No queremos ser como el Che

 

che-cuba

 

Por: José M. Presol

Read this post in english

El 9 de octubre harán 49 años, que un hombre con pelo  y barba sucios y encrespados, con piojos, botas reducidas a pedazos de cuero, y el uniforme convertido en trapos, sacó a relucir, como otras veces, cuando no tenía poder, su cobardía.

En su delirio, creía ser lo mejor de los explotados del mundo y un militar sin igual. Fue a “liberar” nuevas tierras y la realidad lo puso en su lugar: el polvo, rodeado de enemigos, temblando y representando la miseria humana que era. Desesperado colocó sus manos a modo de amplificador y lanzó un grito:

“¡No disparen! Soy el Che Guevara ¡Valgo más vivo que muerto!”

Dedujo que lo preferirían vivo, como derrotado, y no convertirlo en mártir. Algunos no pensaban así. Retrocedamos un poco.

Tuvo varias “cualidades”: 1) La obsesión por escribir diarios, desde el de su viaje en motocicleta hasta el de Bolivia. 2) La mentira permanente en su vida. 3) El culto a la muerte, propia o ajena. 4) La incapacidad para llevar a fin cualquier proyecto, y 5) La cobardía.

Quizás era genético. Dicen que su madre fue  una progresista, simpatizante de la República Española, anticlerical y feminista. Pero procedía de una familia de la oligarquía ganadera, con antepasados llegados en el siglo XVIII y quiso meterse a monja. Reclamó su herencia y se marchó a convivir con Ernesto Guevara Lynch, siendo recibida con los brazos abiertos, suponemos que por amor, pero también por la herencia.

El padre, también “aristócrata”. Su bisabuelo, Patricio, fue el hombre más rico de Sudamérica. Como su hijo, inició la universidad y no terminó, aunque se llamaba ingeniero. En el instituto destacó acosando a otro muchacho, hasta acabar a piñazos, siendo expulsado. La víctima era un tal Jorge Luis Borges que ha dejado más gloria a Argentina que todos los Guevara juntos. Arruinado, compró, con la herencia, una finca para producir mate, con trabajadores semiesclavos. Nueva quiebra y otra más con una inmobiliaria. Se le achaca la responsabilidad del origen del asma de su hijo; y, para coronar, a su hermano Roberto se le atribuye el disparo hecho a Carlos Gardel en 1915. Acabó sus días, en compañía de su segunda esposa, entre Cuba y Argentina, a cuenta del  dinero de los cubanos.

Olvidaba “algo”, por ser mentira lo es hasta la fecha de inscripción de nacimiento de “nuestro Ernesto”. Se alteró para hacerle pasar por sietemesino y evitar la “vergüenza” de no ser hijo matrimonial.

Inició Medicina, sin constancia de haberla terminado. La Universidad de Buenos Aires dice que falta la matriz donde se supone está la expedición del título. En sus viajes en motocicleta quería llegar a Estados Unidos para ganarse la vida, fue detenido en Miami y deportado, así que lo de médico ya lo había olvidado antes de “la Sierra”. Capturado en Bolivia, quiso atender a un herido; le preguntan si es médico y dice que no.

Recorre Latinoamérica y acaba en Guatemala, en medio del golpe de estado contra Arbenz. Ya piensa “en marxista”, influenciado por su esposa Hilda Gadea. Sus “biógrafos revolucionarios” dicen que organizó grupos de resistencia, pero sin pruebas. Las hay de su “irrealidad”, cuando escribe a su tía Beatriz y dice: “aquí estuvo muy divertido con tiros, bombardeos, discursos y otros matices que cortaron la monotonía en que vivía”.

Hilda es detenida; surge su cobardía y la deja en prisión, con su pequeñísima hija, huyendo a México. Ella llega y le presenta a Edelberto Torres, director de la Editorial de Educación Pública con Arbenz, en cuya casa conoce a Ñico López, que le lleva hasta Fidel Castro.

 

#Cuba Los comunistas buscaban líderes, que proclamasen no ser marxistas Click Para Twittear

Los comunistas buscaban líderes, con discurso antiimperialista y que proclamasen no ser marxistas. Fidel era uno y siempre intentaron tener alguien cerca. Ya estaba el español Alberto Bayo, pero no podía acompañarle a Cuba. Guevara era el adecuado, con una clara disculpa: “era médico”.

De su paso por Cuba sabemos los resultados. Desde la ejecución de Eutimio Guerra a La Cabaña. También la muerte y enfermedad de sus compañeros por el mundo. Conocemos sus proyectos al frente de la economía cubana, solo tenemos que mirar alrededor. También sabemos de su mentira del “hombre nuevo” y su cobardía, pues al darse cuenta que era un estorbo prefirió irse, sin dejar de rendir pleitesía.

Al marcharse inicia otro de sus periplos, pasando por España y Checoslovaquia. Al final encuentra un objetivo: el Congo, pero acaba huyendo, cruzando el Lago Tanganica. En otro nuevo diario, echa la culpa de la derrota a esos “negros” que no entienden su francés. Lo cierto es que esos “negros” se suelen comunicar bastante bien en francés con el resto del mundo y que él ya, en otras latitudes se había quejado de la indolencia e inutilidad de negros, indios y homosexuales.

De nuevo al principio, fue llevado a una pequeña escuela para ser interrogado. Allí lo hizo un capitán “boliviano” de apellido Ramos.

Guevara se dio cuenta que algo no cuadraba y le dice: Su acento me resulta familiar y no es boliviano. Sus preguntas no son militares, sino de inteligencia militar. ¿Quién es usted?

Ramos se identifica con su verdadero nombre: Félix Rodríguez. Le dice que es cubano y que estuvo en los grupos infiltrados en la Isla como apoyo a la invasión de Playa Girón. Más tarde contaría que el “Che” perdió el poco aplomo que tenía y que se quedó hecho leña más blanco que una hoja de papel.

A La Paz se había trasmitido un mensaje “Papá está cansado”, indicando que se le había capturado herido y los datos de la captura. Llegó una respuesta: 500-600, significaba “identificación positiva” “ejecución”. Poco después una confirmación: “recuerdos a papá”.

El resto de la historia, aunque no es como la cuenta Fidel (una mentira más en la vida de Ernesto Guevara), ya la sabemos, ¿para qué seguir? eligieron convertirle en un mártir en las camisetas de todos los engañados y burgueses del mundo.

 

 

 

 

Para contactar con el autor y expresar tus criterios escribe a: jmpresol94@gmail.com
Si deseas enviar tus comentarios sobre el post desde Cuba, escribe a: comunicaciones@somosmascuba.com. Tus opiniones serán incluidas en el blog.
Para seguir este blog por correo desde Cuba, por favor envía un correo a coordinador@somosmascuba.com. Desde el resto del mundo, ve a www.somosmascuba.com, columna de la derecha, suscribirse a este blog.
The following two tabs change content below.
Jose Manuel Presol

Jose Manuel Presol

Nací en la capital de “la Tierra más hermosa que ojos humanos vieran”, un 23 de septiembre de 1952. Salí un 30 de septiembre de 1967, con quince años recién cumplidos y, por el horizonte, empezaba a salir el Sol. No he regresado. Estudios superiores, medios o básicos en muchas cosas, fundamentalmente: Economía, Industria Alimentaria, Agroindustria, Finanzas y Gestión de Proyectos, Transporte, Logística. Vicioso de la lectura. Aficionado a la Historia. Miembro de Somos+. Espero volver algún día, mejor dicho: estoy seguro que volveré y que acabaré de ver salir el Sol.

Comentarios con Facebook

comments

37 comments on “No queremos ser como el Che
  1. J. M. Presol
    Realmente mi intención solo era leer varios trabajos publicados por Somos +, y casualmente el suyo en particular llamó verdaderamente mi atención por lo q decidí leer también los comentarios.
    Ud responde cada uno de los comentarios con el mismo fervor q escribió el artículo, cita frases, personalidades, literatura y hasta lenguaje popular para apoyar y enriquecer “su verdad”, algo más q válido. Pero a pesar de su esfuerzo y actitud contestataria para con los comentarios q no lo favorecen no hace más q exponer su muy particular criterio de la personalidad de Ernesto Guevara. Yo he leído casi todos los libros q menciona y no me hicieron el mismo efecto q a ud, con esto le quiero decir q cuando dos personas están influenciadas por ideologías diferentes, crecen en ambientes diferentes, y reciben educaciones diferentes, están parcializadas. Ud es cubano, yo también, pero somos de épocas diferentes, su padre le enseño a manipular armas a los 10 y el mío me inculco valores humanos desde los 6 durante el periodo especial, mas allá de revoluciones y necesidades. Ud conoció al che y lo odia por sus razones, yo lo admiro por sus principios. Mi punto es el siguiente: es su verdad más verdad q la mía??, es su verdad absoluta????, esta su odio, interpretación y opinión de la historia por encima de las demás????.
    No me gusta citar a nadie, pero se q las historia en general está plagada de sombras y manchas oscuras y la cubana no escapa a ello, cada punto de inflexión en nuestra historia tiene una parte oscura. En nuestros libros de historia el combate de Mal Tiempo, fue uno de los más decisivos de la invasión a occidente en 1895, gloriosa victoria para las fuerzas mambisas comandadas por Gómez y Maceo, pero no he leído en ningún libro como la columna mambí sorprendió al regimiento de reclutas casi niños e hizo una masacre, el isleño del barrio contaba indignado como el rio Las Playas era rojo de la sangre y no se hicieron prisioneros. Opiniones hay miles, fundadas e infundadas, Maceo: un arrogante q no creía ni en su madre, Gómez: un extranjero q no sufría la causa cubana, Martí: un borrachín cobarde, de pluma y pico fácil…… También otras como la q ud dice q los colonos europeos vinieron a América a construir y no a arrasar, por supuesto q para esa tarea pusieron en los barcos a mano de obra calificada sacada de suburbios y prisiones.
    Ud pone su nombre completo en su artículo y en los comentarios argumenta q es lo q debe hacer aquel q posea la verdad absoluta. Desde pequeño me enseñaron q la verdad nunca es absoluta a no ser raras excepciones en las ciencias exactas, la verdad histórica es compartida, es relativa a diferentes escenarios y criterios y lo sabe muy bien. Su trabajo lo acepto a modo de tesis y opinión, pero no se imponga.
    Hoy no vivo en Cuba, pero no me fui huérfano de ideas a ampararme en sistemas perfectos con doctrinas y símbolos nuevos, para nada quiero decir q ud haya hecho esto, solo quiero decir q criterios hay muchos y estos deben ser respetados. Ud es categórico en cada uno de sus argumentos, q no son más q sus propias interpretaciones de frases o pasajes histórico sin margen a otra variante lógica, es como si fuera uno de esos fanáticos q te tocan a la puerta a decirte q has vivido tu vida en las tinieblas y ellos te traen la salvación.
    Saludos

