Carta de un cubano que adolece

 

Por: Ernesto Mier

Soy cubano, y vivo en Cuba. Muchos de ustedes me conocen. Ahora mismo estoy leyendo esta misiva que escribí para que llegara a alguien, o a muchos. A veces quiero gritar insultos, pero solo me detengo por la tolerancia, que increíblemente, también se me acaba. Y he respetado el criterio de todos, he respetado la libertad, porque ese es uno de los principios fundamentales de la Democracia, pero ya no puedo más.

Este país es un papalote a bolina ahora mismo. Un asco. Se proclama el socialismo de puertas hacia afuera, pero dentro de la CASA impera un capitalismo salvaje. Están vendiendo nuestro país de a poquito, por trozos, como si fuera una marquesita. Y uno ve las noticias y es como si nada. O peor, no las ve. Porque no existen. Como en el libro de Orwell, en Cuba existe un Ministerio de la Verdad, que guiados por el dedo invisible del Gran Hermano, reescribe la historia cada día, lo mismo la pasada que la presente. El periodismo de este país –salvo excepciones- es mediocre, una especie de eunuco del gobierno.

No sé qué sucede con las cabezas de esos niños cuando entran a la escuela. A la mayoría les lavan el cerebro, y los que se resisten, ya saben: se convierten en No-Personas. Y luego esa mayoría, simula, vende máscaras desde que amanece hasta que se acuestan, y aun así, siguen vendiéndolas, por si acaso, “pa´cuidarse las espaldas”. Ya nada recuerda en este país desvencijado, que la doble moral también es un crimen.

Recién hoy me enteré de que las provincias, a excepción de la Habana, estarán de luto hasta el 9 de enero. No bajaron resolución, Serrano no lo anunció en el noticiero, pero es una orden tácita, de esas que pululan aquí, la de: “levantas el teléfono, una voz ordena y todos obedecen”. Pero yo, artista, joven, independiente, no entiendo esa estupidez. Estoy seguro de que muchos de ustedes se van enterando ahora. Estoy más que convencido que en susurros también protestan, conspiran, pero no se atreven a gritar. Bueno, pues hoy yo quiero GRITAR.

Lo más natural dentro de la cabeza de muchos habaneros será: “que se jodan los de provincia”; pero yo como ente individual y pensante, con un cerebro descontaminado –por suerte- pienso en los valores morales que me inculcaron en casa y no puedo menos que sobresaltarme y escribirlo ahora, porque estoy seguro de que es imposible de que ustedes se queden indiferentes.

Ya se rindieron homenajes, se hicieron desfiles, se lloró (unos más que otros), se dispararon cañones, balas salvas, incluso por no dejar de haber, hay hasta peregrinaciones. Se ha hecho de todo lo que había que hacer, para que el mundo entero supiese que el otoño del patriarca había llegado a su fin. Sin embargo, esto no les basta ¿y se atreven a quitarle las fiestas a todo el país?  ABSURDO. KAFKIANO. Las Navidades se celebran en todo nuestro planeta, cada cual a su manera. Es un símbolo de paz, de comunión familiar, de alegría. Hasta en la Primera Guerra Mundial, las voces de los dos ejércitos enfrentados en una batalla sangrienta, se dieron tregua para cantar todos juntos “Noche de paz”. Pero en Cuba, isla macondiana o comaleña, se prohíbe todo tipo de celebración porque el cacique ha muerto. Una vez más, no lo comprendo.

¿Y por qué no las prohibieron en la Habana? ¿Por qué La capital puede celebrar la Navidad y las tristes provincias no? ¿Por qué no se atrevieron? Y además, ¿por qué la noticia no es pública? ¿Por qué Iroel Sanchez en su Pupila con insomnio, no habla de eso? ¿Será que La Habana sobrecumplió algún plan rarito como el de la “papa”? ¿O será que se cagan con la idea de otro MALECONAZO?

Leyes absurdas como esta de imponer un luto selectivo e innecesario, son las que han imperado en nuestra Cuba por más de medio siglo. Leyes que nos hacen agonizar en la miseria y “el carnerismo”. Sin ir más lejos, ahora las empresas extranjeras pueden emplear a un 15% de trabajadores extranjeros aunque no residan en el país. Creo que no tengo que explicarles más. Este ejemplo veraz lo ilustra todo. Es increíble que se atrevan a justificar a los trabajadores de la India, que cobran sueldos altísimos, que nada tienen que ver con los 20 cuc promedio que cobra el cubano en la esfera del turismo. Así es nuestro gobierno: destierra, cercena a quien disiente, humilla a sus hijos, pero es todo sonrisas con el extranjero.

Si todos se quejan en murmullos, si todos reniegan en secreto del gobierno cubano que comete todo tipo de vejámenes, ¿por qué no se unen en una sola voz y exigen sus derechos? El cambio comienza por uno, señores. No habrá cambio hasta que todos lo concienticen y dejen de tener miedo. Hasta que todos sepamos que esa revolución que reafirmamos con la rúbrica de la obediencia en un libro fantasma, no existe más, y dejemos de ser cómplice de quien nos maltrata, “el cuartico seguirá igualito”. Vamos a avanzar. No se queden callados. Dejemos de sufrir en silencio. Recuerden: cambia uno y cambiamos todos.

