Aves de mal agüero

Foto-Alejandro-ErnestoEFE

14YMEDIO

Un tema que se impone discutir en estos tiempos es el obsoleto argumento que no paran de repetir algunos voceros oficiales en cada oportunidad que tienen de enrarecer las relaciones entre Cuba y Estados Unidos o mejor dicho, entre Cuba y el Mundo Exterior. Me refiero a la supuesta “necesidad” de poner en práctica “las medidas correspondientes para evitar la penetración que el enemigo espera tener en la sociedad cubana”.

Hace solo unos días, en el marco de primer Taller Nacional de Informatización y Ciberseguridad celebrado en La Habana, con la presencia física o virtual de miles de ingenieros informáticos, se escucharon discursos realmente alucinantes que lejos de invitar al uso de las oportunidades que se abren para impulsar el desarrollo, llamaban a “ponerse en guardia” ante las nuevas “maniobras” del enemigo para “penetrar” la sociedad cubana.

Me gustaría que alguna de estas aves de mal agüero explicara realmente ¿con qué es que nos quiere penetrar Estados Unidos?. O por lo menos ¿con qué cosa negativa?. ¿Acaso con virus? Para eso están los antivirus. ¿Con información acerca de nuestra propia realidad? Eso el pueblo lo está exigiendo a gritos a nuestros propios medios.

Nuestros jóvenes (…) ya piensan el mundo y conciben sus aspiraciones de la misma forma que los de New York

¿Con propaganda capitalista? Nuestros jóvenes no la necesitan, ya piensan el mundo y conciben sus aspiraciones de la misma forma que los de New York, a veces incluso un poquito más capitalistas que aquellos. ¿Con series, novelas, shows? Es lo que cada noche ve la familia cubana, solo que con una semana de atraso. ¿Con vicios y prostitución? Por favor, esos son campos con enormes potencialidades para sustituir importaciones…

Por más que pienso no encuentro realmente cual puede ser esa oscura incidencia nociva de la que hablan estos señores. ¿No será que más bien preparan el terreno para justificar el excesivo y paranoico control que se piensa tener sobre el futuro internauta cubano?

Creo que el viejo esquema de poder intenta sobrevivir a toda costa, defendiendo su privilegio de ser el único que puede “penetrar” la mente, cada día, las 24 horas, a todos los cubanos y a muchos otros por ahí…

La realidad es que no necesitamos que el gobierno cubano nos “proteja” de ninguna influencia externa. Somos millones los cubanos adultos con la suficiente responsabilidad para tomar nuestras propias decisiones tanto en el mundo físico como virtual, que queremos para nuestro país el mismo acceso a Internet que hoy se generaliza en el planeta. Con todos sus riesgos y sus infinitas posibilidades.

No nos defiendan más, que nadie se los ha pedido.

ELIÉCER ÁVILA

Esta entrada a Cuba sí incluyó conversación con la Seguridad del Estado

IMG_4465Ante éstas “conversaciones”, siempre me pregunto si vale la pena publicar o no lo sucedido. Pues ni siquiera a ellos mismos me gusta darles la impresión de que chillo por todo. Pero también creo que, no publicarlo, solo atenta contra mí. Ya que ellos tienen cámaras en sus locales y me demostraron con un videíto manipulado que no tienen escrúpulos en usar toda información para destruir a la persona.

Ayer, entrando en el aeropuerto me aborda un oficial de Inmigración y retirándome el pasaporte me conduce a una oficina para un “control de rutina”. Ya estas mañas me las conozco así que no me sorprendí al ver en el interior del cuartico al Tte. Cor. “Yanes” y a “Marquitos”, que para otras personas se llama diferente y es el joven que nos “atiende” hace tiempo. El mismo que nos montó en las patrullas a mí y a Reinaldo el día del performance de Tania Bruguera.

Después de retirado el teléfono, empieza la “charla”, que fue extensa no obstante solo resalto algunas frases esenciales que ayudan a entender la rara mentalidad de estas personas. También incluyo parte de mis respuestas y otras consideraciones sobre sus puntos de vista.

SE: Métete en la cabeza una cosa, la revolución no se va a caer porque tú y algún otro loquito estén soñando con un partido. ¡Tú no eres nadie!

Me pregunto si soy tan insignificante y no represento ningún peligro: ¿Cuál es el motivo de tanta atención por su parte? ¿No deberían dedicar entonces la gasolina que gastan, el tiempo, salarios, jabas, ropa, y muchos otros recursos a arreglar hospitales, construir edificios o comprar antenas para Internet?

SE: Tú estás muy equivocado si crees que nosotros le tenemos miedo a Internet. Lo que pasa es que nosotros se la vamos a poner a los médicos, a los profesores, a los revolucionarios. A ti no te la vamos a poner ni a Yoani Sánchez. Además no te hagas “pajas mentales” de que los americanos van a subvertir esto con Internet. Nosotros vamos a tener una Internet segura, como la tiene Rusia o China. Tú sabes bien que para eso tenemos miles de informáticos y cibernéticos.

Me parece surrealista que una persona, especialmente un joven, me diga que el modelo de acceso a la información que desea para los cubanos, para su pueblo, es el de Rusia o China. Por otro lado, con esa mentalidad no me asombra que la economía cubana este destruida, con tantos miles de profesionales en su mejor edad productiva dedicados a pisar el freno y no a mover el motor de nuestro desarrollo. ¡Diera cualquier cosa por tener esta discusión en público! Me encantaría saber que piensa Calviño al respecto, que piensan los intelectuales, los humoristas, los trabajadores, los artistas, los estudiantes e inclusos los policías y el resto de los militares. Así que los invito a discutir el tema públicamente y su respuesta es cambiar de asunto…

SE: Bueno, cuéntame cómo te fue en el viaje, con quien te reuniste, qué hiciste…

Me fue muy bien, los detalles se los cuento a mi familia, a mis amigos…no veo por qué compartirlos con ustedes.

SE: Bueno, hemos visto que estás a favor de la relación con EEUU, pero en el fondo tu posición es la misma que la de otros contrarrevolucionarios, ves en los cambios la oportunidad de traer aquí la “democracia perfecta” esa que tanto te gusta, la que hay en EEUU. Esa fue la conclusión que sacaron nuestros especialistas al analizar por ejemplo entrevista con la CNN.

Siento la tentación de decirles una pila de cosas pero me doy cuenta de que es arrojar margaritas a los compañeros… no digo nada…

SE: Mira Eliecer, como mi deber es aconsejarte, te sugiero que no te sumes a esas iniciativas que andan por ahí, en casa de tu amiga Yoani, ni en cositas para la cumbre ¿ recuerdas el instructor de Villa Marista que te atendió en Regla el día 30? Pues no te asombres si te tocan la puerta mañana para llevarte preso, por violar la ley con todo eso que ustedes están haciendo. Aquí hay leyes igual que en EEUU y tu allá no violas ninguna ¿no?

Expresarse no es una violación en ningún país normal del mundo. Yo voy a seguir diciendo lo que pienso en Cuba, en Groenlandia y en Marte. ¡Donde quiera que se me invite a conversar con seriedad ahí estaré, en casa de Yoani o en el Consejo de Estado!

Cuando finalmente me dejan ir, ya me espera la aduana del otro lado. Y me llevan para otro cuartico para una revisión microscópica del equipaje. Finalmente al ver que estoy limpio y mi equipaje es casi nada. Se concentran en analizar el contenido de un libro que me dedicó René Hernández Arencibia, que se titula: El Libro de Cuba, 500 Años de Historia. Después de que los jóvenes aduaneros y su jefe le echaran una ojeada minuciosa llegan a una esperanzadora conclusión: “Bueno, parece que esto habla de todo no…” Y me lo dejan pasar.

Aún tengo fresco el dolor de los 36 libros que me decomisaron por ser: “Literatura inadecuada”. Obviamente la formación literaria de la aduana cubana debe ser cosa seria, pues dudo que los grandes de las letras en el mundo lleguen con facilidad a una conclusión así…

Finalmente salí del aeropuerto y llegué a casa. Entonces comienza el “yoga” para refrescar y desintoxicar con lo poco que nos va quedando disfrutable en Cuba, la familia, los amigos…y esta fe en el futuro, que se niega a ser quebrada.

Ing. Eliécer Ávila.

Nota al pie (en letra pequeña): Este post debió ser publicado ayer, tiene un día de retraso por dificultades con la comunicación desde Cuba.

Te usan y luego te destruyen

De un joven cubano en Ecuador para Eliecer

Hola Eliécer! Soy un joven cubano de 30 años apenas un tantico mayor que tú en edad. Admiro mucho tu trayectoria de esfuerzos por nuestro país, posiblemente tu liderazgo resulte uno de los pocos que dentro de Cuba prometen una alternativa viable donde las nuevas generaciones de cubanos nos veamos representados. Eliécer, fui hasta el pasado 28 de octubre de 2014 un joven académico y bibliotecario de la Universidad de Holguín, fundé y dirigí por 2 años el Observatorio Cienciométrico de la Universidad de Holguín, y también quizás para tu sorpresa, serví por un año como Agente Secreto de la Seguridad del Estado en la Universidad. Esta última posición la utilicé como medio para abrir un posible canal de comunicación con el Gobierno cubano y desde ahí creé en enero de 2014 una iniciativa de diálogo pluralista entre los universitarios a la que titulé “Sumando Pinos Nuevos: Sumamos los Sueños y Restamos las Diferencias”. Este proyecto buscaba un posible punto medio y solo pretendía desde una posición no opositora establecer una mesa de diálogo entre los universitarios cubanos y los de la diáspora cubana en el mundo, principalmente en EEUU.  Para tal fin busqué dos contrapartes, por un lado, a Raúl Moas, Director Ejecutivo de Raíces de Esperanza, como contraparte extranjera y por el otro a Roberto Veiga, entonces Editor Jefe de la Revista Espacio Laical, lamentablemente, a finales de abril la agencia de prensa AP acusó a Raúl Moas de trabajar para la CIA y eso afectó tanto a Roberto Veiga cuya salida de la Revista Espacio Laical tuvo lugar “casualmente” en la misma fecha, y yo no solo sufrí el fustigamiento de la Seguridad sino que se emitió desde el Ministerio de Educación Superior una orden de sanción sobre mí sin razón para ello sin mención al hecho político que realmente la motivó. Al ver caído mi proyecto, no me di por vencido inmediatamente y creé en facebook dentro de mi perfil una página para divulgar la iniciativa, eso fue en Mayo y lamentablemente solo contó con unos 30 adherentes algunos de ellos universitarios cubanos y de otros países, hasta que al rechazar las presiones de la Seguridad para que la eliminara (pues ya me había convencido de que ser un Agente no es más que para obedecer ininstruccionesiegamente y nunca para dialogar) finalmente en Octubre de 2014 recibí una llamada del Oficial Ernesto que controlaba la Universidad donde me advertía que ya había sido entregado al rector de la Universidad de Holguín mi expediente CR y que tendría que abandonar la Universidad voluntariamente o me esperaba un acto de repudio ejemplarizante contra mí y mis compañeros que me apoyaron en el proyecto, no dudé en elegir ser yo quien padeciera con tal de que ellos no sufrieran las consecuencias. En fin que yo tenía incluso mi Tesis de Maestría lista para defender en Enero y tuve que irme del país con mi familia y solicitar asilo a Ecuador el cual está en estado de trámite. Además de ser el fundador del Proyecto pluralista que te mencioné soy miembro internacional de Amnistía Internacional y la Seguridad en la llamada telefónica que me hizo me garantizó que para mí todo futuro profesional en Cuba estaba acabado y que ellos se asegurarían de ello. Así que no tuve opción y huí al Ecuador. No obstante aun en la distancia me pregunto si de alguna forma podría yo servirle al futuro de mi país al que amo y me han obligado a exiliarme, por tal razón me comunico contigo desde Ecuador para ver la posibilidad de afiliarme a tu Partido Somos Más. Saludos desde el exilio,

Caballos de ciudad

 

Demasiada astucia diría yo de la SE, luego de la despedida de mi hijo menor que se va a vivir a Venezuela porque  su mamá excelente estomatóloga decidió irse a otra tierra pues su Cuba “próspera” no le permite vivir como persona y, en cambio, tengo que sufrir ahora la separación de  él sin saber cuando lo volveré a ver, apenas tiene 3 años.
La Seguridad del Estado se aprovechó de mi estado de ánimo y al día siguiente crearon todo un teatro en medio de la calle, arrestándome como si yo fuera un delincuente. Me conducen a Instrucción provincial acusándome de escribir carteles en la ciudad y que haga un compromiso ante una cámara para renunciar a mis ideas. Cosa que por supuesto, ni muerto renunciaría a mis principios.
Al día siguiente en mi mente solo estaba la separación de mi hijo, arresto en medio de la calle, la vergüenza de tantas personas que me vieron al subir al carro de la policía, interrogatorio por un termino de 3 horas ahí esta el resultado.

Presión arterial 180 con 120 , frecuencia cardíaca 174 pulsaciones por minuto, cuando lo normal es menos de 80 por minuto.

01

Así actúan estos señores, que ni siquiera tienen ideas propias,solo cumplen órdenes y solamente  defienden los beneficios que les dan motos, casas, televisores, viajes, etc.

Yo les llamaría caballos de ciudad,pues son sacados de un campo donde antes eran libres y salvajes y ahora les ponen un arreo y una orejera que solo les permite mirar a delante para seguir un solo camino que si no lo hacen de esa manera hay un látigo poderoso que al menor resbalón los azotará.
Fui a ver un excelente abogado y le conté que quería hacer una denuncia y llevar mi caso a lo más alto,su respuesta fue la siguiente: “Desafortunadamente en este sistema que yo tampoco comparto, hay dos cosas, La razón y el Poder, ustedes jóvenes revolucionarios son la razón y el MININT es el poder y con ese no ha podido nadie en 56 años,porque donde vayas a reclamar todos son uno solo”.
No puedo hacer nada por ti y sin embargo estoy totalmente de acuerdo con sus ideas.

Hanner Hechavarría Licea

Las viejas mañas y los nuevos tiempos

Carta pública

La Habana 8- feb- 2014

A los Vecinos del reparto Victoria de Las Tunas.

A los maestros, padres y estudiantes de la escuela primaria Juan Ramón Ochoa.

Al pueblo de Cuba.

En días pasados, me llegó la noticia de que en una escuela primaria de mi provincia natal, Las Tunas, aparecieron una especie de carteles o textos políticos que fueron escritos rayando la pared de dicho centro. El texto, que al parecer decía: “No queremos ninguno de los dos bloqueos”, estaba firmado como: SOMOS+.

Lo cual, según el agente “David” que publica comentarios habitualmente en nuestro blog: “provocó la indignación y el rechazo de la comunidad”.

Como resultado de esto, fue detenido (aparatosamente y en plena calle), interrogado y multado arbitrariamente, el Licenciado en pedagogía Hanner Echavarría Licea. Líder de Somos+ en dicha provincia. Quien además desconocía lo ocurrido.

Hago saber de manera categórica, que tal acción no se corresponde con los valores ni propósitos del movimiento que represento.

Muy por el contrario, estamos totalmente opuestos al uso político no solo de las escuelas sino de los propios niños. En Cuba son el gobierno y su aparato represor quienes los manipulas a su antojo, aprovechándose de su inocencia y del silencio cómplice e irresponsable de muchos padres.

Miles de frases políticas, como “socialismo o muerte” o “la revolución es invencible” inundan los espacios que debieran respetárseles a los niños cubanos para exhibir sus creaciones, sus dibujos, sus galardones deportivos o académicos.

Los actos de repudio, como el que denuncia el documental “Gusano”, constituyen pruebas irrefutables del abuso psicológico al que muchos infantes han sido expuestos, sin que una sola comunidad de vecinos o colectivo de padres se haya pronunciado públicamente al respecto.

Los integrantes de nuestro movimiento, estaríamos encantados de participar en la limpieza de las escuelas, cortar la yerba, o pintar las aulas para que luzcan más lindas y sean espacios sanos para el desarrollo de nuestros niños, pero nunca estaríamos dispuestos a rayar sus paredes o promover propaganda alguna en sus instalaciones.

El objetivo de maniobras como esta, es dañar la imagen pública de cualquier grupo o persona que tenga propuestas distintas a las del poder en Cuba. Más aún si los simpatizantes de estas ideas son personas profesionales y trabajadoras. Pues cuesta más trabajo encasillarlos en el cliché de “delincuentes”, así que es necesario crear escenarios artificiales sin importar el daño humano que se produzca o el nivel de la bajeza que se practique.

SOMOS+ se mantiene firme en su deseo de ayudar a convertir a Cuba en una nación libre y desarrollada. Nunca renunciaremos a este propósito ni a la decencia y el respeto, como nuestras principales herramientas políticas.

Ing. Eliécer Ávila.

SOMOS +