    • Estimado Sr. Vázquez (parte 1 de 3):

      En primer lugar, estoy gratamente sorprendido por su comentario, el cual le agradezco. Está bien redactado, tanto desde un punto de vista lógico como gramatical. También enfrenta el tema desde un punto de vista educado y sin ofender (al menos no abiertamente, y, en una ocasión en que lo hace, prefiero pensar que es por desconocimiento). Por eso usted merece que le responda en la misma forma, pero me perdonará, con el mismo apasionamiento que siempre uso para tratar este y otros temas. Me perdonará si en algún momento le ofendo o trato inadecuadamente, pero no sé si usted es una persona de pensamiento honrado, o es un agente más de la Seguridad del Estado, eso sí educado y con una nueva táctica. Perdóneme no es que este obsesionado, o que tenga algún tipo de paranoia o manía, es que me encuentro a estos señores prácticamente todos los días. Nuevamente mis disculpas y mi agradecimiento.

      Normalmente no existe la verdad absoluta. Por el contrario lo que existe en “su verdad”, “mi verdad”, “la verdad de otro”, etc. Lo más próximo que existe a la verdad absoluta es la contrastación de los hechos y, si estos se revelan como que han sucedido como se cuentan, se muestran como datos objetivos, podemos afirmar con un porcentaje muy alto de probabilidad de acertar que estamos muy cerca de la verdad.

      Yo le pediría, por favor que releyese esos libros que dice ya haber leído, y que lo haga críticamente. Verá como es bastante probable que cambie su criterio y se aproxime más al mío.

      Efectivamente somos cubanos de épocas diferentes, es más creo que todos tenemos que aprender de todos, pero, principalmente, mi generación tiene que aprender de la suya, pues sus vivencias son diferentes, nosotros tenemos que hacer un esfuerzo por entenderles pues ustedes, simplemente por probabilidad cronológica, son los que van a tener más posibilidades de asumir la responsabilidad de dirigir la Nueva República que vendrá después de la actual tiranía.

      Aquí es donde usted ha cometido, o al menos aparenta eso, un error de interpretación, prejuzga que mi padre no me inculcó valores humanos, como hizo el suyo con usted, solo por decir que me enseñó a manejar su pistola con 10 años. Desconoce usted el resto de las enseñanzas y de las circunstancias.

      • Estimado Sr. Vázquez (parte 2 de 3):

        Las circunstancias fuero sencillamente las que aprender a usar un arma, pues de ello podía depender, en cualquier momento, mi propia vida. Sí, así fueron de duros los años 60, muchas veces todo se reducía a defenderte y a intentar no dejarte coger, pues eso significaba, casi seguro, perder tu vida y ayudar a que se perdiese la de otros cuantos. Nadie sabe si puede soportar la tortura, hasta que la sufre. Mi padre soportó la de Batista y la de Castro.

        Mi padre me inculcó muchas más enseñanzas, y de ellas recuerdo, especialmente, dos, la primera muy relacionada con el arma, la otra con la política:

        1) Aprende a utilizar esta pistola, pero también aprende a no usarla si no es imprescindible. Recuerda que siempre tendrás delante un hombre, que tiene su familia y sus ideas; estas podrán estar equivocadas y él podrá estar engañado, pero eso no quita de que sea un hombre.

        2) Contra la dictadura siempre; no importa el país, no importa el tipo de dictadura, siempre contra ella.

        Siempre he hecho caso a las dos cosas: nunca he utilizado un arma, si no ha sido inevitable; he luchado siempre contra las dictaduras, lo hago contra la de los Castro, como también lo hice contra la de Franco.

        Está muy claro que si hemos leído los mismos libros y los hemos interpretado de forma diferente es debido a ambientes, ideologías y educación diferentes. Si usted interpreta que Ernesto Guevara era un hombre de principios humanos, es por estar, efectivamente, influenciado por su ambiente, ideología y educación.

        Pero, lo siento, yo no puedo pensar eso del hombre que mató a cientos de cubanos en La Cabaña, no puedo pensar eso del hombre que intentó hacerlo en Congo, del hombre que fue responsable de la muerte de cubanos y bolivianos en Bolivia, no puedo pensar eso del hombre que escribe a su padre y le dice que le gusta matar. Lo siento, pero no puedo pensarlo.

        Usted ha pasado el periodo especial en Cuba. ¿Se ha parado alguna vez a pensar que el corto periodo de tiempo en que Guevara estuvo al frente del Banco Nacional, de Industria, del INRA, etc., lo que hizo fue comenzar a destruir las cimentaciones sobre las que se levantaba la economía cubana? Esa destrucción es lo que permitió, para la supervivencia castrista, que Cuba dejase de ser una neocolonia americana, para pasar a ser una neocolonia soviética. Una neocolonia cuyo único fin para los soviéticos era servir como carne de cañón y base en un posible conflicto con Estados Unidos, pues, como dijo Jrushchov: debemos ser la única metrópoli a la que le cuesta dinero una colonia. Cayó la URSS y los cubanos pasaron a pasar aún más hambre que antes. Ese es el trabajo que hizo Guevara.

        • Estimado Sr. Vázquez (parte 3 de 3 y última):

          Usted hace un juego de palabras muy bonito, pero que no se escapa a un lector atento. Usted dice: “Ud conoció al che y lo odia por sus razones, yo lo admiro por sus principios.” Yo puedo estar totalmente equivocado, o no, pero tiene usted razón mi pensamiento se basa en “mis razones”, sin embargo su admiración por Guevara se basa en “sus principios”, es decir en los principios de él, no en la la forma de pensar con valores humanos que dice le inculcaron. Perdone pero me parece que algo falla en ese razonamiento.

          No, ni mi pensamiento ni mi razonamiento están por encima de los de los demás, pero los hechos objetivos, la realidad, es decir, en este caso, lo que él escribió, lo que él hizo y deshizo, lo que él afirmó nada menos que en las Naciones Unidas de: “…es cierto, hemos fusilados, fusilamos y seguiremos fusilando…”, son hechos incuestionables y, objetivamente, no se corresponden con los valores humanos que dice le inculcaron. Los hechos son los hechos y están por encima de “su” verdad y de “mi” verdad.

          No se exactamente qué papel juega en este comentario el combate de Mal Tiempo, ni los comentarios sobre Maceo, Gómez y Martí. Sobre los últimos, usted, como cubano, estará de acuerdo conmigo en que no son ciertos. Sobre el combate en sí: Gómez y Maceo tenían información precisa sobre la situación de las tropas españolas, buena parte de la cual se la había facilitado Rita Suárez del Villar, lo que hicieron fue aplicar sencillamente dos cosas: 1) la esgrima de machete, técnica militar desarrollada por Gómez y Agramonte, y que tan buen resultado dio a los mambises, y 2) atacar por el punto donde se concentraba la mayor debilidad del enemigo para romper sus líneas y derrotarle.

          Si hay que acusar a alguien con la responsabilidad de lo ocurrido en Mal Tiempo, es al Capitán General Martínez Campos, por utilizar soldados bisoños a medio entrenar para parar la invasión de tropas ya curtidas y veteranas y, más allá, a los políticos y a la Corona de España.

          Vamos a ver, seamos objetivos, cuando hablo de los colonos que vinieron a construir no a arrasar, me refiero a los que vivieron a Cuba a trabajar y a crear una nueva vida, a convertirse a la corta o a la larga, en otros cubanos. Me refiero a los que propiciaron, junto con miles, millones, de cubanos de nacimiento, que Cuba tuviese, en 1958, el doble de renta per cápita que España. No me refiero a los que vinieron a convertir Cuba en la de 2015, donde le disputa el último puesto latinoamericano en la renta per cápita a Haití. Tampoco me refiero a colonos como Angel Castro, principal socio de la United Fruit Company, si de “mamita yunai”, en la provincia de Oriente y responsable de la desaparición de decenas de trabajadores cubanos y haitianos en sus plantaciones.

          Lo que digo sobre el nombre completo lo repito y mantengo, quien cree que tiene la verdad, no se oculta, ni teme exponerla.

          Dice que se ha marchado de Cuba, pero no huérfano de ideas. Intuyo que esas ideas de las que no es huérfano, son las que mantienen en el hambre y la desesperación a 11 millones de cubanos. ¿Aún no se ha dado cuenta que el perverso sistema capitalista, allí donde se aplica de verdad, sin ser perfecto y a pesar de estar lleno de contradicciones y fallas permite a la gran mayoría de la población ser libres y comer decentemente tres veces al día; cosa que otras ideologías aún no han demostrado conseguir en ningún país del mundo.

          Por supuesto que mis argumentos son fruto de mi interpretación, correcta o errónea, pero le recuerdo que los suyos, y es usted quién lo ha dicho, lo son de “sus” interpretaciones, es decir las de él o ellos.

          Espero haberle respondido, aunque no haya sido a su total satisfacción. Si me he saltado algún punto de sus comentarios, por favor, hágamelo saber y le contestaré seguidamente.

  2. El Che nunca favoreció la presencia sovietica en Cuba, ademas seguro estoy que no era tan cobarde como dice este señor, para lanzarse a combatir de la forma en que lo hizo, Tenía defectos, pero no la cobardía.
    El Che es un icono mundial no cubano, por que será? acaso Cuba tiene tanto dominio del 4to poder, no me parece, por favor.
    Eliecer, tus objetivos iran a ningun lugar si te rodeas con este tipo de gente

    • Estimado Loco:

      Lo siento, el encabezamiento suena mal, pero es el nombre que usted ha elegido.

      A su corto mensaje, debo responder con tres puntualizaciones:

      1.- De acuerdo con su punto de vista de que nunca favoreció la presencia soviética en Cuba, por eso, entre otras cosas, se hizo incómodo a soviéticos y a Castro. El prefería a los chinos, aunque no estaba totalmente de acuerdo con ellos; y los propios chinos, que supieron perfectamente “tomarle las medidas al traje”, nunca le hicieron mucho caso.

      2.- Sobre lo de la cobardía y capacidad de manipulación propagandística, ya he escrito a varios de sus colegas, y ninguno me ha replicado a mis argumentos. Por favor, lea los demás comentarios y allí está mi respuesta.

      3.- Sobre sus preocupaciones sobre los objetivos de Eliecer, le reproduzco literalmente lo mismo que he contestado a uno de sus colegas hoy: “Esto empieza a resultarme chocante, ya son cuatro las personas que no están de acuerdo con mi artículo, se declaran o insinúan ser anticastristas, pero admiran a Guevara, al cual no se le dejó terminar su trabajo, y que, en una u otra manera también muestran su preocupación de que esto pueda perjudicar el movimiento de Eliecer. Lo más curioso es que hay frases que parecen copiadas, como si fuese una sola persona, o cuatro que estuviesen muy coordinadas entre sí. De todas formas, muy poca cosa ante 340 “likes” y veces compartido (solo desde esa web). Cuatro con “poca cosa”.

      Espero que se considere suficientemente contestado.

    • J.M.Presol

      Realmente mi objetivo no era recibir ninguna respuesta tan personalizada, solo estaba dando “mi opinión” muy particular sobre su artículo, su forma de escribir y de argumentar. Pero le agradezco y estoy muy satisfecho con su detalle al desglosar cada uno de mis comentarios.
      Antes de escribir una letra más quisiera aclarar algo, por educación, respeto a su persona, a los demás q toman de su tiempo para leer y al proyecto de Somos +, nunca se me ocurriría utilizar algún tipo de ofensa hacia usted o sus comentarios incluso cuando no esté de acuerdo en gran parte, aunque si desvía el contenido de mis palabras hacia su propia interpretación y lo convierte en falta o agresión, no tengo responsabilidad alguna con ello. Al mencionar sobre su preparación temprana con las armas, fue sin ningún doble sentido, solo para exponer dos lapsos de tiempo y condiciones diferentes, incluso si ud mismo (quien “opino” es una persona inteligente) fue quien develó este dato.
      En sus tres extensas respuestas vuelve a repetirse absoluto conocedor de lo cierto con datos q apoyan su tesis y otros q no vienen al caso pero q igual encuentra el espacio para iluminar a las nuevas generaciones.
      El evento en Mal Tiempo no lo escojo al azar, crecí muy cerca de los datos históricos “oficiales” pero también de las versiones de uno y otro bando y me pareció bien enfrentar su punto de vista con otros. Los generales mambises en cuestión son héroes indiscutibles para ud y para mí. La orden de no dejar títere con cabeza en ese combate no tiene discusión, no importó si tenían 13 o 20 años, si estaban rendidos implorando salvación o combatiendo, Para nosotros la decisión de Martínez Campos los exime de quedar como verdugos o asesinos pero para otras personas no. Ud menciona haber tenido q utilizar las armas en las diferentes campanas q participó y le pregunto: ¿Alguna vez mató?? ¿Si tuvo q hacerlo, se considera un vil asesino por eso?
      Menciona la situación de Cuba y cuanto hubiéramos ganado con adoptar un modelo capitalista feliz aunque con unos cuantos defectillos. Aquí vuelve otra vez a parcializar, quizás por su edad, por la vida q ha tenido o por q realmente no conoce otra cosa. Cuba hoy necesita más q un manual y tutores capitalistas o socialistas, Cuba necesita reformas q nazcan del análisis de toda su historia, necesita ser capaz de concientizar su situación actual sin miedos ni odios q lastren. Si mis facultades de interpretación no me fallan pude leer algo de esto en el programa de somos+, solo espero q no tomen otra dirección, ni encuentre enemigos más feroces y mejor pagados q el gobierno cubano y sus “agentes de seguridad”.
      Como “su” Che estoy convencido q no quiero ser, pero ese se lo dejo a ud. Yo me quedo con el mío.
      Por cierto, si no sabe si soy de pensamiento honrado yo tampoco sé si ud lo es y de la misma forma q yo puedo ser agente de la seguridad (no lo creo) ud también puede ser agente de lo q se me ocurra a mí.
      Saludos

    • J. M. Presol

      Realmente mi objetivo no era recibir ninguna respuesta tan personalizada, solo estaba dando “mi opinión” muy particular sobre su artículo, su forma de escribir y de argumentar. Pero le agradezco y estoy muy satisfecho con su detalle al desglosar cada uno de mis comentarios.
      Antes de escribir una letra más quisiera aclarar algo, por educación, respeto a su persona, a los demás q toman de su tiempo para leer y al proyecto de Somos +, nunca se me ocurriría utilizar algún tipo de ofensa hacia usted o sus comentarios incluso cuando no esté de acuerdo en gran parte, aunque si desvía el contenido de mis palabras hacia su propia interpretación y lo convierte en falta o agresión, no tengo responsabilidad alguna con ello. Al mencionar sobre su preparación temprana con las armas, fue sin ningún doble sentido, solo para exponer dos lapsos de tiempo y condiciones diferentes, incluso si ud mismo (quien “opino” es una persona inteligente) fue quien develó este dato.
      En sus tres extensas respuestas vuelve a repetirse absoluto conocedor de lo cierto con datos q apoyan su tesis y otros q no vienen al caso pero q igual encuentra el espacio para iluminar a las nuevas generaciones.
      El evento en Mal Tiempo no lo escojo al azar, crecí muy cerca de los datos históricos “oficiales” pero también de las versiones de uno y otro bando y me pareció bien enfrentar su punto de vista con otros. Los generales mambises en cuestión son héroes indiscutibles para ud y para mí. La orden de no dejar títere con cabeza en ese combate no tiene discusión, no importó si tenían 13 o 20 años, si estaban rendidos implorando salvación o combatiendo, Para nosotros la decisión de Martínez Campos los exime de quedar como verdugos o asesinos pero para otras personas no. Ud menciona haber tenido q utilizar las armas en las diferentes campanas q participó y le pregunto: ¿Alguna vez mató?? ¿Si tuvo q hacerlo, se considera un vil asesino por eso?
      Menciona la situación de Cuba y cuanto hubiéramos ganado con adoptar un modelo capitalista feliz aunque con unos cuantos defectillos. Aquí vuelve otra vez a parcializar, quizás por su edad, por la vida q ha tenido o por q realmente no conoce otra cosa. Cuba hoy necesita más q un manual y tutores capitalistas o socialistas, Cuba necesita reformas q nazcan del análisis de toda su historia, necesita ser capaz de concientizar su situación actual sin miedos ni odios q lastren. Si mis facultades de interpretación no me fallan pude leer algo de esto en el programa de somos+, solo espero q no tomen otra dirección, ni encuentre enemigos más feroces y mejor pagados q el gobierno cubano y sus “agentes de seguridad”.
      Como “su” Che estoy convencido q no quiero ser, pero ese se lo dejo a ud. Yo me quedo con el mío.
      Por cierto, si no sabe si soy de pensamiento honrado yo tampoco sé si ud lo es y de la misma forma q yo puedo ser agente de la seguridad (no lo creo) ud también puede ser agente de lo q se me ocurra a mí.
      Saludos

      • Estimado Valdés:

        Agradezco su nueva comunicación.

        Desde el primer momento ya expuse que considera que el único punto en que podía considerar ofendido, lo era, en mi interpretación, por no conocer usted las circunstancias, y no las conocía debido a que no las había expuesto.

        Le expuse las circunstancias y la “formación adicional” que aquel aprendizaje llevó aparejado.

        No voy a seguir con matizaciones sobre cuestiones de interpretación en torno a Ernesto Guevara y similares, pero si quiero aclarar algunas cosas:

        Primera:

        Comenta que yo he dicho: “Ud menciona haber tenido q utilizar las armas en las diferentes campanas q participó”. Eso es simplemente una deducción suya. Yo solamente escribí: “nunca he utilizado un arma, si no ha sido inevitable”. En ningún sitio he dicho nada de campañas o similares. ¿Por qué no ha pensado que me refería, por ejemplo, a cacerías o prácticas de tiro al blanco?

        Segunda:

        Pregunta lo siguiente: “¿Alguna vez mató?? ¿Si tuvo q hacerlo, se considera un vil asesino por eso?” La verdad es que me parece bastante impertinente la pregunta, y bastante alejada de sus formas hasta el momento. De todas las maneras, las respuestas son: Nunca. Si lo hubiese hecho no me consentiría un vil asesino, por las mismas razones que no lo son los mambises que crearon el grito de batalla de “a degüello”, pero sí le puedo garantizar que el recuerdo (pesado y desagradable) me acompañaría toda mi vida.

        Tercera:

        Usted vuelve a interpretar cuando dice: “menciona la situación de Cuba y cuanto hubiéramos ganado con adoptar un modelo capitalista feliz aunque con unos cuantos defectillos”. Nunca he dicho eso. Mis palabras fueron: “¿Aún no se ha dado cuenta que el perverso sistema capitalista, allí donde se aplica de verdad, sin ser perfecto y a pesar de estar lleno de contradicciones y fallas permite a la gran mayoría de la población ser libres y comer decentemente tres veces al día; cosa que otras ideologías aún no han demostrado conseguir en ningún país del mundo?” Sencillamente he contrapuesto las “conquistas socialistas” con las “conquistas capitalistas”. No he hablado de lo que hubiésemos ganado o perdido siendo capitalistas, de hecho usted parece ignorar que en estos momento Cuba, en la práctica, lo que desarrolla es un capitalismo oligárquico-militar de estado.

        Cuarta:

        Usted me parece, quizás me equivoco, seguidor del pensamiento del ala “más progresista” del actual sistema cubano. Habla de las reformas que necesita Cuba. Esas son palabras de los reformistas. Son palabras de los que quieren “cambiar algo para que todo siga igual”. No, amigo mío, Cuba no necesita reformas, lo que necesita es un cambio total y completo del sistema de estado. No conseguimos nada con unas reformas, como mucho conseguiríamos “pan para hoy, pero hambre para mañana”. Lo que Cuba necesita es hacer tambalear y caer todo el actual andamiaje del sistema del estado, sustituyéndolo por otro nuevo.

        En pocas palabras, Cuba lo que necesita es hace la revolución, aún pendiente, que fue, y sigue siendo, traicionada por los actuales detentadores del poder político y económico.

        Quinta:

        Pues sí, amigo, estoy de acuerdo con que se quede con su “che”, yo prefiero quedarme con “mi” Martí.

        Sexta:

        Ninguno de los dos sabemos si el otro es de pensamiento honrado, tampoco sabemos si el otro trabaja para algún servicio policial, de inteligencia o de otro tipo. Pero usted se queda con aquel que escogió, según sus palabras, “el odio como factor de lucha” y yo con aquel que escogió una rosa blanca.

        Saludos.

        • J. M. Presol
          Seré breve esta vez, he dado mi parecer y de antemano he recibido las respuestas q esperaba de ud.
          Quizás mis preguntas le parecieron incomodas y en realidad lo son y no necesito copiar aquí cuando hace referencia a su participación en la lucha contra la dictadura de Castro y la de Franco y es lógico q yo no sepa si fue necesario o no disparar un arma en este periodo, eso solo lo sabe ud.
          No importa cuantas frases descontextualice o interprete para su público, yo me sigo quedando con Guevara, como también me quedo con Martí, con Céspedes, Agramonte,Mariana y los Maceo, Gómez, Baraguá, Mella, País, Camilo, Mayaguara, Reyes…………….. Me quedo con la luz de mi historia y también con las manchas, para no repetir.
          Cada idea expuesta en mis comentarios la ha separado, analizado y categorizado. Es como si fuese el divino rector la historia (pública y no contada) y la lógica cubana. Desvirtuar directa o indirectamente los opuestos y después liberar su verdad lo sitúan en el mismo lugar hacia donde dirige sus críticas. Bastan un par de palabras para q yo sea un posible deshonesto de pensamiento, agente y tibio reformista. Y me surgen otras preguntas para ud: ¿Quién es Juan Manuel Presol?, ¿Es real?, ¿Es la historia contada por ud mismo, q solo ud mismo puede comprobar, real?, ¿Va su idea de cambio radical en la misma dirección de una Cuba independiente?
          Por favor no se sienta incomodado ni mucho menos, solo soy un joven con dudas lógicas.
          Saludos y suerte con “su” proyecto.

          • Estimado Valdés:

            Puede usted ser lo breve o extenso que quiera, es su derecho y su privilegio, pero:

            Primero:

            Si ha recibido las respuestas que esperaba ¿para qué pierde el tiempo? ¿Para qué sigue perdiéndolo? O su trabajo es perder el tiempo en estas cosas. Esta usted realizando la misma labor que su compañero HrDavid, aunque desde otra óptica y parece no estar muy satisfecho.

            Segundo:

            Sus preguntas no me han parecido incómodas, sino impertinentes. No es lo mismo. Por favor revise los textos antes de responder.

            Tercero:

            Por supuesto, lo que yo he hecho en mi lucha contra las dictaduras es algo que, efectivamente, solo se yo, mejor dicho: yo y aquellos que estaban conmigo. ¿Algo que objetar? Le digo lo mismo que a David: pida usted a sus superiores mi expediente e infórmese.

            Cuarto:

            No descontextualizo, simplemente cito; cosa que me parece no le hace mucha gracia. Es usted quien descontextualiza cuando se queda con la idea del “revolucionario romántico y sacrificado” y lo aísla de todas las características que no repito, pues ya están en el artículo.

            Quinto:

            Pues, si me lo permite, usted parece joven, así que le voy a dar un consejo. Sí que queda, de forma consecuente, con todos los que ha mencionado, quite a alguno de ellos, pues son contradictorios entre sí, y puede peligrar su integridad mental.

            Sexto:

            No soy el rector de nada, y menos el rector divino. Simplemente, como usted dice: separo, analizo y categorizo. Eso es parte del llamado método científico, desarrollado por un francés llamado Descartes y es lo que aconsejan como correcto muchos seguidores de la dialéctica materialista.

            Séptimo:

            Dice usted: “Bastan un par de palabras para q yo sea un posible deshonesto de pensamiento, agente y tibio reformista”. Por favor, de nuevo le digo que lea antes de responder. Siempre que he dicho que usted puede ser una de las dos primeras cosas, digo que no nos conocemos y yo también lo podría ser. Sobre la tercera, lo que digo es que habla y se expresa como si lo fuese. En España hay un refrán popular que dice: “quien se pica, ajos come”. ¿Come usted ajos?

            Octavo:

            De todas formas ha eludido lo fundamental de una afirmación mía. La pasa por alto. Quizás es que tenga miedo a tratarla. Se la repito: Cuba no necesita reformas, lo que necesita es un cambio de sistema de estado.

            Noveno:

            Le repito, si quiere verificar quien soy, pida mi expediente. Allí debe estar todo. Ah! Si se decide a consultar mi expediente, de bien mi nombre, yo no actúo oculto ni con seudónimos. Me llamo José Manuel, no Juan Manuel. Repito, lea antes de contestar.

            Decimo:

            Sobre si mi idea de cambio radical va en la misma dirección de una Cuba independiente, la respuesta es fácil. Sí, el cambio debe ser radical. Ya sabe: “Revolución es cambiar todo lo que deba ser cambiado”. ¿Le suena de algo? Sí, voy en la dirección de una Cuba independiente. No concibo otra forma de Cuba que no sea la Independencia. ¿Y usted?

          • J.M.Presol
            Realmente mis superiores no tienen ni idea de quien es ud, ni les interesa nada referente a Cuba, incluso ni hablan español y si he invertido mi tiempo en mantener este debate es para conocer otros puntos de vista y dar a conocer el mío propio sin táctica ni estrategia alguna y por supuesto q no estoy satisfecho porq todas las veces q me ha respondido ha sido lo mismo cambiando de rareza alguna palabra y escudándose en frases de alguna figura incuestionable, algo válido e inteligente pero q no lo exime de ser cuestionado.
            Más q picazón, fue curiosidad lo q me impulsó intercambiar opiniones con ud y hacerle unas cuantas preguntas “impertinentes”. No tengo necesidad de citar ningún refrán español, o de otro país cuando en Cuba tenemos unos cuantos para ilustrar cuanto le han molestado los comentarios q no están en su misma cuerda.
            Ud libera su nombre y su trayecto con valentía en la web para compartirlo con todos y eso tiene gran mérito, pero es una lástima q las nuevas generaciones como yo para dar crédito a su pasado tengamos q tener acceso a los archivos secretos de la seguridad cubana o simplemente haber nacido en otra época y lugar.
            Las citas y los hechos de nuestra historia es algo q tenemos en común y en eso coincido con ud, pero su respectiva interpretación es variante y responde a diferentes puntos de vista. Hoy ud no acepta mis criterios y mis referentes formados en condiciones distintas a las suyas, y le repito: ¿Son por eso menos validos?, frases y hechos pudiera citar. Por supuesto es de esperar q si no comparto los mismos ideales q ud es mi integridad mental la q peligra.
            El concepto de reforma en su totalidad es bastante amplio e incluso “su cambio radical de Cuba”, puede ser interpretado como tal sin importar cuan extremo sea, porq supongo q después del “cambió” se tomará como base la cubanía, la historia en común q podamos tener, las ganas de progresar y de ser independientes, “cambiar todo lo q deba ser cambiado “y la formación una república real “con todos y para el bien de todos”, ¿NO? Pero con absolutismo y sin respeto a las opiniones ajenas, como ya le dije anteriormente vuelve a ponerse de frente a sus propias críticas.
            Pudiera compararlo con tantos otros héroes anónimos y “radicales” pagados o impagados, dolidos por haber sido arrancados de su patria y haciendo la REVOLUCION prometida desde la distancia, pero no soy quien para tomarme tal libertad, no puedo agruparlo con personas de ninguna índole ni pensamiento sin cometer el mismo error q ud al referirse a mí, tampoco puedo porq no tengo la más remota idea de quién es y si depende q sepa algo de la manera q me aconsejó, nunca lo sabré, tampoco perderé mi tiempo en averiguarlo.
            Siga con lo mismo, con René D, o con quien estudie para la ocasión. Espero q algún día pueda volver a su Cerro como ud desea y como cubano q es y q podamos coexistir en el mismo país con respeto y nuestros criterios salvando las distancias, pero si piensa volver con resentimientos y odios (q tanto critica) o tiene alguna otra cuenta particular q saldar q no sea la de ver a su patria, pues quédese descansando en Madrid o donde este.
            Saludos y adiós.

          • Estimado Valdés:

            Volvemos a las andadas.

            Primero

            Parece que se refiere como sus superiores a los que lo son laboralmente en el país que reside, donde está disfrutando de la sociedad corrupta capitalista, pero sin renunciar a su ideología. Otro consejo: no les comente sobre sus simpatías por Ernesto Guevara, si son capitalistas no creo que les haga mucha gracia; si son comunistas, tampoco, recuerde que Guevara era una persona non grata para Castro. Tenga cuidado no le vaya a ocurrir como a otro de sus admirados, me refiero a Mella, asesinado por el estalinista Vidali; o le vayan a enviar a Bolivia a liberar otros pueblos, eso suele terminar mal.

            Segundo

            Si todas las veces le he contestado lo mismo es por una razón muy sencilla: estoy profundamente convencido de lo que digo y no cambio mi discurso según sopla el viento.

            Tercero

            Para que sus razones sean la curiosidad y el intercambiar opiniones, muy empecinado es usted. Ahora le voy a dar otro refrán, esta vez de origen latino: excusatio non petita, accusatio manifiesta; es decir, explicación o escusa no pedida, acusación manifiesta.

            Cuarto

            Lo que es una lástima es que las nuevas generaciones no tengan acceso libre a buena parte de su historia reciente. Ya lo tendrán en la Nueva Cuba.

            Quinto

            Así que mi “respectiva interpretación es variante y responde a diferentes puntos de vista”. Pero no había dicho usted antes: “porq todas las veces q me ha respondido ha sido lo mismo cambiando de rareza alguna palabra”. Por favor, aclárese y no se contradiga, o mi interpretación es variante y responde a diferentes puntos de vista o todas las veces respondo lo mismo. Las dos cosas, al mismo tiempo, no pueden ser. De nuevo lea antes de contestar (ahora léase a sí mismo).

            Sexto

            No señor, el fin de esta discusión no es que yo acepte sus argumentos, o que usted acepte los míos; pero sencillamente es que usted no argumenta nada, simplemente expone y dice que son sus criterios y que hay que aceptarlos, incluso alguna vez ha dicho que ni siquiera son suyos que son los de “él”. Así ni se razona, ni se argumenta.

            Séptimo

            Estoy muy acostumbrado a intercambiar opiniones e ideas con personas de generaciones distintas a la mía y con vivencias distintas a las mías, y evolucionar de acuerdo con ese intercambio. De otra forma no estaría, como estoy, en Somos+. Es usted el que se limita a decir lo que opina, sin argumentarlo, sin razonarlo y espera que sea aceptado. Haga lo que yo, dígame en que se basa, en que fundamentos, en que realidades, y podremos tener un diálogo de otro tipo.

            Octavo

            En ningún momento he dicho que si no comparte mis ideales u opiniones su integridad mental peligra. Lo que he dicho es que peligra cuando usted mete en el mismo saco a Martí, a Mella, a Maceo, a Guevara, etc. ¿De verdad es incapaz de percatarse de muchos de ellos son antagónicos entre sí? De nuevo lea antes de contestar.

            Noveno

            Vamos a ver, yo no he hablado de “cambio radical”, ni tampoco de “reforma en su totalidad”, de lo que he hablado es de la sustitución del actual sistema de estado por otro. Otro que empiece por la igualdad real de todos ante la Ley y termine por el reconocimiento y defensa del Derecho Humano más mínimo. ¿Es tan difícil de entender?

            Décimo

            La Nueva República ha de basarse en todo lo que dice, pero matíceme, por favor, sin ir más lejos, defíname “cubanía”; pero, además, ha de basarse en aprender de nuestros errores, por ejemplo, dejar de poner en un papel que blancos y negros somos iguales, mientras que se crean zonas de baile separados, como ocurría en tiempos (y eso no era lo más grave), o que después de 57 años, ninguno de los órganos de gobierno de Cuba tenga una composición racial ni siquiera aproximada a la de la población nacional.

            Décimo primera

            Déjese de hablar de absolutismo y de respeto a las opiniones ajenas, cuando usted se declara seguidor de Ernesto Guevara. ¿Lo que practicó Guevara toda su vida no fue el absolutismo? ¿La dictadura del proletariado no es absolutismo? ¿El respeto a las opiniones ajenas lo demostró incitando al odio y a los paredones de fusilamiento? Por favor, sea un poco consecuente.

            Décimo segundo

            Y ya para su último párrafo, usted pertenece a una generación a la que se ha enseñado a estudiar, pero sin pensamiento crítico; a leer, pero sin capacidad de discusión; a escribir, pero solo lo autorizado. Afortunadamente hay muchas excepciones, miles de ellas, y sobre esas excepciones reconstruiremos Cuba. “Amigo”, no ha entendido usted nada cuando le he dicho que soy seguidor de “La Rosa Blanca”. Seguro que se la sabe de memoria, pues recuérdela, dígala despacio en voz alta, imprégnese del sentido de las palabras y después dígame donde está la lógica de sus palabras.

            Pues si usted dice saludos y adiós, yo digo lo mismo. Espero lo respete.

          • Señor Presol, disculpe no pueda respetarlo, pero ud ha sido menos q respetuoso conmigo, llamándome desde impertinente hasta deshonesto”. Hay un comentario más arriba muy ofensivo para ud, pero un poco pasado de tono, yo no puedo llegar a ese nivel de síntesis.
            Si para afirmar todo lo q dice de ese ser miserable q para ud fue el che, tiene q remontarse a su árbol genealógico para analizar su genética, ud deja mucho q desear. Lo demás es lo mismo, su veneno regado en cada frase.
            Por personajes como ud (q nadie sabe si son reales), es q prefiero escribir de forma anónima, mis superiores viven en el siglo 21 y solo les interesa: 1- mi rendimiento laboral y 2-mi calidad como persona, no malgastan su tiempo pensando en cambiarme mis ideales, ni en planear asesinatos.
            A simple vista se le pueden ver dos cosas, un odio y un resentimiento tan viejos como ud mismo y su pro capitalismo innegable, quizás hay algo más debajo de esto pero no creo sea pertinente aquí mencionarlo.
            Divide a mi generación por ideales y los q no piensan como ud es porq nuestra educación no nos dio pensamiento propio ni capacidad de discurso, solo puedo decirle q cualquiera de mis profesoras de primaria eran más cubanas, tenían mas educacion, pedagogía y c…….. Que ud con toda su lectura y “preparación militar”
            Sobre lo q menciona de Mella, puede estar convencido de una cosa, prefiero q un loco fanático me dé un tiro q no morirme viejo y lleno de odio lejos de mi patria.
            Ahhhhhh la c……………… de de coraje, no mal interprete

          • Estimado Valdés:

            Sabía que volvería a escribir, usted es un fiel seguidor de Ernesto Guevara, y él nunca cumplió su palabra.

            Le vuelvo a repetir que lea antes de contestar, tanto lo que yo escribo, como lo que escribe usted mismo. De todas formas veo que lo estoy sacando de sus casillas y recurre, principalmente, al sistema de todos los tiranos, y sus seguidores, ante la falta de argumentos, la crispación de las palabras y el insulto, incluso a insinuar malas palabras.

            Primero

            No tengo nada que disculpar, pero nunca he esperado el más mínimo respeto ni de usted ni de ningún seguidor de Ernesto Guevara.

            Segundo

            Nunca le he llamado impertinente, se lo he llamado a una de sus preguntas y, no obstante, le contesté. Sobre otros calificativos nunca se los he aplicado, salvo que, al mismo tiempo, haya dicho que también se me pueden aplicar a mí, al no conocernos entre nosotros. Así que ¿Dónde está el problema?

            Tercero

            Todos nosotros somos fruto de nuestros antecedentes familiares y del entorno. Unos como consecuencia y otros como reacción. Es así de simple. De todas formas a la familia Guevara, salvo error, creo que dedico tres párrafos del artículo, y el resto están dedicados a él, y creo que en ningún punto me remito a su árbol genealógico para analizar su genética (parte de la biología que analiza, estudia y explica la trasmisión de la herencia biológica).

            Usted mismo se remonta a lo que su padre le enseñó con 6 años y en esta respuesta a sus maestras.

            Yo mismo me remonto a lo que mi padre me enseñó con 10 años.

            ¿Hay algo malo?

            Creo recordar que Lenin dijo algo así como que “las revoluciones las hacen los hijos desclasados de la clase a ser eliminada”.

            Cuarto

            Hay mucha gente que sabe si soy real, si quiere comprobarlo puede comprobar en muchos sitios, aparte de con sus superiores, en el consulado cubano en Madrid, en la guía de teléfonos de Madrid, etc.

            Venga, si quiere saber si soy real, yo también quiero saber si usted lo es; le reto a que los dos nos remitamos una fotocopia de nuestro pasaporte en la forma que estime usted adecuada.

            Quinto

            Ya sabe que cuando digo sus superiores, no me refiero a los superiores laborales fuera de Cuba, me refiero a los otros, a los que también les interesa su rendimiento.

            Sexto

            Ya le he dicho que no tengo ningún odio (eso es cosa de Ernesto Guevara que lo consideraba arma de lucha), ni resentimiento (interprete la Rosa Blanca). Si soy procapitalista, no lo soy más que usted que, aparentemente, está fuera de Cuba para vivir mejor gracias a él, en lugar de estar en un rincón de la Isla defendiendo sus ideas y la revolución desde la trinchera que le hubiese correspondido.

            Séptimo

            La realidad es quien divide a su generación y a otras, no yo. Mire a su alrededor y juzgue.

            Octavo

            Le recuerdo que esas profesoras de primaria con más pedagogía, educación y coraje que yo, eran de una formación anterior a la actual y no dudo que la tuvieran, no he tenido el gusto de conocerlas. Pero todas ellas eran componentes de las Milicias y de la FMC, y muchas de los CDR, así que posiblemente tenían bastante más de esa “preparación militar” que yo. La cual, por otra parte, no sé de donde se ha sacado (No se preocupe, ya sé que es una táctica de provocación para sacar información).

            Noveno

            Cada uno es libre de escoger la forma de morir, y puede estar seguro que yo es posible que muera viejo (¿es que usted no desea morir de viejo?), pero no lleno de odio, porque no lo tengo (Rosa Blanca), y tengo fe ciega en que moriré, en una forma u otra, en mi Patria.

            Décimo

            ¡Ahhhh! Nunca interpreté que sus maestras tuviesen otra cosa distinta a coraje como significado de c, si usted me hubiese hablado de alguien de su ideología y con otro tipo de c……, me hubiese hablado, por ejemplo de Vilma Espín, que, aunque no estoy de acuerdo con ella, debo reconocer que los tenía más grandes y mejor puestos que muchos hombres.

            Bueno, no sé cómo despedirme, pues es probable que usted regrese, con el mismo u otro nombre, así que espero le vaya bien.

  3. Respuesta para “yo”no puedo ponerla como respuesta por exceso de cupo.

    Estimado “YO”:

    Quisiera empezar señalando que yo me dirigió a usted como “YO”, pues no ha tenido la amabilidad de decir quien es; también quiero decir que me parece un exceso de confianza y mala educación tutearme y llamarme “pepe”, nadie le ha dado permiso para ello, ni tampoco lo ha pedido. Deben ser defectos de la “educación revolucionaria”.

    Continúo disculpándome por haber retrasado mi respuesta. Ayer fue 10 de Octubre, y me entretuve mucho tiempo volviendo a escuchar, en muchos sitios de Cuba y el exilio, el sonido de la campana.

    Le voy a decir a que Patria me refiero. “El amor, madre, a la patria /
    no es el amor ridículo a la tierra, / ni a la yerba que pisan nuestras plantas; / Es el odio invencible a quien la oprime, / es el rencor eterno a quien la ataca”. Son palabras de José Martí. El, como yo, amaba y respetaba a España, pues nunca la consideró culpable de los males de Cuba; sino que los culpables eran los malos gobernantes y dirigentes. Espero me haya entendido.

    A continuación viene la serie de insultos y descalificaciones típicas de los izquierdistas, cuando no tienen argumentos para debatir. No suelo contestar a esas cosas. Se contestan solas.

    Difícilmente pueden no aprender nada de mi mis estudiantes y mis clases ser un “coñ…” (Por cierto un españolismo, ¿vive usted en España?) pues, aunque si he dado conferencias, nunca he sido docente.

    Varios comentarios coinciden en lo que dice, es normal, cada uno tiene su opinión, tanto propia como pagada, en el caso de algunos. También, por si no lo ha notado, el artículo tiene, en el momento de escribir estas líneas, 329 “likes” y 330 veces ha sido “compartido”. Sin contar otros medios que han pedido autorización para reproducirlo. Eso también cuenta, ¿verdad?

    Así que en este momento dice vivir en un país libre y que no tiene jefes que le digan que decir. ¡Le felicito! No pueden decir lo mismo los 11,000,000 de cubanos del interior. ¿Qué tal si se propone hacer algo para que sean libres y no tengan jefes?

    Difícilmente puedo darle o quitarle la razón sobre si conoce Cuba mejor o peor que yo, Si no sé quién es, no puedo aproximarme a su conocimiento para evaluarlo. Los años pasados en Cuba no significan nada, ya sabe que es mucho mejor la calidad que la cantidad, poco tiempo muy intenso, con los ojos del corazón, pueden ser mejor que mucho tiempo con ojos de otro tipo.

    Comprendo que la educación e influencia que haya recibido en Cuba le hayan acostumbrado a leer y no comprender, sino simplemente habituado a interiorizar consignas y luego repetirlas. Nunca he dicho que Fidel le dijese, solo he dicho que la “versión de las dos ráfagas” y demás aparece en el prólogo-introducción de Fidel Castro al Diario de Bolivia. A partir de ahí se repite una y otra vez, como es usual, perdiéndose, a base de repeticiones, sin saberse bien por quien lo cita de donde viene la “historia”. Repito ¿quién se lo contó a Fidel? No hay más testimonios y pruebas documentales que su palabra, y ya sabemos lo que vale esa palabra.

    Siguen insultos que continuo sin contestar.

    Ernesto Guevara no es el único y exclusivo responsable de la situación en Cuba, pero si de buena parte del nacimiento de la misma. Acaso olvida que tuvo bajo su “tutela” el Banco Nacional de Cuba, el Ministerio de Industria y el INRA. Que estaba en el “gobierno en la sombra” que redactaba leyes y decretos “revolucionarios” desde la playa de Tarará, donde tenía su residencia.

    Le repito que yo no me invento nada, no como usted que se ha inventado mi docencia en la Universidad y sigue insistiendo en ella. Repito mi consejo, lea y asimile, no repita consignas sin pensar. Por cierto en la universidad de los países libres, no se prescinde de un profesor por su forma de expresar o su pensamiento; eso solo pasa en regímenes totalitarios.

    Al final usted, como la mayoría de los críticos a este artículo, se define como revolucionario no conforme con la situación actual en Cuba. Mire la situación en Cuba no se arregla con un cambio de gobierno. Me da lo mismo quien gobierne, si es en las mismas condiciones. Cuba no necesita un nuevo gobierno. Lo que Cuba necesita es un cambio de sistema de estado. Es decir: necesita hacer una revolución. Yo si soy revolucionario, no usted. Ser revolucionario no es cambiar a Lenin por Stalin, o a Stalin por Trotski, o a quien sea por el ideólogo marxista de moda, significa, hoy, para Cuba, sacudir el estado hasta sus cimientos, permitiendo al pueblo que elimine todo lo podrido y comenzando a reconstruir todo lo destruido. Le repito, yo si soy revolucionario.

  4. Es simplemente curioso como a muchos no les gusta leer sobre la historia no contada, y se creen lo que quieren creer. En la Cuba que viene saldran de las cloacas historias de el Che que estan muy guardaditas por esos que hoy dicen adorarlo. Defiendan proyectos y no ideales, defiendan resultados y no hombres o lideres heroicos, tanta banderita no da de comer a tanta gente pasando hambre. El Che por definicion era un asesino (busquen el el diccionario) estan documentadas cientos de ajusticiamientos de su propia mano, y da igual en nombre de que o de quien lo hiciera, fue un asesino, a partir de ahí pueden adorar todo lo que quieran, seguirá siendo un asesino, hay gente que adora a Franco o Hitler asi que no me asombra nada.

  5. Jose Manuel,el defecto del Che era el mismo de los nazistas,lo documentaban todo,pero muchos se empeñan en decir que son inventos,no es tan facil despertar y descubrir que en todo lo que creias en mentira.

    • Sinceramente había encontrado muchas relaciones entre el comportamiento de Fidel y los nazi-fascistas, como: 1) la marcha de las antorchas en la Universidad y la marcha de las antorchas en Munich 2) la marcha de Santiago a La Habana y la marcha sobre Roma; pero no había caído en esta faceta de Ernesto Guevara.

      Muchas gracias por llamarme la atención sobre ello.

  6. Por suerte la frase pasara a la historia como uno de los tantos fracasos revolucionario,repetirla como papagayo no ha servido de nada,hoy miles de jovenes que fueron obligados a decirla viven en paises capitalistas y muchos de los de adentro viven de la doble moral comunista.el Che se rindio como mismo se rindio Fidel en el Moncada.

      • Muchas gracias, palabras como las suyas me dan ánimo para seguir.

