Asamblea dócil y documentos pre-elaborados

 

Por: Germán M. González

En la clausura del VII Congreso Raúl Castro expresó: “hemos concebido que ambos documentos (…) luego de su análisis en el Congreso, (…) sean debatidos democráticamente por la militancia del Partido y la UJC, representantes de organizaciones de masas y de amplios sectores de la sociedad con el propósito de enriquecerlos y perfeccionarlos.”

Una vez finalizado el proceso anunciado y “democráticamente debatido” por la militancia del partido, su organización juvenil y “amplios sectores de la sociedad”, se convocó a la dócil Asamblea Nacional y los diputados aprobaron, unánimemente los siguientes documentos:

  • Conceptualización del Modelo Económico y Social Cubano de Desarrollo Socialista,
  • Lineamientos de la Política del Partido y la Revolución para el período 2016-2021

Asimismo se ofreció información sobre las Bases del Plan de Desarrollo Económico y Social hasta el 2030: Visión de la Nación, Ejes y Sectores Estratégicos.

En espera de la versión final de los referidos documentos se pueden realizar algunos análisis, pues según la experiencia sólo habrá diferencias de forma. Para su presentación inicial, los redactores los presentaron ante la máxima jerarquía del partido y el gobierno hasta que dijeron lo que tenían que decir. Lluego del proceso referido se repite el trámite. Al final los documentos quedan como esa máxima jerarquía se lo propuso, con un barniz de “consultas” donde se toma lo que conviene y lo que no conviene se desecha ipso facto.

En cuanto a la “Conceptualización (…)” viene a la mente la famosa frase de Ortega y Gasset describiendo la Constitución de 1931 en España: “sin pies ni cabeza, ni el resto de materia orgánica que suele haber entre pies y cabeza”.

Este documento comienza exponiendo antecedentes históricos parciales, describe la mala situación económico-social actual con eufemismos y omisiones, no se menciona la subutilización y bajos rendimientos de la tierra poblada de marabú en gran parte ni la deuda externa gigantesca, entre otros problemas gravísimos. Ni sus causas. Prosigue proclamando propósitos imposibles de cumplir sin la participación de todos los cubanos y termina ratificando las políticas vigentes, excluyentes y limitantes del incremento de la productividad social.

Analicemos algunos datos que brinda el órgano del partido y gobierno en su edición del martes 30 de mayo:

  • La asistencia a las reuniones ascendió a 1.6 millones de personas. Realmente muchos asisten por más de una vía, especialmente militantes del partido y UJC, reportados en la reunión del núcleo o comité de base respectivamente y en las de otras entidades, duplicando o más la asistencia; considerando el alto número de los que asisten como tarea a varias reuniones la duplicidad se multiplica.
  • Contando 10 millones de cubanos mayores de 10 años residentes en Cuba, más al menos 2,5 millones de cubanos en el exterior, es decir, 12,5 millones en total, y 800 mil militantes del partido y su organización juvenil como asistencia real, ésta representa alrededor del 6%, nada representativa, dada la auto-selectividad del partido y gobierno.

Entre los militantes el ambiente no propicia la sinceridad, sino la unanimidad aparente. El “Gran Hermano” observa y todo lo que se diga en ese tipo de reuniones es debidamente registrado y analizado por quien corresponda.

Por último, para opinar y tomar decisiones es imprescindible conocer la realidad objetiva y ¿con qué información cuenta quien solo tenga acceso al Granma, el NTV y la Mesa Redonda?

Sobre el Plan (…) recordemos:

  • En los tiempos de la “ayuda” soviética, con estabilidad en los suministros, no se cumplió ni una vez, en ningún rubro, en ningún año, durante casi cuatro décadas, originando la inmensa deuda actual con Rusia.
  • Cuba lleva siglos haciendo zafras y lo más común desde 1959 son las justificaciones de incumplimientos y la noticia anual de que se efectuarán las consabidas reuniones para analizar las deficiencias e impedir que sucedan en la zafra siguiente. Eso es común a todos los renglones económicos.

También se informó a los diputados sobre los lineamientos económicos y sociales para el período 2016–2021:

Los lineamientos del Congreso anterior se cumplieron al 21%, y las condiciones objetivas del período futuro no parecen mejores que las del anterior; quizás empeoren. ¿Qué probabilidades de cumplirse tienen esos lineamientos?

¿Con qué certezas puede proyectarse un Plan de Desarrollo que deberá primero invertir la tendencia a la baja durante seis décadas, pero sin el patrimonio dilapidado y endeudamiento agobiante?

No existe la Unión Soviética, el gobierno venezolano se debate en estertores, imposible ayudar, los negocios con extranjeros… eso son, y no con los más generosos ciertamente:

¿Entonces qué?

El apóstol, comentando a H.Spencer nos da una respuesta:

“(…) de ser esclavo de los capitalistas, como se llama ahora, iría (el hombre) a ser esclavo de los funcionarios.” O.C. t 15, p 391

Y estos a su vez, al servicio de los nuevos capitalistas, reeditando la escena final de Rebelión en la Granja.

 

The following two tabs change content below.

Comentarios con Facebook

comments

IP Blocking Protection is enabled by IP Address Blocker from LionScripts.com.