Cada uno de nosotros  merecemos un fin de año con música, con verdadera alegría, con árbol lleno de luces y enanitos, con lechón asado, con cubos de agua a las 12:00 de la noche; una Navidad que nos anuncie que existe algo bueno por llegar. Matemos de una vez y por todas, ese policía que llevamos dentro. Rompamos este mutis consensuado que nos lastra y nos acecha en todas partes. Despierten, cubanos, hagamos nuestra propia Navidad.

 

 

 

 

Si deseas enviar tus comentarios sobre el post desde Cuba, escribe a: comunicaciones@somosmascuba.com. Tus opiniones serán incluidas en el blog.

Para seguir este blog por correo desde Cuba, por favor envía un correo acoordinador@somosmascuba.com. Desde el resto del mundo, ve a www.somosmascuba.com, columna de la derecha, suscribirse a este blog.

Comentarios con Facebook

comments

4 comments on “Carta de un cubano que adolece
  1. Te aplaudo. Desde Miami te digo no entiendo porque Uds. los que han quedados en Cuba, no se han unido y gritado y peleado. Fidel no fue ni es un Dios. Solo Dios está sobre toda la creación. Nada ni nadie tiene el derecho de quitar la fe y libertad de un pueblo. Y Dios vino como hombre al mundo para hacer al hombre libre.

  2. Buena carta amigo, en varios aspectos estoy a favor de usted, cada quien hace lo que quiere el fin de año, el luto paso, nada te puede obligar no celebrar una navidad a lo cubano, con todas las de la ley, muy de acuerdo con la contratación de obreros indios, una falta de respeto a cada cubano, pero igual si le pagan así a un cubano 2000 al mes y los demás en la isla seguirán cobrando los 20 cuc, cuba tiene para pagarle a cada obrero así? Creo que por eso se trajeron los indios, que en lo personal no estoy de acuerdo, pero creo que sea por eso, aparte tendríamos una ola de obreros nuevos en la isla, hasta yo cambiaría mi profesión, bueno fue una mala gestión al final. Justificar un. Dinero, porque l otro no se justifica, un país que emplea según noticias mas del 52 por ciento en salud y enseñanza ummmmmm pero igual hay mucha corrupción y nada de eso llega a donde debe llegar, solo tienes que andar la Habana, por otro lado no creo que vendan en país, creo más bien que se están apoderando de el, con todos sus monopolios en todo aspectos, bueno acá pondré un ejemplo, los carros de alquiler al turismo por el estado! Ummmmmm bueno esos carros ya vienen la mayoría de segunda mano, no deben costar más de 3000 dólares, lo ponen y en 5 años de renta de un promedio de 60 cuc diario, bueno le sacan hasta la partida de nacimiento, después escogen un profesional que ha ido a todos los países de África y ha sobrevivido con mas de 50 años y le dan una carta, carta que debes pagar mínimo 4000 mas otras cosas, el pobre profesional lo que compra es un puto problema y gasto para lo que le queda de vida, ahora me preguntó yo, todo ese dinero a donde va a parar? En fin mucha corrupción. Por otro lado contamos todavía con buenos profesores y buenos médicos en nuestro país algo que deberían hace rato gratificarles a ellos, no todo es malo amigo, pero si tenemos graves problemas y creó que la solución siempre ha sido la competencia, competencia con inteligencia, y muy real!!! Y como dijo una vez máximo gomez, el cubano cuando no llega se pasa!! Saludos

  3. La realidad, que cualquier comentario sobra, esto fue escrito con el corazón en la mano,realmente es algo que esta ocurriendo,y la explicación es también compleja, ya que la madeja creada por este sistema,si ha sido muy eficaz,eso lo demuestra el dia a dia en Cuba,todo esta preparado para que no pueda existir la unión,Venezuela es otro caso diferente, no han podido mutilar la democracia, como ocurrió en Cuba,esto hay que analizarlo,en el contexto que ocurrió,lo peor que veo, es que hay muchos de los que quieren el cambio,que no veo que se den perfecta cuenta ,de con quien se enfrentan,de que es lo que alimenta este engendro de sistema,en resumen,,,,…Para poderle dar solucion a un problema, lo primero es definirlo, mediante un analisis profundo del mismo,y ese no lo veo por ninguna parte,es tan asi que las cosas que han podido remover algo el sistema, las critican,mi ejemplo, la conducta inteligente del presidente Obama,que es el unico que logro estar dentro del problema,paso muy importante en la ayuda a los cubanos para darle solución,no son los norteamericanos los encargados de eso,critican al plantear que esto solo alimenta a los del gobierno,que les da dinero,este sistema no lo sostiene el dinero,este sistema lo sostiene, mantener un pueblo en la miseria,y cuando digo miseria, me refiero a todos los tipos de miseria…Ej´´,Doble moral,eso es miseria espiritual,servilismo,eso es miseria moral,derrotismo,eso es también miseria moral y espiritual,,,,,si en Cuba hubiera un sistema verdaderamente justo,aunque no hubiera comida, seguiria luchando,el asunto no es de ropa ni de comida,el problema es puramente espiritual,el hoy el pueblo cubano un pueblo se zombis, que se comen unos a otros el cerebro ya fue anulado durante mas de 50 años de trabajo del sistema.

Comments are closed.

IP Blocking Protection is enabled by IP Address Blocker from LionScripts.com.
A %d blogueros les gusta esto: