Una lección de democracia para La Habana militar

 

cuba-bastion-elecciones-eeuu

Por: Gretther Yedra

Tras los resultados de las elecciones presidenciales en EEUU, el mundo se ha revolucionado. Los sentimientos andan divididos: unos se mesan de los cabellos por la victoria trumpista, otros, brindan con champán la derrota de Clinton.

Luego de la sorpresa y conmoción salen al ruedo miles de análisis de por qué Trump. Pero hay algo que olvidan: Trump ganó el voto de la clase obrera, de los “desencantados” de tanta política. Este elemento fue el menos considerado por la media internacional: detrás del “pirotécnico xenófobo”, como muchos se empeñan en llamarle, también había un candidato que se dirigía a un sector desencantado por el “fin del sueño americano”, tras la crisis iniciada en 2008.

No fue demasiado creativo: usó el mismo slogan que la dupla Reagan-Bush en 1980: “make America great again”, lo que también coincide con una visión de la inserción global de EEUU. Pero así ganó en estados clave como Florida y Carolina del Norte, e industriales como Ohio, que incidieron en el resultado final. Tuvo una contundente votación en el interior del país, a contramano de los grandes centros urbanos que le dieron la espalda conociendo sus exabruptos.

Trump ganó por encima de la prensa, de la opinión pública, de los analistas, de los profetas, desafiando todos y cada uno de los escollos que saltaron a su paso. Y ganó por una sencilla pero poderosa razón: el pueblo americano lo eligió. Para bien o para mal pero lo hizo. La población le pidió a Trump que mire fronteras adentro y abandone aventuras como Libia y Siria, patrocinadas por la ex Secretaria de Estado derrotada en las urnas, y él tuvo el acierto (sincero o no) de prometerlo. Todo está dicho. Nos guste o no. Respeto esperamos, respeto debemos ofrecer.

Una de las tantas incertidumbres reside en la normalización diplomática que Washington planificaba con La Habana bajo la capitanía del propio Obama: ¿qué sucederá con ese proceso? ¿Se congelará? Y por ahí anda el “meollo del arroz con pollo”.

 Trump ni siquiera ha pasado a ocupar la Casa Blanca, y las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) anunciaron simulacros de guerra, movimiento de tropas, explosiones y vuelos aéreos desde el 16 y hasta el 20 de noviembre. En una nota publicada por la prensa oficial, las FAR indicaron que el ejercicio militar Bastión 2016 tendrá una primera etapa del 16 al 18 de noviembre en todo el país, con excepción de Guantánamo recientemente afectado por el huracán Matthew.

El simulacro incluye “la preparación de las tropas y la población para enfrentar las diferentes acciones del enemigo”, así como el alistamiento de los órganos de dirección y mando encargados de la defensa nacional y territorial.

Y este “ejercicio militar” demuestra, que precisamente eso esperaban los inquilinos del Comité Central del Partido: el triunfo de Trump, el Gran Pretexto para seguir construyendo el viejo mito de la revolución permanente por el acecho de un renacido y terrible enemigo. Ya pueden recomenzar con la vieja práctica de apretar clavijas.

Si la situación no fuera tan lastimosa, sería risible el comportamiento del general en jefe. Hace poco más de un mes el oriente cubano fue devastado por un terrible huracán, personas que quedaron en la completa indefensión tras la pérdida de todos los bienes materiales. Esas personas aún no reciben ayuda total, pues el gobierno no tiene infraestructura para correr con el enorme gasto que esto representa. Incluso en su soberbia ya longeva, se negaron a aceptar ayuda humanitaria y material de los EEUU. Entonces surge la obligada pregunta: ¿por qué no se emplean todos esos recursos del tan cacareado Bastión para reconstruir las regiones afectadas del país?

