Sin patria pero sin amo

 

Por: Ezequiel Álvarez

Salí de Cuba en marzo del 1963 cuando aún tenía 16 años. Fue decisión de mis padres para que pudiéramos vivir en libertad.

Me imagino que al percatarse de lo que venía por ahí y antes de que fuera muy tarde, la mejor opción era salir, antes de que fuéramos otras víctimas más del sistema. Ya habían pasado unos cuantos incidentes que pronosticaban que nuestra continua estancia, traería consecuencias funestas.

Permanecimos en Miami solamente varios meses y de allí fuimos a dar a San Antonio, Texas. Terminé la preparatoria en Texas en un ambiente multicultural, mayormente entre texanos, mexicanos y demás latinoamericanos, incluyendo otros cubanos que asistíamos a Pan Am en Kingsville. De aquellos tiempos tengo muy buenos recuerdos y me enseñaron a sentirme parte de la gran familia latinoamericana. Aunque ser desarraigado de mi país y no poder volver, siempre me perseguía como una sombra fatal que me hostigaba y la añoranza de poder volver a una patria libre, siempre estaba latente en mi corazón.

Después de una corta visita por la universidad, llegué a la conclusión que yo no servía para eso y firmé para que me llamaran al servicio obligatorio. Como era refugiado no podía alistarme, pero me podían llamar. Así era la cosa.

Ya dentro del ejército aprendí acerca de los americanos al compartir con ellos por esos tres años. Conocí blancos de las ciudades del norte y sureños del campo y las montañas, creoles mulatos, hawaianos, nativos americanos, morenos de las ciudades del norte y del los campos del sur, otros inmigrantes de la América Latina y otras partes del mundo. Conocí el racismo de algunos y la buena voluntad y amistad de muchos. Fue un buen ejemplo de lo que es la sociedad norteamericana, y me enseñó a tratar a cada cual como individuo y no generalizar.

Cumplí mi misión como soldado de esta nación que nos acogió, pero no por eso dejé de sentirme cubano y todavía aspirar por ver mi patria libre. Pero de lo que sí me percaté fue que los EEUU, por razones obvias y por proteger los intereses propios de esta nación, y no por eso se les debe culpar, cada uno defiende lo suyo, ellos no tienen el interés del pueblo cubano como prioridad y así debe de ser, ese interés le toca a los cubanos.

Después del ejército fui a vivir a Chicago donde se había mudado mi familia. Y como en todas las grandes ciudades del país había una comunidad cubana y fue allá en el 1971 que asistía a la escuela de diseño arquitectónico que un cubano, Roberto Escobar, me habló de una organización de jóvenes cubanos que luchaban por la libertad de Cuba.

Conocí a Enrique Encinosa que era el coordinador de La Agrupación Estudiantil Abdala y me integré al grupo. Por los próximos ocho o nueve años estuve activo, mudándome primero a NYC y después a Miami para participar en distintos proyectos del grupo.

La cosa por muchas razones se desintegra y yo abandono el grupo y regreso a NYC. Misión incumplida y sigo con el mismo enorme vacío del exiliado político. Fui muy joven para participar en Cuba, muy lejos y aislado en el exilio, viviendo en un capítulo de la historia sin respuesta a la problemática, sintiendo el peso de ser extraño en tierra ajena.

Ahora de viejo y retirado, aprovechando el tiempo que tengo, me dedico a escribir y a cooperar con los que hoy todavía sienten la misma necesidad imperativa que yo de abogar por la libertad de Cuba.

Muchos de mis contemporáneos han abrazado a esta nación y se sienten americanos, la política de ellos es la política de Trump y el partido republicano. Para otros es la visión liberal del partido democrático. Para mí en realidad los republicanos han prometido mucho y no han hecho nada, los demócratas, sobre todo los liberales norteamericanos, han hecho mucho menos que no sea idolatrar al difunto caudillo cubano y repetir verbatim, toda la propaganda salida de la traidora revolución.