        Bueno, si me lo permite, también me dan ánimo los comentarios de algunos “simpatizantes de la revolución”, es que uno nació en El Cerro y es, por naturaleza, peleón.

        Vd me entiende, ¿verdad?

  7. En general nunca estuve muy de acuerdo con Ché, pero de algo estoy seguro, cuando pase el tiempo nadie sabrá que existió Juan Manuel Presol, pero del Ché se seguirá hablando, para bien o para mal. Juan Manuel: no sirvió.

    • Se ha repetido usted con otro comentario. No se preocupe.

      No estoy interesado en perdurar en la Historia. Estoy seguro que Ernesto Guevara será olvidado por las nuevas generaciones de la nueva Cuba o, en todo caso, recordado como una pesadilla.

      ¿Cree usted que hay muchos jóvenes rusos que sepan quien fue Aleksandr Nikoláyevich Shelepin?

      Por cierto, para el próximo comentario, le agradecería que rompiese la costumbre de sus compañeros y usase su nombre completo.

      Muchas gracias.

    • Por cierto mi nombre es José, no Juan. Espero que el resto del artículo haya podido leerlo y asimilado mejor

  8. un articulo vanal y superficial, sinonimo de que ya somos+ comienza desviarse de la objetividad que lo caracterizaba. este “don nadie” trata de echar por tierra en una cuartilla de mierda toda la vida de un gran hombre, que como todos tendria sus grandes defectos pero de que dejo grandes huellas por donde quiera que pasaba nadie lo puede negar. el senor jose manuel no le llegaria nunca ni al dedo gordo!!! no soy comunista, ni socialista ni un demonio pero al pan pan y al vino vino. una simple pregunta para el sr presol: por que la imagen del che es una de las mas reproducidas en todo el mundo y el es de las figuras mas mundialmente conocidas?
    le pediria a somos + que revise los articulos antes de publicar para que no pierdan credibilidad…

    • Estimado yo,

      Muchas gracias por sus comentarios, aunque sobran expresiones de mal tomo como “cuartilla de m..” Como personas civilizadas creo que podemos hablar en otra forma, sin perder objetividad ni razón.

      Todos los datos utilizados están a disposición de cualquiera en los siguientes libros:

      – Diario de Motocicleta.- Ernesto Guevara.
      – Diario de Sierra Maestra.- Ernesto Guevara.
      – Diario del Congo.- Ernesto Guevara.
      – Diario de Bolivia.- Ernesto Guevara.
      – La Cara Oculta del Che.- Jacobo Machover.
      – Che Guevara, A Revolutionary Life.- John Lee Anderson.
      – Aquí va un soldado de América.- Ernesto Guevara Lynch (padre de Ernesto Guevara).
      – Mi amigo el Che.- Ricardo Rojo.
      – Otra vez.- Colección de cartas de Ernesto Guevara.
      – Obra revolucionaria.- Ernesto Guevara.
      – La Guerra de Guerrillas.- Ernesto Guevara.
      – Evocación, mi vida con el Che.- Aleida March (segunda esposa y viuda de Ernesto Guevara).

      Efectivamente Ernesto Guevara dejó grandes huellas, pero de esas que ninguna persona medianamente consciente desea en su tierra.

      Le puedo decir que no deseo estar por encima de nadie, pero que, en lo de llegarle al dedo gordo, creo que si. ¿Lo ha conocido usted en persona? Yo si, muy joven, pero lo he conocido.

      Su imagen es una de las mas reconocidas del mundo gracias a la gran labor propagándistica y de imagen hecha por el castrismo, muy necesitado de mártires para sobrevivir ante la falta de auténtica doctrina y filosofía política.

      Por cierto, que quien inicio la divulgación de su conocida imagen, así como de su Diario en Bolivia fue el editor italiano Giangiacomo Feltrinelli, que en sus “ratos libres” se dedicó a crear y organizar el grupo terrorista italiano Gruppi de Azione Partigiana y que murió al estallarle antes de tiempo una bomba que estaba preparando. Edificante, ¿verdad?

      Por cierto, estimado yo, no se oculte tras el anonimato. Las personas que tienen de su parte la razón no se esconden, salen a la luz con su nombre y apellidos.

      • jose
        primero q nada soy completamente libre de decidir si mantengo o no mi aninomato, eso no es de su incumbencia asi que no desvie la atencion.
        segun ud la fuerza comunicativa del castrismo es casi infinita y ha logrado propagar la imagen del che en todo el mundo… no sea iluso senor mio eso no se lo cree ni ud!!
        es penoso que eliecer y somos + permita publicaciones tan vagas y sin sentido como esta. que objetivo persigue con esto?
        y asi que conocio al che? y por supuesto no tiene nada bueno que destacar sobre el, no? parece que no lo conocio tan bien entonces. noto un poco de envidia y hasta miedo en sus palabras. algo que reprocharle?
        trata de demostrar que la mayor parte de la biografia consultada esta escrita por el che y sus allegados pero no hace mas que sacar las frases de contexto como cualquier mediocre embustero y manipulador.
        de veras se tomo el tiempo de leer el diario del che en bolivia o simplemente fue buscando las frases que le acomodaban para redactar este papelazo?
        acaso no has leido las declaraciones del que fuera un soldado que lo asesino? se le aflojaron las piernas y le disparo en rafaga con los ojos cerrados y las manos temblorosas; no pudo matarlo de la primera rafaga y tuvo que volver a disparar otra para cumplir la mision encomendada. ante un hombre indefenso que a un soldado le ocurra esto, solo puede deberse a la grandeza del hombre al que se disponia a asesinar. ud hubiese podido apretar el gatillo? lo dudo mucho!
        ah y que me disculpen los lectores por lo de “cuartilla de mierda” pero la verdad que no encuentro otro adjetivo que pueda representar mejor lo que pienso de su papelucho. dicen que cuando las malas palabras se utilizan oportunamente no son ofensivas.
        le recomiendo que se dedique a otra cosa porque la historia y la redaccion no son su fuerte.
        y a eliecer y a somos+ le sugiero que busquen mejores editores y redactores para su blog.

        • Estimado “YO”:

          Primero que nada reconozco que es usted completamente libre de mantener su anonimato, salvo que lo haga por instrucciones o conveniencia de sus superiores, en ese caso ya no es un hombre libre. Si cree que tiene la verdad, le desafío a que de su nombre, apellidos, donde vive, etc., para que todos le conozcamos y admiremos. Es el mínimo reconocimiento que merece quien “tiene la verdad”.

          La fuerza comunicativa del castrismo, unida a la de miles de comunistas regados por el mundo y a la de otros miles de (la denominación no es mía, es de Stalin) “tontos útiles”, si es capaz de eso. Por otra parte, la gran cantidad de recursos que han desaparecido de la Isla de Cuba, desde llevarla de ser en 1958 el segundo país en renta per cápita de América (dos veces la italiana y cuatro la española de ese año), a ser el penúltimo (solo “superado” por Haití), de ser un país que influía con su producción en el precio del azúcar a nivel mundial a tener que importar azúcar brasileña para atender al cupo que se reparte por “la libreta”, de ser exportadora de café a tener que comprarlo y racionarlo, etc., han tenido que dedicarse a algo. ¿O es que han desaparecido? ¿O es que alguien tiene esos recursos en sus cuentas personales?

          Sí, he conocido a Ernesto Guevara y por eso le digo que no tengo ningún tipo de envidia, ni miedo. ¿Reprocharle? ¿Le parece poco el haber contribuido a destrozar social y económicamente mi Patria?

          Léase los Diarios de Motocicleta íntegro y dígame si no hay racismo y homofobia en sus expresiones sobre muchas personas en Bolivia, Perú, etc. Léase el Diario del Congo y dígame lo mismo. Léase el Diario de Bolivia y encontrará lo mismo. Por cierto, ¿no ha reparado en que, en este país, empezó a tener bajas entre sus hombres antes de entrar en ningún combate y confrontación, simplemente por un tema de sanidad? El, el “guerrillero heroico” no era capaz de dictar y hacer cumplir unas mínimas normas de higiene. El, que había pasado por la “gloriosa” experiencia de la guerrilla cubana, que había empezado una carrera de Medicina. Léalo, hombre, está escrito por Ernesto Guevara.

          Cuando lea, sepa lo que lee, esa descripción de la muerte de Guevara, por dos ráfagas, la frase de “va a matar a un hombre” y demás historias han sido dichas por Fidel Castro (introducción-prólogo al Diario de Bolivia), quien nunca ha sido capaz de contestar a ningún periodista extranjero sobre cuál fue el testigo que se lo contó. Nunca fueron hechas por ningún soldado, entre otras cosas porque para proteger la personalidad de ese soldado “ejecutor”, siempre se ha dicho que lo hizo un sargento (no un soldado) de nombre Mario Terán, habiendo en aquellas fechas tres Mario Terán en el Ejército de Bolivia y tres “Marios” en la unidad de rangers que capturó a Ernesto Guevara. Eso se hizo para protegerle de posibles represalias y todos los Mario Terán siempre se han mantenido en el “yo no fui”, así que ya me dirá ¿quién estaba allí para contarlo?

          Lo lamento por usted, pero no me dedicaré a otra cosa, hasta que Cuba sea libre o ya no tenga fuerzas para hacerlo. ¿A que algunas veces hago daño con lo que cuento y salen grietas en el muro de su firmeza revolucionaria?