 

#Cuba El pueblo estadounidense tiene la posibilidad de equivocarse o no, a la hora de elegir Click Para Twittear

 

El mundo entero cuestiona la elección de los estadounidenses en relación con el nuevo dueño de la silla presidencial. Al menos ellos poseen el derecho de elegir a quién deseen, ya sea un negro hijo de emigrantes, una dama que escamotea emails como por arte de magia o un exacerbado y poco ortodoxo Donald Trump. El pueblo estadounidense tiene la posibilidad de equivocarse o no, a la hora de elegir a una u otro. En Cuba hace más de sesenta años que los cubanos perdieron eso: el derecho inalienable de elegir, de errar, de producir, de revolucionar y de moverse.

Una vez más, la nación más grande de América le da a la beligerante islita del Caribe una lección de democracia. Que suceda una catástrofe o no, ya eso es harina de otro costal, y serán los norteamericanos los que deben velar ahora por el futuro de su patria, porque tienen esa opción y esa responsabilidad.

Mientras tanto en La Habana seguirá el simulacro de los “despliegues” militares para ocultar otro mucho más grande y peor: el simulacro de una “libertad plena”.

Las elecciones norteamericanas, una vez más han dado que hablar al mundo entero. Para Cuba –aunque el oficialismo no lo quiera- es un manual de lecciones donde prima la democracia. Ahora la tarea de la oposición en Cuba es aprovechar este manual e interpretar el momento histórico que se abre tras esta elección, y proporcionar los mecanismos para hacer competitivas  las opciones que se proponen en un orden alternativo, sin renunciar a las banderas de justicia social y progreso.

 

 

 

 

Para seguir este blog por correo desde Cuba, por favor envía un correo acoordinador@somosmascuba.com. Desde el resto del mundo, ve a www.somosmascuba.com, columna de la derecha, suscribirse a este blog.

 

The following two tabs change content below.
Gretther Yedra Rodriguez

Gretther Yedra Rodriguez

Nací en un pueblo de una hermosa ciudad el veinticuatro de junio de 1982. Crecí y me formé con unos padres que inculcaron en mí, más que amor por la revolución o por los líderes de esta, un inmenso amor a la Patria y a un Martí desconocido por muchos en nuestra Isla. Licenciada en Español y Literatura,  tuve el orgullo de ser maestra y de formar en mis alumnos valores y principios dignos de un ser humano. Creí, como muchos... y también me decepcioné. Una tarde, con mi niño de la mano y un montón de recuerdos, tristezas, inconformidades, algo de desasosiego y otro poco de incertidumbre, me marché de mi patria. Mientras el avión despegaba los versos de José María Heredia se asieron a mi maleta y desde entonces no me abandonan... No sería martiana, y mucho menos cubana si no luchara de algún modo por una Patria Libre. Tengo una fe inconmensurable en el movimiento Somos +, es por eso que desde mis palabras estaré con ellos.

Comentarios con Facebook

comments

11 comments on “Una lección de democracia para La Habana militar
  1. Es complicado hablar sobre este tema porque la verdad real no la conocemos, sólo hacemos divagar o tocar ligeramente la realidad, y bueno ahí voy yo con lo que creo que es real, las elecciones de eeuu, tienen su propio mecanismo para que salgan presidentes como trump, no importa que hilary sea popular o que todos la querían, hay que votar!! Y ahí esta la cuestión y ahí fue donde perdió, la.mayoría que la apoyaba no fueron a las urnas, por diversos motivos y perder en un estado grande pierdes mucho, así salió trump, y salió con ventaja para alegría de algunos y tristeza de la mayoría, hay que observar los cubanos que votaron por trump, hay que ver sus festejos y hay que ver sus comentarios sobre los cubanos de la isla para darte cuenta que son la mayoría rencorosos y como nuestro gobierno viven en el pasado, viven de una ilusión y gustan que se joda mas el pueblo, en fin. Por otro lado el bastión realizado en cuba es un ejercicio que se realiza cada cierto tiempo en la isla, solo creo que no era el momento para hacerlo, este año la economía cubana ha bajado y no se comporto como debía por problemas internos y externos, también un ciclón que devasto el extremo mas oriental de la isla, y gastar dinero y tiempo en un bastión no creo que fue la mejor opción desde mi punto de vista, si hasta ahora no han atacado a cuba, no creo que lo hagan, por lo menos no militarmente, ahí esta la promesa de kennedy en la crisis de los misiles. Esta es mi reflexión sobre esto ahhhhh y en cuba no hay elecciones, no hasta ahora, algún día tendremos reales elecciones, o algún día nos sentiremos mal por tenerlas, quien sabe, el futuro es un enigma y mas para los cubanos que dependemos de nosotros y no hacemos nada por nosotros, estamos donde queremos estar, somos el producto de una mentira repetida 100 veces… Saludos

