Libertad económica en pocas palabras

 

Por: Gretther Yedra

Son muchos los que sostienen que la libertad económica sólo sirve para que los ricos sean más ricos, pero no les funciona a los pobres. Si le tienes amor a esta libertad, te ofenden y te llaman insensible. Sin embargo, en la práctica es, precisamente, la libertad económica  la manera más eficiente y eficaz para sacar a la gente de la pobreza. Aun así, son muchísimos los que todavía piensan que la total libertad, solo sirve para que seas libre de morirte  de hambre.

Estos criterios me han llevado a una serie de lecturas, a escuchar conferencias dadas por politólogos y economistas sobre qué es la libertad económica. Después de hacer apuntes y fichar datos, me propongo hacer un breve ensayo  para explicarle en pocas palabras al cubano de a pie, tan ajeno a estos temas, qué se entiende por Libertad Económica.

Si nos dirigimos al Índice de Libertades Económicas que da todos los años la Fundación Heritage, podremos ver exactamente cuáles son estos países. Ellos hacen todo este análisis para conocer en qué países hay mayor libertad económica para poder poner negocios y en cuáles se puede trabajar. Toman el PBI percápita de los 35 países con más libertades económicas del planeta y lo dividen por el PBI percápita de los países más deprimidos económicamente.

Ahí vemos que los habitantes de los países más libres producen 11 veces más dólares por cabeza. 44 000 dólares contra 3 800. Ajustamos también por la capacidad de compra y la brecha entre los libres y los reprimidos, y esta se reduce. Pero todavía los pobres de las naciones libres siguen siendo 6.3 veces más ricos que los pobres de los países reprimidos.

Los números demuestran que en ambos grupos hay una desigualdad similar. Los pobres de los países más ricos son seis veces menos pobres que los pobres de los países reprimidos. Entonces, ¿qué sistema permite salir más rápido de la pobreza? Pues los números comprueban que los países más libres, que gozan de libertad de mercado,  son los que permiten sacar a los pobres más pronto de la pobreza.

Si vemos el ejemplo de Argentina en el índice, veremos que está entre los  diez países más reprimidos. Se pelea por el puesto con Cuba y Venezuela. Estos tres países, cuando eran libres, es evidente por cifras y datos que podemos encontrar, que tenían más crecimiento económico, y mayores ventajas para sus poblaciones con mayor grado de pobreza.

Lo más impresionante es que precisamente estos tres países fueron los países más ricos de Latinoamérica. Sin embargo, ahora están en franca decadencia y caída libre. Y aquí vemos el caso de Cuba, donde la pobreza es acuciante excepto para sus gobernantes que viven de cargos vitalicios y “derecho divino”. Venezuela tiene la inflación más alta del mundo, y el gobierno se mantiene gracias a la brutal represión a la oposición y al pueblo en general.

Argentina tiene la segunda inflación más alta del mundo,  con impuestos que te obligan a trabajar siete meses para el estado, el cual es enemigo de las empresas. No es extraño entonces que estos tres países estén en recesión cuando el resto de los países latinoamericanos crecen.

En Argentina no puedes comprar dólares, por tanto, toda su economía está atrapada. Cuba, como todos sabemos y para nadie es un secreto, hasta la comida está racionada por la vieja libreta de abastecimiento.

Sin dudas es cierto que aunque haya libertad económica, esto no garantiza que haya desafíos en cuanto a la igualdad de oportunidades. Siempre, en toda la historia de la humanidad han existido personas más pobres que otras, pero es indudable que el sistema que tiene más libertades económicas son los más eficaces para hacer salir de  manera más eficiente a una situación de progreso, brindando oportunidades de trabajo a estas personas.

Según datos del profesor Steve Horwitz, en Estados Unidos, 9 de cada 10 personas que eran consideradas pobres en 1979, para 1988 ya no lo eran. Asimismo datos de la universidad de Michigan demuestran que el 90% de las familias que vivían en pobreza durante 1975, para 1991 ya eran consideradas personas de clase media salidas de la pobreza.

Chile es un gran ejemplo de cómo se puede salir de la pobreza cuando son implementadas libertades económicas en una forma muy rápida. En sólo 30 años, Chile logró posicionarse en el puesto No. 7 de este ranking mundial. En el presente este país latinoamericano, no europeo, para que no digan que busco ejemplos lejanos, sobrepasó a Argentina con índices de menor pobreza, menos violencia y asesinatos, menor mortalidad y natalidad infantil.

La gran cruzada que tenemos los amantes de la libertad en Cuba y América Latina, es hacerles entender a nuestros compatriotas que la libertad económica no es su enemiga, sino su mejor aliada. Si de verdad queremos que nuestro país salga adelante, y tenga un progreso sostenible sin sobresaltos políticos, debemos aunar nuestras fuerzas y disposición para enfrentar el proteccionismo y el estatismo que caracteriza  la mentalidad de los latinoamericanos en general. La libertad es una sola, no existen diferentes tipos de libertades. Y cuando un gobierno restringe tu libertad económica también está masacrando tu libertad. Libertad que tú puedes emplear para obtener oportunidades de negocios en otras partes del mundo, y poder decidir en qué quieres trabajar y con quién. Porque la libertad económica es poder decidir qué hacer uno y solo uno, con el fruto de su trabajo. Eduquémonos hacia esa libertad.

 

 

The following two tabs change content below.
Gretther Yedra Rodriguez

Gretther Yedra Rodriguez

Nací en un pueblo de una hermosa ciudad el veinticuatro de junio de 1982. Crecí y me formé con unos padres que inculcaron en mí, más que amor por la revolución o por los líderes de esta, un inmenso amor a la Patria y a un Martí desconocido por muchos en nuestra Isla. Licenciada en Español y Literatura,  tuve el orgullo de ser maestra y de formar en mis alumnos valores y principios dignos de un ser humano. Creí, como muchos... y también me decepcioné. Una tarde, con mi niño de la mano y un montón de recuerdos, tristezas, inconformidades, algo de desasosiego y otro poco de incertidumbre, me marché de mi patria. Mientras el avión despegaba los versos de José María Heredia se asieron a mi maleta y desde entonces no me abandonan... No sería martiana, y mucho menos cubana si no luchara de algún modo por una Patria Libre. Tengo una fe inconmensurable en el movimiento Somos +, es por eso que desde mis palabras estaré con ellos.
Gretther Yedra Rodriguez

Últimos posts de Gretther Yedra Rodriguez (ver todos)

Comentarios con Facebook

comments

7 comments on “Libertad económica en pocas palabras
  1. Bueno amiga buen post, pero hay cosas mal empleadas mal informadas, en cuba los índices de desnutrición son los menores de toda América comparado con tu chile, con mejor taza de mortalidad y esperanza de vida, al contrario, existe un sobrepeso en la población cubana, y viéndolo muy sencillo hay menos pobreza que en otros países de América, que no existan libertades economía es otra cosa, pero hambre? No me parece, la mayoría de los cubanos comen diariamente, por otro lado comentaste sobre Venezuela, el tema de Venezuela es mas complicado, la segunda nación mas rica según recursos naturales del mundo, con mas de 30 millones de habitantes, donde la mayoría se acostumbró a que le lleven la arepa a la mesa, un país donde no se produce y no por culpa de ningún gobierno, por culpa de ellos mismos que no explotan sus capacidades y prefieren importar, es mas delicado y te propongo investigar mas al respecto, en fin saludos

    • SCORPIO
      El problema de Cuba es tambien interesante en cuanto a desnutricion,es verdad que se come para no decir mal come,la libreta de racionamiento no garantiza tres comidas al dia y hay escazes de prodcutos en el mercado,como leche,cereales frutas,si no hay desnutricion es gracias al mercado negro donde la mayoria recurren para resover los problemas,por otra parte los salarios dan pena, imposible vivir de ellos,si desapareciera el mercado negro todo fuera muy distinto.

      • Amiga(o) tienes razón, pero en cuba sea como sea no hay niños muriendo de enfermedades o sin alimentos en las calles, te propongo que me comentes uno de América, igual se desvía del tema principal, pero para ese tema principal se debe argumentar bien, no diciendo que en cuba hay hambre porque no es real, que no te puedas comer lo que te da la gana es otra cosa, saludos

        • SWCORPIO
          Entonces usted cree que un jubilado con una pencion de 204 pesos mensuales pueda comer dos comidas diarias dura 30 días,eso es imposible,eso ganaba mi padre despues de unos 35 año de trabajo y no le alcanzaba ni para 15 diaz,yo lo tenia que mantener,si no mi padre hubiera pasado hambre.

          • Al final paso hambre? En cuba hay mas variantes, en este caso usted ayudo a su padre por obligación y deber moral, están los círculos de abuelos donde se les brinda desayuno, almuerzo y merienda, aparte de tener servicios médicos garantizados, ahí los abuelos se distraen toda la mañana y tarde donde vengo yo hay uno que mi abuela estando viva acudía todos los días y se sentía muy bien, el costo de este!? 25 pesos mensuales, en fin como dije no tenemos libertades económicas, pero amigo emplear el uso de pasar hambre en cuba pasa los límites, es mas que palabras mal argumentadas, derogas a tu país haciendo ese tipo de señalamientos, lo que esta bien o lo que funciona algo hay que reconocerlo también, saludos.

          • Swcorpio, usted tiene toda la razón,, en Cuba no se pasa hambre,ni nada por el estilo. Lo llevaría a ver a alguna personas que cuando viene el huevo se ponen contentos cual si fuera carne, porque llevan días comiendo arroz y boniato. Por demás se supone que un jubilado, en Cuba los hay, porque los conozco por cientos que tienen que seguir trabajando en otra cosa para poder comer.
            Se supone que esta revolución se instauró para que la gente al jubilarse viviera decorosamente y no de la limosna que le da el estado cubano. La lista es larga y no es solo el tener que llenarse con boniato y vivir sentado en su casa sin poder salir a un restaurante, a una playa, a un hotel, a un teatro.

  2. // Hay libertades y libertades //

    “Libertad económica” es una expresión bien vaga y peligrosa.

    Puede suceder que haya libertad para que…

    … algunos o muchos se aprovechen de las necesidades de los demás para proveerles productos o servicios a los precios que les parezcan, con la calidad que les convenga, porque no se dispone de otros proveedores, o porque se ponen de acuerdo los proveedores para sacar lo más dando lo menos? ¿O si ocasionan daños al medio ambiente al proveer esos productos o servicios? ¿O si emplean a otros para hacer sus negocios de forma abusiva y/o dañina para los empleados, aprovechándose de que estos no tengan opciones o, de nuevo, de que los empleadores se pongan de acuerdo para aprovecharse de los empleados?

    … los servicios médicos sean como un negocio, donde se da lo menos posible a los “clientes” (pacientes, en este caso) a cambio de sacarles lo más posible? ¿O si las personas no reciben la alimentación más apropiada, o la preparación física y mental más apropiadas para que desarrollen una vida lo más plenas y provechosas posibles para ellos mismos y para el resto de la sociedad?

    … el gobierno sea controlado de una u otra manera por algunos o muchos manipuladores o con recursos para comprar a los gobernantes, de forma que se benefician, aunque con ello perjudiquen a los demás ciudadanos o al país? (>>>¿Ven alguna similitud de esto último con el trumpismo en EEUU?)

    Hay que tratar que las limitaciones al ciudadano sean las mínimas, pero hay muchísimas que son imprescindibles, para bien de todos. Y es una grande y peligrosa falacia pensar que el individuo puede defenderse de las malas ofertas teniendo la “libertad” de escoger otras cuando es difícil evaluar lo que se le ofrece y/o no existen alternativas.

    Una sociedad humana, un país, una nación, es una institución magnífica porque nos es imprescindible para vivir bien y ser felices, pero es sumamente compleja y no puede ser definida por reglas simples. Se requieren una Constitución y legislación bien fundamentadas y bien redactadas. E instituciones capaces de desarrollar y hacer funcionar y respetar esas legislaciones. Y los gobernantes que dirigen y son responsables de las instituciones. Y los comunicadores sociales capaces de explicar lo que debe hacerse y criticar lo que está mál hecho. Y los maestros que desarrollen bien a niños y jóvenes para todo eso y para que sean padres buenos para todo eso.

Comments are closed.

IP Blocking Protection is enabled by IP Address Blocker from LionScripts.com.