A los republicanos, aunque no concuerdo con esa visión, los puedo entender; por lo menos ellos han dicho de apoyar la lucha, aunque ni lo he visto ni creo en esa solución. A los liberales los entiendo menos, cuando históricamente el ala liberal, herederos de la brigada “Venceremos” y de todos esos ideólogos socialistas de los 60, que siempre han defendido a la revolución, y cómo ellos se alinean a esa interpretación va más allá de mi comprensión.

Yo como, primero exiliado político, no puedo ni voy a criticar a los que huyen y buscan asilo. Eso ya es una ruta marcada desde el principio, cuando Fulgencio Batista optó por huir y abandonar la nación. Y comprendo a otros que son perseguidos y por buena razón siguen la ruta ya establecida del destierro. Y segundo como activista que ante la enorme tarea de la liberación decidió claudicar, no puedo culpar a los que también se rinden.

Mucho menos estoy en posición de criticar a los que luchan dentro de Cuba, sentado aquí, muy cómodo en mi sillón en el exilio. Puedo o no estar de acuerdo con la táctica en particular. Puedo opinar de las posibilidades de ese tipo de lucha, pero jamás levantaré mi voz en tono acusatorio a todos que honestamente buscan una solución. Ni tampoco tengo datos concretos de quién es quién y no estoy en posición para opinar, la historia será la jueza final.

A los que comercian, niegan, conjuran o de otra manera actúan sin honor, dignidad y patriotismo, no les voy a conceder ni espacio ni consideración, hacerlo sería darle el crédito que no se merecen, además de ser contraproducente y tarea negativa, prefiero utilizar mi tiempo en lo que se puede hacer. Sé bien que hay otros que creen en la importancia de señalar y sacar a la luz la tarea de los que ellos consideran traidores. Ese es su derecho y misión, la mía es ver cómo voy a apoyar y cooperar con los que están haciendo algo, sobre todo a los que se han trazado una trayectoria con un propósito que va más allá del presente.

La Cuba que yo dejé, ya no existe, solo lo que son las ruinas de un ayer imperfecto pero mucho mejor. El país que me acogió no es mío y después de vivir en él casi 54 años aún me siento y soy un emigrante, ciudadano de segunda categoría. Así que no me verán alabando las glorias de tal presidente, ni llorando la pérdida de tal o más cual candidato y mucho menos contando las glorias pasadas de alguno que se fue. Las circunstancias de la historia se analizan, y se utilizan la que nos convienen como cubanos. Pero jamás debemos poner nuestra confianza en lo que hagan los otros, porque ciertamente nos van a defraudar.

Creo en el destino de Cuba y en el esfuerzo y capacidad del pueblo cubano a trazar su propio futuro de libertad y progreso. La historia me ha condenado a vivir sin patria y me niego a vivir bajo el yugo de un tirano. Pero tengo la fe absoluta que ¡Viva Cuba Libre! es mucho más que un grito de guerra, es un futuro feliz que nos espera.

 

The following two tabs change content below.
Ezequiel I. Alvarez

Ezequiel I. Alvarez

Nací el 14 de Junio de 1946 en Cárdenas Matanzas, Cuba. Ingeniería Eléctrica por profesión, Poeta y "comentarista" por vocación. Colaborador en la producción de la revista "Los Pinos Nuevos" en Chicago y el periódico de "La Agrupación Abdala" en Nueva York 1971-1980. Actualmente soy miembro del Movimiento Somos+ y esta es mi manera de colaborar humildemente con todos los que hoy están creyendo que sí se puede, con todos los que hoy mantienen la esperanza y continúan.
Ezequiel I. Alvarez

Últimos posts de Ezequiel I. Alvarez (ver todos)

Comentarios con Facebook

comments


Las declaraciones y opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el punto de vista de Somos Más.


 

14 comments on “Sin patria pero sin amo
  1. Muy interesante leer tantos comentarios repitiendo de la cartilla aprendida. Todos sabemos bien que lo de Cuba es una dictadura militar totalitaria, y por lo tanto indefendible. Cualquier ataque de quienes la defienden, son galardones obtenidos que demuestran lo inútil de defender a los tiranos. No vale la pena tratar de dialogar con quienes se prestan al servicio de los dictadores, bajar a ese nivel, no vale la pena.

    • Amigo cual seria su propuesta para cuba??/ otra cosa cada cual tiene su opinión y el debate es necesario siempre que aporte!!! Ssludos

  2. Es cómico ver los dos lados de la moneda cuando en realidad somos todos cubanos, eso provoca la política, el odio a tu semejante, cada cual tiene su discurso particular en un ambiente hostil, pero mas que eso, creo y estamos de acuerdo en algo, como hacer de cuba un mejor país, como llegar a lo desconocido donde todos se eatiendan la mano sin política de por medio, creo y siempre lo haré que el problema de loa cubanos lo resolvemos los cubanos, ninguna intervención de otro país sera admitida, ahora tantos puntos de vista son realmente necesarios, desde un extremo al otro llega el momento que llegas al medio, ese medio que necesitamos con los dos extremos para ser mejores!!! Queda mucho por hacer, por ahora aporto lo que puedo para que mi cuba sea mejor, para que mi hija se sienta cubana como su padre!!!con diferencia y similitudes se puede crear de todo!

    • Ya parece que Ezequiel no le va a responder,yo le responderia, que cualquier cosa seria mejor, y no es volver al pasado, ya que eso es imposible,pero hay muchos ejemplos en el mundo, de que si hay cosas mejores.

  3. Yo en realidad creo que Ezequiel es un emigrado arrepentido, cuando su familia se fue de Cuba, se fueron porque no les convenía la revolución que se iniciaba, me imagino que unas cuantas propiedades les fueron confiscadas o al menos tenían una mejor vida que la mayoría de los campesinos de la Sierra y los obreros explotados de la ciudad.
    Hoy le puede estar doliendo la decisión de la familia y la suya propia, desde que se fue vivió en carne propia el capitalismo, fue un ciudadano, que como bien dice, de segunda y como tal deben haberlo tratado, el tema de ingresar al ejercito de los EE.UU,puede que se haya visto obligado, como muchos latinos, para sobrevivir, ahí conoció como es el sistema capitalista, la discriminación racial y social. Y por demás sirvió a un ejercito extranjero, que agradezca no vivió la disyuntiva de agredir a su propio país, me gustaría saber cual sería su posición al respecto, aún ya viejo.
    Por cierto quisiera saber si durante su estancia en EEUU, ha podido vivir en la plena libertad que dice de hacer lo que quiera, violar las leyes, robar y todo eso que los contrarrevolucionarios hablan de que es libertad, en fin creo Ezequiel que tarde pero reconocer ese sistema te ha hecho bien para reflexionar como lo hiciste, con tus errores, pero sobre todo el saber que aún en los EEUU no has vivido en la tan cacareada libertad que siempre dicen.

  4. Toda una visión muy coherente de este tema,es una dura realidad,y que aunque no la creo eterna, si creo que esta muy bien entramada,y tiene raíces y ramas,sus raíces, Rusia,las ramas, Venezuela, Ecuador, Bolivia,Cuba es el tallo,así torcido y lleno de nudos, pero ese es el resultado bien obtenido,por una mente,muy brillante en el propósito trazado.Algunos plantean del fracaso de la mal llamada revolución,yo no lo creo, FUE UN EXITO TOTAL,nunca quisieron hacer otra cosa,esta Cuba de hace rato fue su objetivo, y lo lograron.
    Veo que la mayoría cree en que es un fracaso, y en esto esta el error,para iniciar la lucha contra aquello,con su perdón, creo que el único que si se dio cuenta de esto fue Obama,y el único que se trazo una trayectoria para terminar con aquello.
    Usted tiene la visión desde afuera,esto lo digo por su historia,yo lo vivi durante muchos años en carne propia,y ahora lo veo desde fuera,esto me da una visión diferente de las cosas,somos contemporáneos, solo me lleva 2 años,me gusto mucho la forma que usted tiene de plantear las cosas,su seriedad, su respeto,y conocimiento de causa, y el amor que se refleja en su comentario.
    Espero que estos jovenes a los que admiro, sepan tomar estas ideas,de los que fuimos victimas desde el principio,de un sistema brutal, basado en el absurdo,y que ha llevado a un pueblo al absurdo mas perfecto,,no es un mal simple de eliminar, pero hay que partir siempre para darle solucion a un problema, de su estudio mas profundo,y ver cuales son sus bases,a las que hay que atacar con fuerza.La vida ha demostrado que las bases primarias de este sistema son la miseria total, tanto en lo material como en la espiritual,llevando a las personas y su pensamiento a este terreno,con lo cual los hace indefensos,y si a esto le sumamos el miedo,la inmoralidad,la doble personalidad,nos podemos dar cuenta que es un enemigo fuerte,esto lo ratifican, sus casi 60 años en el poder,y se mantienen triunfalistas, como su nada hubiera pasado.
    En la replica Venezolana, todo esto se ve mas claro aun,y mas sabiendo, que este si es un país rico,y miremos donde esta hay,esto no es por gusto, es parte del plan,no puedo pensar otra cosa,y si alguien cree que estoy en un error,estoy dispuesto a discutirlo,si me sacan del error con buenos argumentos, estoy en la disposición de cambiar de idea.
    Por ultimo, también creo, que aunque Raul quisiera cambiar, NO, puede hacerlo,eso le costaría la vida,esta muy sucio, y bañado de sangre del pueblo cubano,lo jusgarian, como ya a ocurrido con otros dictadores,o los que le dan ordenes del esterior, se encargarían de el.Cuba aunque pequeña, representa mucho estratejicamente para intereses de otros como los Rusos.

    • Aqui, en su patria David hubiera tenido libetdad si disentia de ustedes y tu gente de la SE a la que perteneces, David, no lo hubiera dejado vivir.

    • No creo que este arrepentido,a lo mejor usted si lo esta, pero se lo caya,me refiero a lo que es su vida,no se nada de usted,pero si le veo el veneno en sus ideas,el paraíso terrenal no existe,pero el infierno en que han convertido a Cuba si existe,y es palpable,no se como hay quien se someta a defender lo indefendible,eso solo lo han hecho aquellos, que le han pagado para que lo hagan.

      • Ricardo, si el infierno existiera, ud. fuera uno de sus demonios, déjeme decirle que el infierno solo existe en los países donde los ejércitos de los EE.UU y la OTAN han puesto sus botas, si no lo cree pregúntele a los pueblos que han sido invadido por ellos justificando la tan aclamada libertad que uds. pregonan, lo que sucede es que los cubanos no se han dejado pisotear, aún cuando un grupito de mercenarios y apátridas como uds así lo piden a gritos o quieren retrotaer a como se vivía antes de 1959, espero que conozca esa historia, aunque para uds es tarde para ello, pero no para aprender la lección.

  5. Cuantos como tú nos sentimos así. Por muchos años no quise seguir en la lucha la cual mis padres me inculcaron. Una lucha que los llevó a mi Padre a morir en Girón pues su amor por la patria era mayor que todo en este mundo. A mí Madre que siguió sus pasos y se incorporó a varias organiciaciones que luchaban por recuperar su patria. Ahora a mi edad mayor, pienso que es hora de tomar las riendas. es hora de inspirar aquellos que por razones no entendidas por mi ni por otros quedaron bajo e yugo de esos criminales que les quitan el derecho de pensar por sí mismos. Aplaudo tu articulado y deseo seguir en comunicaciones con este movimiento. Adelante Cubanos!

    • Leonor, y su padre que fue un mercenario o un miliciano? Si fue lo primero, tenga en cuenta las víctimas del pueblo en esa invasión, sobre todo mujeres y niños, además de los combatientes que lucharon por el amor a su patria. En cuanto a su madre dices que se incorporó a varias organizaciones, ¿contrarrevolucionarias o revolucionarias?, como no lo especificas asumo que fueron contrarias a la revolución, por lo tanto ud es seguidora de estirpe de contrarrevolucionarios, por lo que sus comentarios no tienen nada que favorezca al pueblo cubano, pues ya sabemos lo que uds. quieren para ese país y sus ciudadanos.

    • Señor sin nombre,Asi le digo ya que DAV, no lo es,se que el mundo esta muy mal,y no estoy para defender a nadie,pero se que tanto usted como yo,somos muy poca cosa para tratar de arreglar el mundo,a mi la que ms me importa es Cuba,y tal como usted sin saber nada de mi me califica de demonio,pues este demonio, dio por Cuba toda su vida, trabaje por muchos alos, los mejores de mi vida, hice cosas que seguro usted no hizo, alfabetice,fui internacionalista por dos años,de lo que me siento orgulloso,nunca tome nada que no fuera mio, hice miles de horas voluntarias,Hice todo lo que estaba en mis manos para que aquella, llamada revolucion saliera adelante, cosa, que pudo haber sido,ya que tanto Cuba como los cubanos tienen condiciones para ello, mas que sobradas,pero por esos manejos, que califico de diabolicos,,y no por ningún imperialismo,–Aclaro, que no lo defiendo—sino por el propósito implícito de destruir a Cuba,usted es libre de calificarme,y de pensar como quiera, aunque dudo estas sean sus ideas,los de su lado también son pagados,no es mi intención ofender ni mucho menos,ya que eso es lo que quieren,dividirnos,y somos hermanos, aunque las ideas fueran diferentes,aunque ratifico, no le creo.Dediquemonos todos a mejorar a Cuba, el mundo es muy grande y complejo, y cada uno de nosotros es tan poca cosa en este mundo,que seria desgastarnos en vano tratar de arreglarlo completo.
      Se de lugares en este mundo, donde la salud es tambien gratuita,asi como la educacion,y de buena calidad,pero ademas hay libertad, se puede vivir como personas,y son paises capitalistas,asi que el p`roblema no es el capitalismo,
      Siempre han existido imperios en la historia de la humanidad, y para serlo, todos han cometido atrocidades,eso es verdad,pero el mundo siempre ha sido asi, y ni usted ni yo lo cambiaremos,pero no lo podemos tomar como escudo para tapar nuestros males,aunque realmente nos causen algun daño,Hay que buscar , como dijo Marti,como sacarle utilidad,sin entregarse a ellos,tenerlos de enemigos, no es inteligente, a no ser que como en este caso, se quieran culpar de todo.

    • Creo que solo Corea del Norte,tiene un pueblo mas pisoteado que el cubano,lerecmiendo, si le fuera posible, que vea un poco del mundo para que se de cuenta,que lo que esta planteando esta muy lejos de la verdad,a no ser que usted tenga un concepto distinto, de lo que es un pueblo pisoteado.
      A mi por el momento, lo que mas mes toca es Cuba,y su pueblo, en el cual estoy incluido,se de otros que les va bien mal, pero nuestra historia es muy distinta a la de ellos, aunque no creo que los cubanos seamos los mejores del mundo, si se que por nuestra historia somos diferentes,y por estar en este grupo, me identifico con ellos.
      Mis derechos desde niño fueron frustrados,y lo peor que disfrazaron estas frustraciones, de algo que debía ver como logros, y asuntos que debía agradecer de por vida a la mal llamada revolución.No se puede ser tan ingenuo, de creer todas las historias mal contadas, por los mismos protagonistas,ya algun dia saldran a la luz, duras verdades, de los ,PORQUE; de lo ocurrido durante tantos años en Cuba.
      No se de usted nada,si pudiera compartir cara a cara,sobre estos temas dudo mucho que sus argumentos, puedan ocultar los mios,podemos respetarlos como personas que somos,pero el sol no se puede tapar con un dedo,si por esto soy un diablo, pues a gusto soy,no creo que mi verdad sea absoluta,pero lo que si se es que es la MIA,y respaldada por hechos concretos de mi vida personal.Y por ultimo usted no es mas cubano que yo, ni ha hecho mas por Cuba que yo,de eso estoy también seguro

Comments are closed.

IP Blocking Protection is enabled by IP Address Blocker from LionScripts.com.