    • Pero como dice Pablo el “proscrito”: “El tiempo pasa y nos vamos poniendo viejos”. Nada, compadre, hay que darle seriedad al asunto! jaajajajaaj

  2. Podemos estar, o no, de acuerdo con la elección del Sr. Trump para la presidencia de Estados Unidos; podemos hacer sesudos análisis de cual es la razón de haber salido él y no la Sra. Clinton; podemos decir que el sistema electoral americano es incorrecto y no justo, o que lo es; podemos decir muchas cosas, pero los Estados Unidos nos acaba de dar una gran lección de democracia:

    Cuando no se está de acuerdo con una forma de gobernar, en democracia, el pueblo cada tiempo puede decir “se acabó” y optar por una solución mejor o peor, pero cambiar; optar por “cambiar todo lo que deba ser cambiado” (les suena la frase).

    Por es el contrario, cuando no se es demócrata la lección que se da es distinta: enseñar los dientes; aunque esos dientes estén mellados y ya no sirvan para morder. Actuar como un perro viejo que ya no sirve para lo que se le destinó, y ahora se limita a ladrar a la Luna, como si ésta solo tuviese como objetivo caer sobre él, pero es muy poca cosa para que ella se preocupe de eso; simplemente está ahí y de vez en cuando pasa una nube tapa su luz y el perro se queda ladrando en la oscuridad a algo que ya ni ve y, posiblemente, ni existe.

  3. David!!! ¡Aparecisteee! Contra qué bien! ya te extrañaba. Con respecto a las elecciones estadounidenses, ambos tenemos nuestros puntos de vista. Remítete a la frase donde digo: “Respeto esperamos, respeto debemos ofrecer”. Huelga decir que me lo debes. Otra cosa, andas desfasado, has analizado aspectos de los que yo ni siquiera hablo en mi artículo, pero esa es una técnica harto usada por ustedes: cuando no saben qué decir, arremeten con argumentos cargados de palabrería para distraer la atención o acorralar al contricante. Yo no digo que el bastión haya sido por las elecciones, de lo que hablo (lo que no debates por supuesto) es de que ese presupuesto millonario que usan para ejecutar maniobras militares, bien podrían emplearlo para el bien común de los damnificados de Matthew. ¿Por qué no desmenuzaste esa parte del artículo? ¿Por qué no lo desmentiste o lo refutaste? ¡Simple! porque no puedes. Y no te hagas el desinformado, que ustedes obtienen ascensos dependiendo del grueso de expedientes “informativos” que pongan sobre el buró del jefe de turno. Tú sabes cuándo exactamente salí yo de Cuba. ¡Ah! ¡Y no te pierdas más que luego no te ganas la casa en Villa Los Pinos!

