacito de mundo en toda su inmensidad. Lo más triste es que esta situación tiene réplicas en muchas otras provincias, y una problemática que debería ser excepción, hoy en Cuba es regla.

Motivación, creatividad y una administración coherente lograrían emprender el complejo proceso de resurrección artística y ociosa de cada rincón del caimán.

 

 

 

 

Si deseas enviar tus comentarios sobre el post desde Cuba, escribe a: comunicaciones@somosmascuba.com. Tus opiniones serán incluidas en el blog.
Para seguir este blog por correo desde Cuba, por favor envía un correo acoordinador@somosmascuba.com. Desde el resto del mundo, ve a www.somosmascuba.com, columna de la derecha, suscribirse a este blog.
The following two tabs change content below.

Comentarios con Facebook

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

IP Blocking Protection is enabled by IP Address Blocker from LionScripts.com.