          • estimado pepe
            cuando hablas de patria me imagino que te refieras a espana, no? porque no creo sepas mucho de cuba para hablar de ella. simplemente estas haciendo lo que parece sueles hacer con todo, repetir como un papagallo lo que escuchas o lees. no tienes un criterio propio para nada, pobres estudiantes suyos que no tiene nada que aprender de usted, sus clases deben ser un conazo!!!
            parece que varios comentarios coinciden en que sus palabras estan cargadas de odios y sentimientos negativos.
            y sobre libertad te puedo garantizar que en estos momentos vivo en un pais libre y que no tengo jefes que me digan lo que tengo que escribir, para tu tranquilidad te aseguro que lamentablemente no es cuba. pero ademas afortunadamente he tenido la oportunidad de darle la vuelta al mundo y no creo en historias contadas por nadie pues he podido tocar las cosas con la mano. y muy por el contrario que tu he podido vivir buen tiempo tambien en cuba y conocerla muy bien, o al menos mucho mejor que tu.
            y la anecdota del soldado no me la conto fidel, es una historia que ha recorrido el mundo incluso puedes leerla en el nuevo herald, acaso tambien ese periodico esta bajo el control de los castros?? no digas mas idioteces!!
            donde si dio en el blanco es en lo de que soy revolucionario, muy por el contrario a los castros y demas dirigentes de cuba que solo repiten como ud conceptos hasta aprenderlos de memoria pero nunca interiorizarlos ni aplicarlos. le reitero que yo si lo soy!! ellos NO. y ud seguro que tampoco, es un consrvador frustrado y lleno de odios, reproches y envidia.
            asi que el che destruyo social y economicamente a cuba? de que habla ud?? en el peor de los casos no tuvo ni tiempo. la situacion de cuba en 2016 se debe a la accion del che 50 anos antes?? ud lo que esta es enfermo!! ni usted mismo sabe de que hablar, esta mas decrepito ya que fidel en sus “Reflexiones”, lo mismo habla del che, que de los castros , que de la revolucion; esta divagando como un trastornado, atiendase eso que puede ser alzhaimer.
            como dice manuel merida, hay tanto caldo de cultivo en la cuba de despues de 1959 y sus dirigentes que no hace falta inventarse nada, su unico problema es que como no sabe de lo que esta hablando se lo tiene que inventar.
            si el decano o rector de la universidad autonoma de madrid se leyera sus articulos en somos + usted tendria los dias contados ahi. pobres de sus estudiantes!!!
            y pobre de elicer y su proyecto si le permite seguir escribiendo y no pide perdon por haber permitido publicar estos articulos mediocres.

    • Completamente de acuerdo con este comentario de YO. Lo siento, pero por lo escrito en este artículo, Guevara era una verdadera plaga inmunda.
      Mucha de nuestra historia esta incompleta y cambiada a conveniencia, eso lo sabemos. Pero atencion con esos giros de 180 grados para destruir bases históricas. Se necesitan mas que palabras para esto. El artículo estará basado en fuentes y datos escritos, pero con una carga de opinión personal que dificilmente pasa desapercibida.

      • Estimado Ebert,

        Por favor, no me adopte, como “YO” una posición de “buenismo”. La gran mayoría de los cubanos y muchos nacionales de otras latitudes saben perfectamente quién era Ernesto Guevara.

        El calificativo de “plaga inmunda” lo ha puesto usted, no yo. Sus razones tendrá, para llegar a esa conclusión con mi escrito.

        Nuestra Historia, la de Cuba, no está incompleta. Puede estar a falta de profundizar en muchas cosas que se han ocultado, pero incompleta no está. Está escrita en miles de documentos y estudios. Está en la cabeza de miles de cubanos regados por el mundo. Ni yo, ni otros muchos que no están con la llamada “revolución” la hemos cambiado a conveniencia, son otros los que lo han hecho.

        Precisamente por eso; si, por eso, no doy ningún “giro de 180 grados para destruir bases históricas”. Ernesto Guevara no es, nunca lo ha sido, una base histórica. Las bases históricas, en lo que nos concierne como cubanos, son aquellas que, de una forma u otra, han contribuido a crear lo que somos, y van desde los pobladores autóctonos indios y los colonos que vinieron a construir y no a arrasar, a los verdaderos revolucionarios antibatistianos, pasando por nuestros mambises.

        Ernesto Guevara no está en ninguna de esas categorías. El no fue más que un extranjero aventurero, con su cabeza llena de fantasías, grandeza y complejos hacia su persona y el mundo y que quiso llevarlos a la práctica a costa de la sangre de nuestro pueblo.

        Por favor, no se confunda.

        Y ¿no es opinión personal, inducida por alguien, lo que usted escribe? ¿En que documentación y hechos históricos se basa para decir que Ernesto Guevara es o fue una base de algo sólido y constructivo? ¿Qué hizo que permanezca en nuestra cultura y forme parte de nuestro ser?

  9. Jaaaaaa, no puedo estar de acuerdo con todo lo antes planteado, igual es su opinión y no cabe entrar en detalles porque mártir o no para mi en lo personal, fue un grande junto a Camilo, y simplemente para mi si es un grande, serio!!! Su comentario es un poco ofensivo como empieza !! En fin que descanse es paz hizo mucho mas que usted!! Hay muchas historias igual que no son contadas, y se enfoca en su perspectiva, y la mía es totalmente diferente!! Pensaba que aqui publicaban articulos serios sobre como cambiar hacia un futuro mejor de cuba pero veo que empezo la difamacion y mas de una persona ya muerta!!Saludos

    • Estimado WSCORPIO,

      Para no cansar a los lectores, le ruego lea algunas de mis fuentes en la respuesta que le doy a su colega “yo”.

      Por favor, no me compare a Guevara con Camilo. Solo le pido que recuerde que cuando Guevara no se atrevía a encabezar los combates nombró a Camilo jefe de la vanguardia de su columna, de ahí el apodo “Señor de la Vanguardia”. Que cuando Guevara andaba errante y destrozando a sus hombres atravesando las antiguas provincias de Camaguey y Las Villas, Camilo desviaba el rumbo de su columna para atraer tropas batistianas, a fin de salvarle el pellejo. Y, finalmente, que cuando se dio sepultura definitiva, al capitán Roberto Rodríguez “Vaquerito”, único muerto de la columna de Guevara en la batalla de Santa Clara, su comandante estaba muy ocupado al mando de La Cabaña y no acudió al acto, pero Camilo, que sabía, como Vaquerito, lo que se sentía cuando una bala entra en la propia carne, si tuvo tiempo para acercarse honrar a su compañero y llorar junto a su madre.

      No compare, por favor.

      Como verá, por mis fuentes, es difícil decir que difamo.

      Y como a su compañero “yo”, le digo: “Por cierto, estimado WSCORPIO, no se oculte tras el anonimato. Las personas que tienen de su parte la razón no se esconden, salen a la luz con su nombre y apellidos.”
      El futuro de Cuba empieza, entre otras cosas, en dar a conocer a nuestro Pueblo cual es su verdadera historia y no la pila de mentiras que les han estado contando durante 57 años.

      • Estimado amigo valoro mucho sus post anteriores, y comentarios que ha realizado, en este no puedo estar de acuerdo, principalmente por na forma que empieza el mismo, de una forma déspota hacia el che. Quiera o no el existió y para bien o para mal su legado existe, todas esas historias las había leído antes de este post, ahora saco mis propias conclusiones sobre algo como usted, y simplemente no estoy de acuerdo. Otra cosa no es anonimato mi nick busque y verá, saludos y no viva en el pasado sino pasara a parecerse mucho a los que crítica, y lo ratifico el che y Camilo para mi son grandes y siempre lo serán, saludos

        • Estimado WSCORPIO:

          Esto empieza a resultarme chocante, ya son cuatro las personas que no están de acuerdo con mi artículo, se declaran o insinúan ser anticastristas, pero admiran a Guevara, al cual no se le dejó terminar su trabajo, y que, en una u otra manera también muestran su preocupación de que esto pueda perjudicar el movimiento de Eliecer. Lo más curioso es que hay frases que parecen copiadas, como si fuese una sola persona, o cuatro que estuviesen muy coordinadas entre sí. De todas formas, muy poca cosa ante 340 “likes” y veces compartido (solo desde esta web). Cuatro con “poca cosa”.

          Empiezo por el final. No voy a buscar el significado de su seudónimo. Hace poco alguien me aconsejó no gastar mis neuronas en ciertas cosas. Si se cree en posesión de la verdad, simplemente ponga su nombre y apellidos y no nos haga perder el tiempo.

          Espero que nunca me parezca a los que critico, pero eso solo el tiempo podrá decirlo. Pero ni usted ni yo tenemos el don de adivinar el futuro.

          De acuerdo en que Camilo es grande, posiblemente el más grande de la revolución; pero no lo estoy sobre Guevara (sabe usted que él solo permitía a los que consideraba sus amigos llamarle Che, por eso yo nunca lo uso), salvo que sea grande como un gran asesino obnubilado por sus ideas de grandeza y “revolución”.

          Para dejar zanjado el asunto, supongo que lo conocerá, pero le voy a dejar este link al discurso de Guevara ante la ONU donde pronunció su famosa frase sobre los fusilamientos:

          https://www.youtube.com/watch?v=fd9zwJaYxgQ

          Ahora le voy a citar a uno que si es grande, más que Camilo:

          “El amor, madre, a la patria
          no es el amor ridículo a la tierra,
          ni a la yerba que pisan nuestras plantas;
          Es el odio invencible a quien la oprime,
          es el rencor eterno a quien la ataca”
          José Martí.

Comments are closed.

IP Blocking Protection is enabled by IP Address Blocker from LionScripts.com.