¿Y ahora qué?

 

Foto tomada de Internet

 

Por: José M. Presol

Read it in English

Lo esperábamos hacía tiempo y llegó, pero cuando no estábamos en la cola de “la libreta”. Me refiero al fin de la política de “pies secos, pies mojados”. Todos sabíamos lo que iba a pasar, pero lo que menos imaginábamos es que fuese ahora y que lo hiciese el presidente saliente, Barack Obama.

Tenía que ser tarde o temprano. El pueblo norteamericano se inclina hacia una política de proteccionismo y de centrarse en sus propios problemas, y se tropieza de cara, junto con muchos cubanos en el exilio, con la afirmación: “yo no soy un perseguido político, yo vengo a resolver mis problemas económicos”.

Al mismo tiempo son constantes las denuncias de la presencia en su territorio de antiguos, y actuales, represores y colaboradores con el régimen político cubano; en los cuales no está claro su arrepentimiento ni su posible presente colaboración con la tiranía. Esto tenía que llegar.

Obama que, no hace tanto, parecía maravilloso a tanta gente, ahora tiene miles de defectos. No, amigos, el mensaje era claro: “el problema de los cubanos deben solucionarlo los cubanos”. Otra cosa es que lo hayamos recibido e interpretado como nos ha convenido.

Eso era una forma de decir, entre otras cosas: señores, los contribuyentes americanos no tienen obligación de financiar indefinidamente la inmigración de ciudadanos de otras nacionalidades, máxime cuando no estamos seguros de su ideología y cuando esos fondos nos hacen falta, por ejemplo, para mejorar las condiciones de nuestros veteranos.

Pocos gobiernos del mundo no son conscientes de que sus recursos no son ilimitados y que ese problema no se soluciona con poner a funcionar la “máquina de hacer billetes”.

La culpa la tenemos nosotros, los cubanos. Todos sabemos, no nos hagamos los bobos, que el problema no es que no haya malanga, el problema son los que han causado que no haya malanga. Nos hemos encontrado más cómodos confundiendo los síntomas con la enfermedad. Nos hemos encontrado más cómodos negando la realidad. Nos hemos encontrado más cómodos diciendo, de dientes “pa’fuera”, que es un problema económico.

Pues sí, es un problema económico, pero, por favor, ¿no llevamos 58 años sufriendo un constante bombardeo de doctrina marxista? ¿es que no hemos sido capaces de asimilar una palabra? Caballeros, ellos mismos lo dicen: “los problemas económicos son problemas políticos”.

No soy adivino y no sé cuál será la evolución de la situación en Cuba, pero sí estoy seguro que esto ya ha sido dos cosas: 1) un jarro de agua fría para los que esperaban “escapar” de la situación, 2) la desaparición de una válvula de escape en la actual situación cubana, que no le hace ninguna gracia al régimen, a pesar de que diga lo contrario.

Como he dicho, no sé cómo evolucionará el tema, pero tengo esperanza en que acabará radicalizando las posturas en el interior y clarificándolas en el exterior, y viceversa.

Espero que los cubanos, de una vez, enfrentemos nuestro problema, intentando provocar cambios cuantitativos (para que me entiendan, uso términos marxistas) que, al acumularse, acaben produciendo cambios cualitativos.

Y esos cambios cuantitativos y cualitativos empiezan por nosotros mismos.

Primero, tenemos que mentalizarnos sobre quién es nuestro rival real y enfrentarnos a él, sin paliativos; localizando todas las grietas en el sistema y agrandándolas, analizando sus contradicciones y denunciándolas.

Segundo, que el problema de Cuba es de los cubanos, de todos sin excepción, y que los cubanos deben solucionarlo, olvidándose de remedios, colectivos o individuales, que vengan de fuera.

Tercero, centrándonos en programas y líneas de actuación para vencer a nuestro rival; centrándonos en debilitar todo lo que le beneficie; centrándonos en evidenciar las debilidades y errores del sistema.

Cuarto, que esos programas y líneas de actuación deben focalizarse en las necesidades reales cubanas. No debemos volver a situaciones que muchas veces se añoran y no acabamos de reconocer que fueron el terreno abonado para lo que tenemos ahora. Hay que construir una Nueva República, con los ideales de libertad y democracia de nuestros fundadores.

Quinto, en torno a esos programas y líneas de actuación, tenemos que crear la necesaria unidad de acción (y, por qué no, de organización) para aglutinar fuerzas en lugar de dispersarlas, olvidándonos de liderazgos.

Sexto, esos programas y líneas de actuación deben ser pacíficos, somos hijos de una nación que no ha conocido la paz y tranquilidad desde el 10 de octubre de 1868, ya va siendo hora de que también enderecemos eso.

