Globalización, Economía y Asamblea del Poder Popular

 

Por: Javier Cabrera

La economía entiende de resultados. Las expectativas, los retos y la forma en que los gobiernos y empresas los enfrentan, son el corazón del desarrollo. En un mundo globalizado, los retos no entienden de fronteras o ideologías. Requieren de personas con alta preparación no solo para el discurso oportuno, sino para la acción. Por eso no puedo dejar de alucinar con las peticiones de Raúl en la Asamblea del Poder Popular: exportar más, tener más inversión extranjera y apretarse el cinturón.

Llama la atención cómo ignora el entorno económico y la incapacidad para aplicar políticas monetarias o económicas. Nada de autocrítica y mucho de seguir construyendo una economía desconectada que apela al misticismo de “la tierra de las oportunidades”, que por algún motivo no enamora a casi nadie. Todo depende de otros (exporten, inviertan aquí, apriétense el cinturón allá), tirando balones fuera. Hay una ausencia total de preparación y planes para lograr que la inversión extranjera se materialice o que Cuba realmente pueda convertirse en un país líder exportador de algo sostenible. Es sencillamente el mismo cuento, una y otra vez.

Hablan de que esta es la primera recesión en 23 años (Cada vez que leo esta parte me rio. Por favor, perdonarme. No me alegro. Es que a veces no se si tenemos un muy mal presidente o un excelente actor). Obviamente, se omite la economía real, la de las casas y la gente. Tampoco se menciona, oportunamente, que los últimos 23 años hemos tenido una economía parasitaria, que genera recursos de la generosidad de otros y ha sido incapaz de reinvertir en desarrollo. Por cierto, la generosidad de otros jamás ha sido un sector sostenible, siempre ha sido coyuntural y se llama solidaridad o caridad, pero no economía.

Las crisis mundiales van a mucho más, y en los próximos cinco años van a crecer. Como ya he dicho muchas veces, el gran reto que viene es la automatización, las economías colaborativas y la innovación; con la consecuente reducción de los costes de producción y de puestos de trabajo.

No es difícil imaginar qué hay que hacer para ser un buen exportador, y cuán lejos está Cuba de esa meta. Tampoco es difícil de imaginar qué sectores concentran la mayoría de las inversiones extranjeras, esos que en Cuba no se potencian. Es evidente cómo los países del mundo se defenderán de las crisis con políticas económicas, incentivos a lo privado, gasto público sostenible basado en la riqueza de años, y en impuestos adecuados que no matan la creatividad.

En Estados Unidos, hemos visto a un Donald Trump que, a pesar de sus promesas polémicas, no ha dudado en reunirse con la plana mayor de las empresas tecnológicas. Trump puede gustarnos más o menos, pero ha demostrado entender que para mantener los empleos y mejorar los ingresos, se tiene que pegar sí o sí a las tecnológicas. Aún le falta entender muchas cosas, pero ha enviado un mensaje de estar trabajando en ello.

En el caso de Europa, Finlandia y algunos países comenzarán a experimentar la Renta Básica Universal en 2017, alrededor de 560 euros al mes solo por ser ciudadano del país, no importa si se tiene trabajo o no. En estos países no se vive con esta cantidad. Lo que se pretende es que los ciudadanos no tengan tanto estrés a la hora de lanzar sus proyectos personales. Se busca mover la economía y, sobre todo, mover a la gente. No es una libreta de abastecimiento, es un “levántate y anda”. Los gobiernos regulan y promueven la economía, pero esta se construye entre las empresas, las personas y las urnas.

El 2017 no puede ser de nuevo el año de apretarse los cinturones, cuando ya no quedan huecos para apretarnos más. No puede seguir el discurso vacío y la promesa incumplida. Tiene que ser el año de hacer visible lo estúpido de pedir inversión extranjera y productividad sin mover un dedo, como si se le estuvieran pidiendo deseos a la florecita de los siete colores. Tiene que ser el año de mirar en todo el mundo lo que funciona y dejar de hacer experimentos que no conducen a nada mientras se nos van los años.

Que sea un año de crecer, y pasar de los cuentos al trabajo. Tiene que ser el año de las riendas y no el de los cinturones. Que sea un año en el que nos convirtamos en ciudadanos del mundo, que exigen y defienden sus derechos, incluidos los económicos. Que sea el año de salir de la zona de confort, y del facilismo. Que sea, en definitiva, el año de no dejar que los cambios nos pasen por encima, sino el de participar de ellos para que nuestra voz y punto de vista estén bien representados.

 

 

 

 

Para contactar con el autor, escribe a: jcabrera.me@gmail.com

Si deseas enviar tus comentarios sobre el post desde Cuba, escribe a: comunicaciones@somosmascuba.com. Tus opiniones serán incluidas en el blog.

Para seguir este blog por correo desde Cuba, por favor envía un correo acoordinador@somosmascuba.com. Desde el resto del mundo, ve a www.somosmascuba.com, columna de la derecha, suscribirse a este blog.
The following two tabs change content below.
Javier Cabrera

Javier Cabrera

Nací el 17 de Diciembre de 1975 en La Habana, Cuba. Ingeniero Informático, MBA. Experto en Estrategia Tecnológica y Gestión de Proyectos. No creo en un internet con barreras, ni a dos velocidades. No creo en la censura. No creo en las verdades a medias. Todos tenemos que ver la foto completa y tomar nuestras propias decisiones. No creo en la CUBA que nos han pintado, tan lejana y distante de la CUBA REAL.

Comentarios con Facebook

comments

2 comments on “Globalización, Economía y Asamblea del Poder Popular
  1. Comentario de primera calidad,realista y objetivo,lo que si tengo un pero, y es que con estas personas,engreídas,apegadas al poder,y necesitadas de el para no ser juzgadas por sus crímenes,es imposible lograr cordura en las acciones,y que estas lleven a Cuba,al nivel de desarrollo que requiere,nivel al que ellos le temen,ya que viven de la miseria,este sistema es incompatible con la riqueza,ya que esta representa libertad para el ser humano.
    Sin barrerlos a todos de la tierra cubana,y hacer un cambio, que tendría que partir del cambio de la constitución,y así poder institucionalizar el país, es imposible el desarrollo.
    Que los próximos que vengan, cometeran errores,eso seria lo mas normal,la capacidad de eliminarlos rápidamente,seria su merito.
    Y la otra parte es que si el pueblo no se une,en una idea única,y arremete contra estos que se creen invencibles,lo serán por mucho tiempo,y para que no ocurra,la oposición tiene que unirse en un solo frente de lucha,con un objetivo común,luego que esto ocurra,cada cual se unirá al proyecto que entienda, y asi se creara la diversidad de ideas,que tanta falta hace para desarrollar a Cuba

    • Si, eso de barrerlos seria el ideal, pero lamentablemente parece que el escenario mas probable sera gradual, no de un dia para otro, auqnue todo puede ocurrir. Evidentemente, los mismos no van a ser los que lideren el cambio, por eso hay que ofrecer las alternativas a todos, para que desde el conocimiento se puede decir basta, y no desde el miedo a perder la miseria que hay. Lamantablemente hay mucha gente presa de la miseria actual por miedo al cambio.

Comments are closed.

IP Blocking Protection is enabled by IP Address Blocker from LionScripts.com.
A %d blogueros les gusta esto: