13 de Marzo, 1957. El Asalto a Palacio

 

13 de marzo 1

 

Por José Manuel Presol

 

Confiamos en que la pureza de nuestra intención,

nos atraiga el favor de Dios,

para lograr el Imperio de la Justicia en nuestra Patria.

 

José Antonio Echeverría Bianchi.

Testamento político.

 

Dentro de poco será 13 de Marzo, una fecha que, hace 59 años, pudo cambiar radicalmente la historia de Cuba. Una fecha de lo que pudo ser, pero no fue. Y no fue debido a traiciones que, aún hoy en día, no están claramente definidas.

Ese día, según la política del Directorio Revolucionario de “atacar a la cabeza”. Se escogió una “cabeza” bien alta: Fulgencio Batista.

Desde que surgió la idea, hacia el final de 1955, se buscó la unidad de acción entre los auténticos y el Directorio. El último estaba recién creado y no era el momento.

En 1956 se retomó el plan y, recordando el pacto entre el Directorio y el M26J llamado Carta de México, se contactó a Faustino Pérez, responsable del “26” en La Habana, que se negó a colaborar por orden de Fidel. El que escribe no conoce ninguna referencia a que la propuesta se comunicase a Frank País u otros miembros de la Dirección Nacional, en unas fechas en las que Fidel no era, ni mucho menos, el máximo dirigente.

Así las cosas, todo se gestó, planeó y ejecutó por las fuerzas conjuntas de la Organización Auténtica y el Directorio Revolucionario.

No quedó nada al azar. Habían armas bastantes. Equipos de vigilancia. Una jefatura política y una militar. La política era Menelao Mora (por los auténticos) y José Antonio Echeverría (por el Directorio). El jefe militar era Carlos Gutiérrez Menoyo, que había sido oficial de las Fuerzas Francesas Libres durante la Guerra Mundial.

Sobre las armas; solo con las que no entraron en acción hubo para: 1) empezar la guerrilla en el Escambray, 2) armar y reorganizar al DR en La Habana, 3) enviar parte a Frank País y ser usadas en el combate de El Uvero e iniciar el II Frente Oriental.

El plan era complejo y sencillo a la vez: Un ataque frontal por un grupo transportado en un camión de paquetería y dos autos, el cual subiría hasta el despacho de Batista, para hacerlo prisionero o ejecutarlo, y que estaría apoyado por hombres repartidos por las azoteas próximas, evitando la llegada de refuerzos; otros como apoyo y reserva a lo largo del Paseo del Prado; y una reserva principal que llegaría desde Guanabacoa.

Se radiarían mensajes para la sublevación de los militantes y simpatizantes de la FEU y partido auténtico en toda Cuba. En La Habana debían concentrarse en la Escuela de Arquitectura, donde el grupo que antes habría ocupado Radio Reloj les organizaría, armaría e instruiría para ocupar sus objetivos. En cuanto al Ejército, los oficiales de mayor graduación próximos a los auténticos se pondrían al mando de los cuarteles.

Menelao Mora asumiría la presidencia provisional, hasta la llegada del último Presidente electo, Carlos Prío Socarrás, y se pondría en marcha el proceso de elecciones interrumpido por Batista con su golpe de estado.

Pero, si todo estaba tan medido y calculado, ¿qué fue lo que falló? Pues dos cosas:

  1. Batista huyó en el momento del ataque, por una puerta que era desconocida para los asaltantes.
  2. Alguien saboteó la acción. Para ello me baso en dos cosas:

a. Todo (armamento, comunicaciones y vehículos) se revisó varias veces y estaba en orden. Al salir hacia Palacio una rueda del camión de reparto estaba baja de aire, por lo que se estuvo a punto de la suspensión; se siguió debido a la insistencia del conductor, Amado Silveriño, que se comprometió a llegar como fuese. ¿Sacó alguien el aire? No se sabe.

b. Las reservas no recibieron la orden de movilizarse. ¿Quién era el encargado de enviarla? Alguien que aún se pasea por La Habana: Fauré Chomón. Los hombres que tenían que ocupar los accesos y los concentrados en Guanabacoa nunca se movieron de su sitio de concentración.

El resultado fue, aparte del fracaso de la acción, el descabezamiento casi total de las dos únicas organizaciones que podían hacer sombra a las aspiraciones de Fidel Castro: el Partido Auténtico y el Directorio Revolucionario.

A Fidel se le puede considerar el único ganador del fracasado ataque.

 

The following two tabs change content below.
Jose Manuel Presol

Jose Manuel Presol

Nací en la capital de “la Tierra más hermosa que ojos humanos vieran”, un 23 de septiembre de 1952. Salí un 30 de septiembre de 1967, con quince años recién cumplidos y, por el horizonte, empezaba a salir el Sol. No he regresado. Estudios superiores, medios o básicos en muchas cosas, fundamentalmente: Economía, Industria Alimentaria, Agroindustria, Finanzas y Gestión de Proyectos, Transporte, Logística. Vicioso de la lectura. Aficionado a la Historia. Miembro de Somos+. Espero volver algún día, mejor dicho: estoy seguro que volveré y que acabaré de ver salir el Sol.

Comentarios con Facebook

comments

IP Blocking Protection is enabled by IP Address Blocker from LionScripts.com.