Séptimo: cubano, piensa, eres hijo del pueblo que peleó durante 30 años por la Independencia, que sufrió 4 años de ocupación americana, que ha tenido 57 años de falsa república y más ocupaciones (materiales o mediatizadas) y otros 58 de tiranía. Nos hemos caído muchas veces y muchas veces nos hemos levantado, incluso equivocándonos y volviéndonos a equivocar; pues levántate de una vez y aporta con tu esfuerzo e imaginación el séptimo punto. Es tu oportunidad. No la dejes pasar.

 

 

The following two tabs change content below.
Jose Manuel Presol

Jose Manuel Presol

Nací en la capital de “la Tierra más hermosa que ojos humanos vieran”, un 23 de septiembre de 1952. Salí un 30 de septiembre de 1967, con quince años recién cumplidos y, por el horizonte, empezaba a salir el Sol. No he regresado. Estudios superiores, medios o básicos en muchas cosas, fundamentalmente: Economía, Industria Alimentaria, Agroindustria, Finanzas y Gestión de Proyectos, Transporte, Logística. Vicioso de la lectura. Aficionado a la Historia. Miembro de Somos+. Espero volver algún día, mejor dicho: estoy seguro que volveré y que acabaré de ver salir el Sol.
Jose Manuel Presol

Últimos posts de Jose Manuel Presol (ver todos)

Comentarios con Facebook

comments


Las declaraciones y opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el punto de vista de Somos Más.


 

6 comments on “¿Y ahora qué?
  1. Gustavo,le cuento una historia,estando yo en cuarto grando teniamos una alumna que era testigo de jeova y no se ponia los atributos,eso fue asi en un principio,pero recuerdo muy bien que se hizo una reunion y todo termino que estando en la escuela y a escondida de sus padres a la niña se le ponia pañoleta y cantaba consignas,cuando terninama el dia se le quitaban los atributos y la profesora los guardaba.Eso fuen en Marianao,una escuela que esta en 116 entre 45 y 47,en Cuba no es obligado solo de palabras,si no lo haces estas fuera del sistema.

  2. Gustavo,Cuando alguien me dice que Cuba tiene cosas buenas siempre les pido que me digan cinco,despues de la salud y la educacion se traban y no saben que decir.

  3. JMPresol……

    Lo de los cambios en Pies secos.., te aseguro que hay muchos cubanos de afuera y de dentro se alegran, no por lo que dices, sino por lo que se evita. Ahora los que están varados en otros países es un problema para ellos y esos gobiernos, pues deben de regresar a Cuba, ¿como?, ellos sabrán. No comento más pues hay mucho blablabla sobre como derrocar a la revolución cubana, y nos es un problema de poderes, en Cuba hay un solo poder, el del pueblo, la mayoría apoya a su gobierno y quiere vivir en esa Cuba que tienen, solo una ínfima minoría dentro y fuera de ese país quiere una Nueva República ¿colonial? ¿al estilo de la de 1902?. A eso no creo que los cubanos estén dispuesto a regresar, instaurar una economía capitalista, tampoco me parece una opción, ya vemos lo que pasa en el capitalismo de EE.UU o de España o de otros países.

    • Mire David, se habrá percatado que ya no le contesto.
      No es por falta de argumentos, es sencillamente que estamos entrando en el año 2017 y pronto estaremos en el 2018, años muy importantes y decisivos y no tengo tiempo para perder con usted en respuestas amplias.
      Solo un consejo, cuídese, están cambiando mucho las circunstancias y el sistema está recrudeciendo, en su desesperación, las medidas incluso contra los que, hasta hoy, le han sido útiles.
      Es lo que les ha pasado a otros agentes como a Harold que han sido… ¿Cuál es la palabra utilizada en la carta? ¡Ah, sí!….. Han sido “desactivados”, igual que si fuesen un televisor o una lavadora.
      A partir de ahora, solo le contestaré con este texto u otro parecido, así que, aunque aquí no se le censure, esto no es el Granma, no pierda más tiempo con sus comentarios.
      Recuerde:
      Tic-tac el reloj de la historia sigue sonando y no es en contra nuestra.

  4. Buen comentario, bien realista,pero sin ser derrotista,la tarea requiere de gran inteligencia,y hasta que no nos demos cuenta, que el entramado de Cuba es grande,y que hay poderes grandes tanto por encima, como por debajo,de esta dictadura,que fueron creados durante muchos años,que ya aunque los que están en el poder, quisieran repararlo todo, NO PUEDEN,les costaría la vida,ya esto tiene raíces y ramas,Raíz principal, Rusia, ramas, Venezuela Bolivia,Ecuador.El tronco es Cuba,esta torcido y debil,pero esta, y ahora con compromisos grandes, deudas grandes,y el pago es mantenerse, con espíritu triunfalista hasta el ultimo dia, dia que llegara, de eso estoy también seguro.

Comments are closed.

IP Blocking Protection is enabled by IP Address Blocker from LionScripts.com.