De la violencia política a la participación ciudadana

cultivo una rosa blanca

alfonso_susano

La política requiere de un altísimo nivel de conciencia entre quienes la practican, de lo contrario, la misma actividad que debe potenciar la libertad y creatividad de los individuos, se puede transformar en la peor forma de violencia y sufrimiento.
Con el paso de los años se han podido identificar varias clases de violencia política:
El Genocidio, o destrucción deliberada y sistemática, en todo o en parte, de una etnia, raza, religión o grupo nacional. Por ejemplo, el genocidio armenio. Las Violaciones de los derechos humanos, reconocidos en la Declaración Universal de los Derechos Humanos de los países inscritos en la ONU, como la esclavitud, la violencia de género, la discriminación racial, el acoso, etcétera. Las Guerras de distinto tipo. La Brutalidad policial y también paramilitar (Tonton Macoutes, etc…) u organizada (Ku-Klux-Klan). El Hambre, por ejemplo la hambruna decretada por Stalin para exterminar a siete millones de ucranianos. La Insurgencia, guerrilla, guerrilla urbana o rebeldía violenta de los nativos de un país contra su Gobierno o forma política. La Contrainsurgencia, o represión violenta de la insurgencia por parte del estado, también llamado Terrorismo de estado, recurriendo a procedimientos como el asesinato político o la ejecución extrajudicial o secuestro o encarcelamiento extrajudicial o por orden reservada. El Terrorismo, en realidad es una forma de insurgencia. La Tortura.  La Pena de muerte o capital. La Migraciones forzosas, Desplazados internos y refugiados. El Lavado de cerebro o “Reeducación política”.
Como vemos, no solo el gobierno es capaz de generar violencia política, cuando hay una guerrilla urbana o rebeldía violenta de los nativos de un país contra su Gobierno o forma política, estamos generando violencia política.
Han estudiado el papel de la violencia política en la historia teólogos, filósofos, historiadores, politólogos y sociólogos como Tomás de Aquino, quien autorizó en el siglo XIII el levantamiento popular contra los gobiernos tiránicos y en el siglo XVI.
Para Nicolás Maquiavelo la razón de estado justifica, a veces, el mal menor, para evitar el mal mayor y la crueldad puede estar justificada en un buen gobierno, ya que la política es una realidad ajena a toda moral, si es que es a hombres a los que hay que gobernar.
En el siglo XIX, Karl Marx afirmaba que “la violencia es la comadrona de la Historia” y por lo tanto está autorizada por la lucha de clases y el materialismo histórico, y su amigo y seguidor Friedrich Engels escribió al respecto un ensayo no concluido: El papel de la violencia en la Historia (1888).
También estudió este fenómeno el sociólogo Georges Sorel en sus Reflexiones sobre la violencia (1908), autorizando en cierta manera el Terrorismo de fin político y social. La legitimidad de la acción política violenta la ofrece a posteriori el éxito de la misma. Como escribió Pedro Calderón De La Barca en su libro, La vida es sueño, cuando en la tercera jornada estalla la guerra civil, : “a batallas tales / quienes vencen son leales / los vencidos, los traidores”.
SOMOS + cree que la violencia nada la justifica, siempre existen vías pacíficas para lograr nuestros objetivos, aunque esto nos demore un poco más y se requiera un mayor trabajo. Es fácil vencer a tiros y lo peor que le puede pasar a cualquier país en cualquier parte del mundo, son estas revoluciones violentas, donde el país queda dividido durante siglos a veces. Hay países donde no se ha encontrado la paz, la armonía, el camino junto al desarrollo, precisamente, porque murieron los padres, los abuelos, familiares cercanos en algún momento y todavía los hijos y los nietos siguen en ese conflicto. En cuanto a nuestro movimiento, como señala Eliecer Ávila: “las únicas armas con las que contamos son la palabras, son nuestros discursos, es nuestra verdad”.
Creo que debemos entender muy bien el significado de la palabra “política” :
Es la ciencia que se encarga del estudio del poder público o del Estado. Siguiendo con esta definición, la política es el ejercicio del poder que busca un fin trascendente. Promueve la participación ciudadana, al poseer la capacidad de distribuir y ejecutar el poder según sea necesario, para promover el bien común en la sociedad.
Esto implica que un gobierno debe de trabajar para buscar un crecimiento en todos los aspectos que un país necesita, creando espacios para que los ciudadanos puedan participar para el bien de todos y no que el pueblo tenga que trabajar para que solo ellos encuentren su bien común… COMÚN me suena esa palabra…
El Comunismo, como nombre propio, es un movimiento político cuya doctrina se basa en el marxismo y, de acuerdo con éste, tiene por principal objetivo la toma transitoria del poder del Estado para la instauración de una revolución social que, a través de tres fases, implante una organización económica y social socialista/comunista, basada en el control colectivo de la producción y el consumo.
Históricamente, los múltiples partidos comunistas adoptaron, bajo su liderazgo, la obra de Karl Marx y Friedrich Engels, como doctrina y programa POLÍTICO-REVOLUCIONARIO. Esta fue sistematizada bajo el nombre de “marxismo”, con la toma del poder por parte de los comunistas en Rusia bajo el mando de Vladimir Lenin en Octubre de 1917.
Político- revolucionario. Sin embargo, sin una participación cuidadana, “Político” queda descartado y solo queda “Revolucionario”.
La violencia política es un medio común usado no solo por el régimen comunista, sino también por los pueblos y gobiernos de todo el mundo, para lograr objetivos “políticos”, esto es, relacionados con los poderes legislativo, ejecutivo y judicial de un Estado. Se trata de un concepto habitualmente utilizado en ciencias sociales y políticas, que hace referencia a destrucciones o atentados físicos contra objetos, instituciones o personas cuyo propósito, selección de daños y víctimas, puesta en escena y efecto poseen una significación política y tienden a modificar el comportamiento de los protagonistas en una situación de negociación mediante una coerción consumada. Por lo general, suele calificarse por parte del poder constituido en legitimidad como delito de asalto o vandalismo, pero sus fines (suponiendo que haya fines) son políticos, aunque sus medios sean violentos.
SOMOS+ es un movimiento pacífico, un movimiento de ideas, de argumentos, donde creemos que esas deben de ser las armas de la modernidad política del siglo XXl, promulgando la tolerancia y el respeto al derecho de pensar diferente “esas son las armas de la paz” y se basa en la participación ciudadana, donde un grupo de jóvenes y no tan jóvenes, hemos hecho un análisis de la situación de las esferas en que vivimos: económica, política, social y realizamos propuestas donde afirmamos: nosotros creemos que la cultura debería de ser así, creemos que la economía debe de pasar por ciertos trayectos determinados, para que pueda desarrollarse, creemos que el ejército debe de funcionar en base a la democracia, determinando la mejor manera para resguardar no solo la soberanía nacional sino proteger los derechos humanos de la sociedad, creemos que la política se debe ser plural y participativa, donde puedan participar todos los ciudadanos dentro y fuera de cuba. Compilamos una propuesta integradora de país, de nación, compartiéndola con todas las personas para saber cuantos pensamos de esa forma, cuantos pensamos que hace falta un cambio en el rumbo del país.
Por ello Somos+ busca la participación ciudadana.
¿Que es la participación ciudadana?
El término participación ciudadana es el conjunto de acciones o iniciativas que pretenden impulsar el desarrollo local y la democracia participativa. A través de la integración de la comunidad al ejercicio de la política. Está basada en varios mecanismos para que la población tenga acceso a las decisiones del gobierno de manera independiente sin necesidad de formar parte de la administración pública o de un partido político.
Otra forma en que se manifiesta la participación ciudadana es a través de las ONGs, las cuales pugnan por ciertos temas sociales sin intervenir en las funciones del gobierno, sino evaluándolas, para poder apoyarlas o buscar democráticamente ser removidas o sustituidas. También puede proponerse a través de la discusión de temas de importancia de los ciudadanos en foros organizados o por otras vías para llegar a un consenso.
Sin embargo, como nada de esto existe en Cuba estamos invitando a todas las personas que se sumen, que empiecen a pensar como nación y a sentirse como nación, que estudien todas las propuestas que existen, mirar las opciones que hay y decidirse por alguna. Donde haya menos jueces y mas partes, hay que sumarse y participar y sentir el delicioso sabor de ayudar a construir ese futuro que usted quiere.
The following two tabs change content below.
Eliécer Ávila

Eliécer Ávila

Presidente del Movimiento Somos+

Comentarios con Facebook

comments

IP Blocking Protection is enabled by IP Address Blocker from LionScripts.com.