¿Bloqueo o embargo? contra Cuba

 

Bloqueo

Por Wilfredo Casañas

El llamado bloqueo o embargo económico de Estados Unidos contra Cuba resulta ser una antigua y carcomida querella entre ambos países, que ha sido utilizada con los más variados fines, disquisiciones que no utilizaré para afirmar o desmentir lo dicho por afamados personajes de la política, la jurisprudencia, la literatura y la cultura general de varios países. Sólo me atendré a confirmar el significado de algunos conceptos elementales, como el de bloqueo, que dice por un lado que un país estará realmente bloqueado por otro cuando sus costas estén ocupadas por flotas navales que impidan las relaciones comerciales internacionales, aislándolo.

Según los recuentos de nuestra historia a partir de 1959, Cuba sólo se ha visto parcialmente bloqueada unos días durante la llamada “crisis de los misiles”, en octubre de 1962, cuando la flota americana prohibió el paso de barcos provenientes de la URSS y de los países del este de Europa, por el peligro de que transportasen armamentos.

Estos hechos tuvieron un antecedente histórico. En plena “guerra fría” entre Estados Unidos y la URSS, Fidel Castro siguió la estrategia de aliarse a los rusos y buscarse de enemigos a los americanos, permitiendo la entrada en Cuba de armamento nuclear soviético. Esto fue descubierto por aviones espías U2 norteamericanos, y el presidente John F. Kennedy exigió al gobierno soviético que sacara los misiles de Cuba, cosa que se cumplió a medias.

Durante los sucesos ocurridos en 1961, cuando un grupo de cubanos del exilio invadieron Cuba por Playa Girón con el propósito de derrocar al régimen imperante, Estados Unidos no secundó la operación con apoyo naval y aéreo. Por tanto, el término “bloqueo” no es aplicable a la tensión que tuvieron Cuba y Estados Unidos por décadas.

La Ley Torricelli fue aprobada por el Congreso norteamericano y promulgada por el presidente George Bush padre en 1993, y la Ley Helms-Burton fue aprobada por la Cámara de Representantes y por el Senado de los Estados Unidos en 1995. Ambas leyes fueron dictadas con el propósito de asfixiar económicamente al régimen cubano.

Si bien es cierto que las presiones de los presidentes norteamericanos de turno contra las poderosas empresas y compañías “made in USA” lograron limitar la comercialización con Cuba, también es cierto que las grandes y profundas brechas que fue dejando la ineficacia de tales procedimientos, fueron aprovechadas con astucia por los gobernantes de la isla, desde hace ya bastantes años, para ir abriéndose paso en las relaciones comerciales con el mundo entero, incluidos los propios Estados Unidos de Norteamérica.

Entonces el término de “embargo” económico resulta no aplicable moral ni legalmente por todo lo dicho anteriormente, y sólo ha quedado para intentar justificar los infinitos fracasos del Comunismo en Cuba.

Pero algo que es más importante que estas diferencias conceptuales, es el verdadero y despiadado “bloqueo” que la Dictadura  mantiene contra su pueblo, haciendo irresistible y angustioso vivir allí el día a día. Son múltiples las prohibiciones del régimen hacia los cubanos: No podemos legalizar organizaciones, movimiento o partidos diferentes al Comunista, no hay libertad de reunión si no es organizado por el gobierno en temas de su interés o que no le lleven la contraria.

Los pobres emprendedores están recogiendo impuestos imposibles de pagar o enormes deudas con el Estado en vía de lograr sus sueños y mejoras económicas. La alimentación cada vez es más escasa y de menos calidad incluso en la propia que podemos producir u obtener de nuestros territorios. Siguen adoctrinando en las escuelas y usando las organizaciones de masa para llevar su mensaje invariable y así una larga lista de etcéteras.

Ese es el verdadero Bloqueo y es impuesto por quienes mal dirigen nuestra hermosa Cuba. ¿Seguiremos de brazos cruzados escuchando las excusas y culpando cuanto personaje se relacione con nuestros problemas sin poder solucionar nada? ¿O vamos a ver la realidad del asunto y asumir las responsabilidades como ciudadanos cubanos? El mayor problema es interno y las mejores soluciones también son internas pero necesitamos más comprometidos y dispuestos a cambiar.

 

The following two tabs change content below.
Wilfredo Casanas

Wilfredo Casanas

Tengo 68 años de edad, con doble nacionalidad, cubana y española. Me gradué de médico en 1976, de rehabilitador en 1983 y de balneólogo en 1985. Salí de Cuba en 1994 en el éxodo de los balseros. Vivo en Salamanca hace 21 años. Inauguramos la Asociación de "Amistad Cuba España" en 1996 y el "Movimiento Popular Cubano" en 2005. He escrito dos libros: "La gran verdad de una desilusión" (testimonio) y "Entre bizcochos, orichas y guitarras" (novela).
Wilfredo Casanas

Últimos posts de Wilfredo Casanas (ver todos)

Comentarios con Facebook

comments

5 comments on “¿Bloqueo o embargo? contra Cuba
  1. Sr. Wilfredo Casanas, usted ha querido incursionar en idioma español haciendo un análisis etimológico del concepto bloqueo, además de exponer consideraciones infundadas sobre los impactos de una política que hasta el propio Presidente Obama ha criticado y reconocido de los perjuicios y daños para el pueblo cubano y en las Naciones Unidas por años es condenado.
    Su pernicioso anticomunismo y un pensamiento retrógado le hace ignorar, primero la veracidad de los efectos de la política genocida convertida en guerra económica.
    Usted se fue en el 94, pleno período especial, ¿no sintió los efectos del bloqueo?, ¿por qué se fue?. Creo que siendo médico debería saber y sentir cuántos niños no se puden curar por carecer por prohibición de un marcado para obtener su calmante.
    Creo que escogió un tema poco favorable para sus pretendidos y enfermizo ataque contra Cuba.

    • En el 91 cuando empezó el período especial no senti el bloqueo, lo que sentí fue ver como Cuba se hundia porque el campo socialista se esfumó, no teniamos una economía de base, viviamos de la teta de la Union sovietica, y el periodo especial fue para el pueblo, porque para los gobernantes nunca hubo, ellos siguieron viviendo bien, y nunca se comieron un bistec de frasada de piso, ni de toronja, nunca les falto el arroz y no comieron perro sin tripas ni pasta de oca echa spam, para ellos la vida no cambio, para el pueblo con neuritis cronica si, y todo por ineficiencias, no por el bloqueo

    • No se trata de atacar por atacar sino de analizar la realidad desde todos los puntos de vista. La mezcla explosiva de bloqueo con mala administración es la que ha llevado a Cuba al nivel de pobreza en que se encuentra. Lo que hoy parece normal hace un tiempo era penado con carcel en cuba. Que pasaba si un cubano tenia un dolar? Que pasaba si vendía por cuenta propia? Que pasaba si recibia dinero de familiares “gusanos”? Y un largo etc de medidas absurdas que ni tuvieron una oposición constructiva e institucional. Es facil cometer errores cuando nadie se te opone lo deficil es hacer pagar por eso errores.

    • Resulta interesante la acumulación de epítetos y adjetivos que se ven cuando se trata de replicar a opiniones críticas a la dictadura de los hermanos Castro.
      El análisis etimológico sobre el tema (bloqueo o embargo) me parece muy acertado, y contrasta con el comentario de Emiliano, que no vacila en llamar el embargo comercial política genocida. Honestamente, no tiene gracia y me parece una burla para con los pueblos que han víctimas de genocidio.
      Puestos a ver, los fusilamientos masivos de la camarilla del Che Guevara, Raúl Castro y otros se acercan más al genocidio, sin llegar a constituirlo, que el embargo económico.
      Existen argumentos tangibles y válidos para aquellos que critican el embargo comercial de los EEUU a Cuba así como para aquellos que lo defienden. La historia mostrará cuál ha sido el verdadero impacto de este embargo, que no bloquea a nadie, salvo a los ciudadanos y compañías norteamericanas.
      Así, no me sorprende leer críticas al embargo, incluso teniendo a Barack Obama como origen, y no pretendo denostarlo, a diferencia del comentario de Emiliano, quien no aporta absolutamente ningún argumento al razonamiento de Wilfredo, aplicando simplemente la postura de “matar al mensajero”.
      El rey sin embargo, continúa desnudo.

Comments are closed.

IP Blocking Protection is enabled by IP Address Blocker from LionScripts.com.