    • Querida Gretther
      Estoy tan cerca de ti que ni lo notas, estoy probablemente más informado de Cuba que tú, no importa donde me encuentre.
      Al leer lo que escribiste y cito…Trump ni siquiera ha pasado a ocupar la Casa Blanca, y las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) anunciaron simulacros de guerra, … dejas mas que claro que en Cuba se planificó el Bastión a partir de las elecciones, como Lic. en Español creo que sabes interpretar bien, deben haberte enseñado eso en Cuba, o me equivoco.
      Respecto al presupuesto militar, primero quiero hacerte saber que en Cuba se asigna un presupuesto para los damnificados por el huracán, u otros desastres naturales, a los cuales les llega en materiales rebajados o sin costo depende, se le otorgan créditos sin intereses a los damnificados, y numerosas atenciones que no he podido apreciar en made in USA, yo no sé si en otros países se hace así, pero me queda claro que acá en EEUU no, me recuerda al Katrina y otros desastres que he vivido de cerca.
      Ahora respecto a los presupuestos militares, quisiera que te remitieras a las cifras que asigna los EE.UU para sus fuerzas militares, el llamado presupuesto de defensa, para invadir a otros países sobre todo, por qué no lo designa para ayudar a la humanidad, ayudar a eliminar la pobreza en tantos países, para enfrentar la pobreza en su propio país, para contrarrestar enfermedades, en fin darle un empleo mejor a los millones que designa para una defensa que no le hace falta porque la amenaza para el mundo es realmente el.
      Ah el desmenuzar lo que escriben todos uds.me ocuparía mucho espacio, tiempo tengo, pero espacio no y no estoy seguro si todo lo que escribo me lo publicaran, si me dieran igual oportunidad que a ti, seguro había una mejor participación y desmenuce de lo que aquí se publica, pero no soy de ese bando y por tanto no me van a permitir.

  4. Grether.
    Magnifico planteamiento te felicito.
    David solo critica el sistema eleccionario de EU ke aunke no es como el kisiera SI ES DEMOCRATICO, pues existen Dos Partido Politicos por los ke el pueblo puede elegir por kien vota VS.Cuba no le da a su pueblo esa opirtunidad.
    DESPLIEGUE MILITAR? ..claro ke lo hacen en fechas señaladas Y ESTA fue una de ellas para desviar la mente de algunos ciudadanos, como Héctor ke tergiversan LA REALIDAD.

    • Regato

      En EEUU, no hay elecciones democráticas, fíjate que la Clinton obtuvo la mayoría del voto popular y no salio electa como presidenta, eso ya ha sucedido en elecciones anteriores, puedes explicar eso. Por cierto mira las manifestaciones en contra de la elección de Trump.
      Cierto que hay dos partidos, y qué, si son los mismos, en publico se desacreditan y en secreto se besan, la farsa electoral de los EE.UU quedó demostrada en estas recientes, por eso el pueblo se canso de la politiquería tradicional y optó por algo nuevo.

  5. Querida Gretther
    Al principio tu comentario empieza bien, es tal y como dices, el pueblo de los EE.UU se cansó de los políticos tradicionales y buscó algo nuevo, ya era hora. Trump ganó las elecciones aunque su discurso fue muy impreciso e hizo muchos cambios en este, yo siria que a conveniencia, pero igual el pueblo quiere cosas nuevas, aunque en varios estado y ciudades no lo acepten.
    Respecto a la prensa, me parece que no se equivocó con sus pronósticos, solo que querían que saliera Clinton y arremetieron contra Trump, y ese fue el mensaje que transmitieron. No obstante estas elecciones son para recordar por las cosas que salieron a la luz por ambas partes.
    Respecto al tema democrático, el sistema electoral de los EEUU demuestra que no es tan democrático como se quiere hacer ver, en dos ocasiones, que recuerde en los últimos años, los candidatos que obtienen mayor voto popular pierden la presidencia por el voto electoral que es el que vale, no sé si entiendes eso, no hay lecciones de democracia que aprender ahí.
    Y una última cosa, no sé en que año saliste de Cuba, pero por la fecha de nacimiento fue mucho después de los años 90, por lo que no eres desconocedora de que en Cuba se realizan ejercicios militares periódicamente, haya elecciones en los EE.UU o no, este es uno de ellos, nada que ver con esas elecciones, así que busca otro pretexto para difamar de lo que en el pasado fue tu país, pues los cubanos los de adentro y los de afuera lo saben que es así.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

IP Blocking Protection is enabled by IP Address Blocker from LionScripts.com.