Transición política en Europa tras el río rojo del comunismo

 

Caída del muro de Berlín el 1ro de noviembre de 1989

Caída del muro de Berlín en noviembre de 1989

 

Por: Gretther Yedra

La tarea que implicaba la transformación de los países de Europa del Este, modelados por décadas de dominio comunista y en medio de un rápido deterioro económico en las democracias liberales y economías de mercado, advertía que la transición en Europa traería consigo un coste social importante, en términos de convulsiones económicas unidas a la libertad política, lo que necesariamente generaría conflictos políticos con resultados de inestabilidad para las democracias representativas.

De acuerdo con muchos estudiosos de estos factores adversos a la democracia hicieron de las transiciones en Europa procesos más difíciles e inciertos. La transformación fue un verdadero reto que implicó una transición simultánea que a causa de la naturaleza del sistema económico socialista de estado y de las graves tensiones que se producen entre la democracia y la reforma hacia la economía de mercado, produjo los resultados actuales.

Si bien la transición política fue un proceso difícil aunado a ello y sólo mencionándolo como marco de referencia, la transición económica resultó ser también un proceso costoso, todos los países experimentaron fuertes recesiones, contracciones de la producción industrial. La apertura y liberalización de sus economías generó desempleo creciente, inflación galopante, trastornos sociales, pobreza y desigualdades cada vez mayores.

La vida política poscomunista abundaba en conflictos, fragmentación política e inestabilidad, sin embargo, el proceso de transformación en la región es notorio, en el sentido en que se están creando instituciones democráticas y , a pesar de los intensos conflictos políticos han llegado al poder en los parlamentos, gobiernos elegidos de forma legal, se reformaron las fuerzas coercitivas que además fueron supeditadas al firme control de las autoridades civiles, las libertades y derechos políticos se han extendido, han surgido medios de comunicación independientes y las nuevas sociedades civiles se han desarrollado rápidamente (Grzegorz:1997)

Con el antecedente de la caída del muro de Berlín en 1989, que marcó el desplome del socialismo en Europa, los procesos de cambio político llevaron a modificar la concepción bipolar del mundo que prevalecía (guerra fría), la quiebra de un modelo político, económico y social en los países del centro y este de Europa.

El cambio pasó a una etapa de transformaciones políticas caracterizadas por complejos procesos de transiciones a la democracia, la democracia adoptó como suyo el modelo económico de libre mercado, modificando fronteras nacionales y creando nuevos estados, donde el lenguaje político ha sido rebasado por el lenguaje económico, hoy la nueva geopolítica en el mundo se trazó a partir de tales acontecimientos, y con ello la profunda desigualdad y polarización de las regiones.

Los países que conformaban el antiguo bloque del Este así como la Unión Soviética dejaron de existir, si bien las circunstancias de las caídas fueron muy importantes, el elemento común para todos estos países fue precisamente que salieron de regímenes socialistas. Dichas transiciones surgieron a partir de la emergencia y grupos y sectores de la sociedad civil que vivieron bajo gobiernos que negaban y reprimían la pluralidad, las movilizaciones sociales lograron entonces, derribar los diques totalitarios que pretendían contener el torrente democrático.

Hoy en día, ningún Estado puede pertenecer a la Unión Europea a menos que tenga un régimen democrático representativo, es claro que en Europa se ha conformado una nueva forma geopolítica, algo más que una confederación, una asociación de Estados soberanos que buscan reafirmar la cultura democrática en el seno de los Estados miembros.

Las transiciones a la democracia representativa en Europa conjuntamente con el crecimiento económico, son procesos estrechamente ligados entre sí, y que el crecimiento del mercado global y el modelo neoliberal ha contribuido a distorsionar el lenguaje tradicional de la política sustituyéndolo por el de la economía.

El economicismo y preminencia del lenguaje económico sobre el discurso político en la esfera pública han supuesto un cambio de papeles, el del ciudadano por el del consumidor, en este sentido, el liberalismo, la ideología y la democracia, se han visto impactados por los procesos de globalización y desarrollo económico.

Es entonces que queda claro que la nueva Europa se ha venido construyendo en buena medida a través de una agenda económica primordialmente, el crecimiento económico y la construcción del mercado único son al parecer procesos más importantes que la democracia o la dispersión o concentración del poder, las elecciones se han convertido ahora sólo en una parte procedimental de la democracia, se han reducido sólo a ser el mecanismo de legitimación del sistema.

Aseveran los hombres sabios que debe conocerse al dedillo la historia para aprender de ella. Empecemos pues, para transitar ese sendero tan necesario que es la transición política hacia la democracia.

 

Fuentes consultadas:

-La consolidación de la democracia en la Europa Oriental: una perspectiva comparada, Antonio Garrido

– Transición hacia la democracia y evolución del comportamiento electoral en Bulgaria, Manuel Roblizo Colmenero

https://depolitica20yotrosdemonios.wordpress.com/2014/02/23/que-es-y-que-no-es-la-democracia/

 

 

 

Si deseas enviar tus comentarios sobre el post desde Cuba, escribe a: comunicaciones@somosmascuba.com. Tus opiniones serán incluidas en el blog.
Para seguir este blog por correo desde Cuba, por favor envía un correo acoordinador@somosmascuba.com. Desde el resto del mundo, ve a www.somosmascuba.com, columna de la derecha, suscribirse a este blog.

 

The following two tabs change content below.
Gretther Yedra Rodriguez

Gretther Yedra Rodriguez

Nací en un pueblo de una hermosa ciudad el veinticuatro de junio de 1982. Crecí y me formé con unos padres que inculcaron en mí, más que amor por la revolución o por los líderes de esta, un inmenso amor a la Patria y a un Martí desconocido por muchos en nuestra Isla. Licenciada en Español y Literatura,  tuve el orgullo de ser maestra y de formar en mis alumnos valores y principios dignos de un ser humano. Creí, como muchos... y también me decepcioné. Una tarde, con mi niño de la mano y un montón de recuerdos, tristezas, inconformidades, algo de desasosiego y otro poco de incertidumbre, me marché de mi patria. Mientras el avión despegaba los versos de José María Heredia se asieron a mi maleta y desde entonces no me abandonan... No sería martiana, y mucho menos cubana si no luchara de algún modo por una Patria Libre. Tengo una fe inconmensurable en el movimiento Somos +, es por eso que desde mis palabras estaré con ellos.

Comentarios con Facebook

comments

IP Blocking Protection is enabled by IP Address Blocker from LionScripts.com.