Alien verde olivo

 

Por Germán M. González

“Lo que en el militar es virtud, en el gobernante es defecto. Un pueblo no es un campo de batalla. En la guerra mandar es echar abajo, en la paz, echar arriba. No se sabe de ningún edificio construido sobre bayonetas”.

José Martí, O.C. t 13, p 129-143.

Al independizarse Cuba no poseía fuerzas armadas. Ante el intento de reelección de Estrada Palma y la reacción violenta de la oposición vino la 2ª intervención estadounidense a petición de aquel. Se creó el denominado Ejército Constitucional  para evitarse futuras intervenciones.

Los militares no tuvieron protagonismo al inicio de la República, los “generales” y “coroneles” de la política eran caudillos regionales incorporados a la contienda independentista, no fueron militares profesionales y no sirvieron como tales luego. El primero fue el general Alberto Herrera, presidente provisional por 24 horas al caer Gerardo Machado (Agosto 12-13/1933).

De la rebelión de sargentos y soldados que derroca al gobierno provisional subsiguiente surge un sargento de orígenes inciertos que asciende rápidamente gracias a sus “habilidades”,  auto ascendido a coronel, luego general, domina la escena política (1933-1944) entre bastidores y como Presidente electo hasta la elección de Ramón Grau (1944-1948).

Grau y su sucesor, Carlos Prío, mantienen gobiernos civiles con los militares subordinados hasta que el 10 de Marzo de 1952 –a tres meses de elecciones- el sargento de nombre y origen inciertos convertido en Mayor General Fulgencio Batista Zaldívar (1), confabulado con militares y algunos civiles, encabeza un golpe de estado.

En la lucha por derrocar la dictadura cívico-militar instaurada por Batista participarían todos los sectores del país, incluidos militares y su antiguo aliado (2) el Partido Socialista Popular, estalinista pro-soviético. Huido Batista a partir de 1959 comienza el proceso llamado “Revolución Cubana” encabezado por un equipo hasta hoy gobernante (salvo defunciones).

Durante las tres primeras décadas gobernó Fidel Castro de forma absoluta, primero bajo la Ley Fundamental promulgada para sustituir –provisionalmente se dijo entonces- la Constitución del 40 donde se daba al Consejo de Ministros facultades ejecutivas, legislativas y judiciales y luego bajo la constitución calcada de la soviética a partir de 1976, con iguales facultades. Durante ese período se dilapidó alegremente en experimentos y proyectos insostenibles el patrimonio estatalizado, la “ayuda” soviética y millonarios créditos tomados y no pagados.

Segundo al mando, relegado por la inmensa energía destructiva de su hermano mayor, Raúl Castro como ministro del ramo conformó una de las fuerzas armadas mejor equipadas y entrenadas del mundo. Presupuestadas como una gran unidad del ejército soviético recibieron recursos, entrenamiento, adoctrinamiento e información de inteligencia que le permitieron servir a los complejos de gran potencia castristas, interviniendo al servicio de la geopolítica soviética en asuntos internos y conflictos entre naciones soberanas, algunas muy distantes.

Al desmerengarse el “campo socialista” las FAR se vieron ante el dilema de la pérdida del mecenas y la economía nacional arruinada incapaz de sostener las hipertrofiadas estructuras militares. Respondieron desarrollando primero una organización de autoconsumo y luego creando un estado dentro de otro estado, con su propia legislación, sistema financiero, aparato productivo, etc. desvalijando el patrimonio estatal. Acceso prohibido para fiscalía, contraloría, diputados, aparato partidista, prensa, es decir, para el partido&gobierno.

Ante la retirada del hermano mayor, el menor llena el aparato gubernamental de generales, coroneles y almirantes, unifica las dos estructuras de captación de divisas interna, intensifica el saqueo del patrimonio, empodera GAESA (Grupo de Administración  Empresarial S.A.) para funcionar como un consorcio capitalista, pero sin control estatal.

Desde el inicio -1959- la legislación -incluyendo la constitución- se relega, viola e ignora. Pero se llega al extremo con las denominadas Zonas Estratégicas: Oriental, Central y Occidental. Estructuras presididas por generales de tres estrellas, se encuentran sobre las del partido&gobierno en las instancias provinciales y municipales, nacionalmente el Consejo de Defensa constituye el poder real, lo preside Raúl Castro (cuatro estrellas). Presuntamente se activan ante amenazas, algo subjetivo pues ¿Quién determina eso? Se marcha hacia la totalización de un régimen totalitario: adiós dictadura unipartidista.

El octavo pasajero* verde olivo emergiendo del agónico estado cubano ¿Éste y nuestra nacionalidad sobrevivirán?

 

* Monstruo alienígena cinematográfico.

  • Retornado del exilio para participar como candidato presidencial en las elecciones.
  • Alianza incongruente en plena guerra fría.

 

The following two tabs change content below.

admin

Últimos posts de admin (ver todos)

Comentarios con Facebook

comments

IP Blocking Protection is enabled by IP Address Blocker from LionScripts.com.