Donde miran los girasoles

 

Juan Gabriel

Por: Gretther Yedra

Alberto Aguilera Valadez nació un 7 de enero de 1950, en Parácuaro, Michoacán. Debió llamarse Crispino por el calendario pastoral. Acababan de sonar las campanas de la iglesia, cuando los gritos de la tía se abrieron paso, entre el aguacero, por el corredor de los helechos: “¡Varón! ¡Varón!”. Y nuevos alaridos enmarañaron la casa. Lo primero que se les vino a la cabeza fue ponerle Alberto. Al final, ni lo uno ni lo otro, su nombre para siempre y por siempre fue Juan Gabriel, el Divo de Juárez.

En horas de la tarde de hoy, en California, víctima de un infarto, ha muerto el Juanga, como muchos cariñosamente lo llamaron. Nos dijo adiós. Pero un hombre debe ser recordado por su vida y no por su muerte. Así que vamos a dar paso a toda la estela de glorias y éxitos que dejó tras de sí el querido Juan Gabriel, ídolo de muchas generaciones de cubanos y gente de todo el mundo.

Aquel 7 de enero de 1950, Parácuaro celebró la llegada del querubín de Gabriel Aguilera Rodríguez y Victoria Valadez Rojas. Fue el menor de 10 hermanos, siete varones y tres mujeres. En realidad para los paracuareros había nacido uno más de la familia Aguilera, pero ya el destino conspiraba para forjar la grandeza que más tarde alcanzaría este pequeño.

Pasaron veinte años de su vida en ir y venir constante, veinte años que le sirvieron para dar un gran fulgor a su voz. Y en 1971 la crisálida se convierte en mariposa, dejando ver a un artista en toda su estatura.

Son las vísperas de su vida.

Donde todo empieza… Amor y amores deseados, esquivos y de toda estirpe en sus canciones que enamoraron al mundo.

Su primera grabación en agosto de ese año por fin surge. Este disco incluía los temas “No tengo dinero”, primer sencillo y primer gran éxito en su carrera, “Tres claveles y un rosal” y “Como amigos”, material por el que recibe su primer disco de oro y es en este mismo año cuando se presenta por primera vez en un programa de televisión titulado “Él y ella”.

Es aquí cuando realiza su primer álbum con mariachi incluyendo canciones como “Se me olvidó otra vez”, “Lágrimas y lluvia”, “Que chasco me llevé” y “La muerte del palomo”. Es en 1974 cuando recibe el ‘Heraldo de México’ y graba un disco con el Mariachi Vargas de Tecalitlán, posteriormente graba su cuarto disco y los temas “A mi guitarra” y “Te propongo matrimonio”.

Juan Gabriel ofreció una infusión fresca, un sello particular y atrevido a la música popular en México, con un estilo interpretativo único y cautivador, un linaje de perfecto showman. Juan Gabriel logró consolidarse como el artista más constante y famoso en los últimos 50 años en México, figura fundamental de la música en español de finales de siglo XX e inicios del siglo moderno, además de ser el compositor que más canciones registradas tiene en la SACM (Sociedad de Autores y Compositores de México). Su disco Recuerdos, Vol. II lanzado en 1984 es el disco más vendido en toda la historia en México, con más de 16 millones de copias.

Con su voz magistral y su carisma, Juan Gabriel fue cómplice de noviazgos, bodas, juramentos, serenatas diurnas y noctámbulas…fue del pueblo, de todos los pueblos. Temas como Querida, Destino, No tengo dinero, Siempre estoy pensando en ti, No me vuelvo a enamorar, y otros muchos se colaron en nuestro acerbo cultural y formaron parte de nuestros amores y nuestras tristezas. Por eso hoy lo recordamos así…con sus canciones y su sonrisa. No hay mejor modo de recordar a alguien que repartió alegrías adonde quiera que llegó su voz.

Hoy sus recuerdos empiezan su peregrinación. Hasta que se han ido del todo al encuentro de los otros grandes del espectáculo.

Entre realidades, deseos, sueños, alegrías, agradecimientos, imaginaciones y, sobre todo, por el paraíso irrepetible de su voz, Juan Gabriel está ahora en el mismo lugar donde él llevó a muchos de sus seres queridos: en las estrellas. No nos despedimos, pues su voz nos acompañará para siempre. Y cuando un viajero visite Michoacán y ande perdido entre mapas y viseras de colores, los pueblerinos señalarán al sol y dirán: “Sí, por ahí derechito, es el pueblo del Divo de Juárez”.

 

 

 

Para seguir este blog por correo desde Cuba, por favor envía un correo a coordinador@somosmascuba.com. Desde el resto del mundo, ve a www.somosmascuba.com, columna de la derecha, suscribirse a este blog.

 

The following two tabs change content below.
Gretther Yedra Rodriguez

Gretther Yedra Rodriguez

Nací en un pueblo de una hermosa ciudad el veinticuatro de junio de 1982. Crecí y me formé con unos padres que inculcaron en mí, más que amor por la revolución o por los líderes de esta, un inmenso amor a la Patria y a un Martí desconocido por muchos en nuestra Isla. Licenciada en Español y Literatura,  tuve el orgullo de ser maestra y de formar en mis alumnos valores y principios dignos de un ser humano. Creí, como muchos... y también me decepcioné. Una tarde, con mi niño de la mano y un montón de recuerdos, tristezas, inconformidades, algo de desasosiego y otro poco de incertidumbre, me marché de mi patria. Mientras el avión despegaba los versos de José María Heredia se asieron a mi maleta y desde entonces no me abandonan... No sería martiana, y mucho menos cubana si no luchara de algún modo por una Patria Libre. Tengo una fe inconmensurable en el movimiento Somos +, es por eso que desde mis palabras estaré con ellos.

Comentarios con Facebook

comments

IP Blocking Protection is enabled by IP Address Blocker from LionScripts.com.